Compra un Opel segunda mano al mejor precio en AutoScout24.es

Encuentra el coche ideal

Ofertas para tu búsqueda

Ofertas para tu búsqueda

El fundador de la empresa, Adam Opel, hizo sus primeros pinitos en 1862 con la fabricación de máquinas de coser, cuya producción inició en un establo en Rüsselsheim, Alemania. El éxito que obtuvo se debió en gran medida a que fabricaba máquinas de coser especiales, adaptadas a las necesidades de sus clientes. Tras tan solo 6 años la empresa tuvo que cambiar de emplazamiento, ya que el taller en el establo se quedó pequeño.


Los velocipedes ilustran a la marca Opel


Animado por sus hijos y haciendo gala de su gran astucia para los negocios, en 1886 Opel explotó un nuevo mercado y fue así que el velocípedo pasó a formar parte de la producción con gran éxito. Gracias a la publicidad de los hijos, que compitieron y ganaron en numerosas carreras con los velocípedos de Opel, la producción de los mismos superó en poco tiempo la de las máquinas de coser. Tras el fallecimiento de Adam Opel en 1895, sus hijos Fitz y Wilhelm von Opel se hicieron cargo de la empresa, aunque en un principio no pudieron evitar hacer frente a una crisis industrial.


La crisis indurstrial encaminó la decantación por el automóvil


Debido a la crisis los hermanos se vieron obligados en buscar un producto totalmente nuevo. Ya que los dos eran muy aficionados a la técnica, se decantaron por el automóvil. En 1899 adquirieron la fábrica de vehículos motorizados del mecánico de la corte Friedrich Lutzmann, pasando así a formar parte de los pioneros en la fabricación de automóviles en Alemania. El mismo año fabricaron el vehículo motorizado patentado de Opel y Lutzmann, que con una potencia de 3,5 CV alcanzaba una velocidad máxima de 20 km/h.


El primer vehículo propio de Opel se presentó en 1902


La cooperación con Lutzmann finalizó a los dos años, después de lo cual los hermanos Opel firmaron un contrato con el constructor francés de automóviles Darraq. Los hermanos Opel tenían en común con su padre su afán por la investigación, así que intentaron mejorar los avances del francés. Y tuvieron éxito: en otoño de 1902 se presentó el primer vehículo propio de Opel, un modelo con 10/12 CV y un motor de nuevo diseño de dos cilindros. Solo un año más tarde  llegó ya el primer cuatro cilindros.


Publicidad en forma de participación en carreras debía mejorar los éxitos


Para mejorar la tasa éxito en el sector de los automóviles los hermanos apostaron por la publicidad en forma de participación en carreras. Carl Jörns empezó a pilotar a partir de 1903 el vehículo de carreras de Opel y ganó en 1907 el "premio del emperador" al mejor automóvil alemán, con lo que Opel fue nombrado proveedor oficial de la corte. A despecho de estos éxitos el automóbvil todavía presantaba un fallo sustancial: era demasiado caro. Por este motivo, en 1909 la empresa Opel decidió iniciar la producción de un vehículo económico para la clase media. Así nació el Opel 4/8 caballos, conocido como el "coche del médico". Resultó innovador por su reducido tamaño y su excelente manejabilidad, de forma que los médicos y los abogados podían visitar a sus clientes sin necesidad de tener chófer.


A partir de 1901 Opel también fabrica motocicletas


No obstante, los hermanos Opel no dejaron de lado los vehículos de dos ruedas en este tiempo: asi vendieron en 1901 su primera motocicleta por 700 marcos (~357.90 Euros). Tras la Primera Guerra Mundial la empresa Opel empezó a concentrase aun más en la fabricación de vehículos de dos ruedas, de forma que a partir de 1928 se consideraba como la "mayor fábrica de bicicletas del mundo".


Las consequencias de la Guerra Mundial no solo son negativas


Con la llegada de la Primera Guerra Mundial, la situación del mercado automovilístico fue desastrosa: la materia prima escaseaba y la inflación provocó una subida vertiginosa de los precios. Para recuperar su segura posición de antaño en el mercado, los hermanos Opel modernizaron la producción, convirtiéndose así en la primera empresa alemana que introdujo la cadena de montaje. El primer vehículo fabricado siguiendo este principio fue el legendario Opel 4/12 caballos, que sólo existía en color verde.


En 1928 la empresa Opel contaba con una participación del mercado del 37,5%, convirtiéndose así en el mayor fabricante de automóviles alemán. Los hermanos Opel supieron seguir una táctica inteligente para que la crisis económica mundial no perjudicase apenas a la empresa. En 1929 General Motors Corporation adquirió una gran parte de las acciones de Adam Opel GmbH; no obstante, la empresa conservó su nombre y autonomía, de forma que siguió afianzando su posición en el mercado.


A partir de ese momento la fabricación de automóviles se convirtió en la división central de la empresa Opel. Tras la sacudida sufrida durante la Segunda Guerra Mundial, en los años 50 se volvió a recuperar con ayuda de General Motors. En 1950 se logró una producción de 100.000 vehículos, prosiguiendo esta tendencia hasta el día de hoy. En 2004 se fabricó el vehículo Opel número 6 millones. Todos los nuevos modelos tienen éxito en sus respectivas gamas.

Mehr anzeigen