Compra tu Opel Crossland X de ocasión en AutoScout24

Opel Crossland X

Opel Crossland X

El pequeño gran crossover de la marca alemana

Con el lanzamiento del Opel Crossland X, la firma alemana ha dejado atrás el segmento de los monovolúmenes (ocupado por el Meriva) y ha apostado por algo mucho más atractivo y demandado por el mercado, un crossover compacto pensado especialmente para la ciudad. El Crossland X cuenta con una flexibilidad excepcional, ya que pese a su diseño compacto, es realmente amplio y cómodo, y cuenta además con un equipamiento poco común para vehículos de este segmento.Más

Encuentra el coche de tus sueños

Más de 2.4 millones de vehículos a lo largo de toda Europa

Se presenta pues como una opción más que recomendable para su uso urbano, en familia o en solitario, para ocio o para trabajo. Además, cuenta con una gama de motorización muy eficiente y económica, ajustada a todos los bolsillos.

Opel Crossland X, la evolución del monovolumen

El Opel Crossland X se presentó internacionalmente de manera oficial con motivo del Salón del Automóvil de Ginebra, en marzo de 2017, comenzando su comercialización en julio de ese mismo año.

Este modelo se produce íntegramente en la fábrica que Opel tiene en Zaragoza (en su planta de Figueruelas), y utiliza la plataforma PF1, la misma que otros modelos del segmento como son el Peugeot 2008 o el Citroën C3 Aircross, con los que además comparte algunos elementos de la mecánica. Todos estos vehículos comparten también lugar de fabricación, debido a que Opel pertenece ahora al grupo PSA Peugeot-Citroën. El Crossland X se une a la amplia gama de vehículos que Opel tiene en el segmento de los SUV y Crossover, como son el los de la familia X, el Grandland X y el Mokka X, o los de la familia Rocks, el Adam Rocks y el Karl Rocks.

Qué se puede esperar del Opel Crossland X

La principal baza que juega el Opel Crossland X es que cuenta, sin lugar a dudas, con un diseño mucho más atractivo que el de su predecesor, el Opel Meriva, y cuenta con un tamaño más reducido y compacto que el de su hermano mayor, el Opel Mokka.

Este Opel Crossland X cuenta un diseño de auténtico lujo, perfecto para la vida urbana y con un comportamiento dinámico, moderno y eficiente Todo esto sumado, como no podía ser de otra manera, toda la tecnología y eficiencia alemana. Tanto es así, que el Crossland X cuenta con algunas innovaciones tecnológicas que no son nada propias de este sector (crossovers compactos), como puede ser la tecnología Head-Up display, que permite mostrar información clave al conductor a través de una proyección en el propio parabrisas.

Otra de las principales ventajas del Opel Crossland X es que, pese a tratarse de un vehículo pequeño en su estructura externa, sorprende enormemente la amplitud de su habitáculo interior. Si bien es cierto que no se trata de la mejor opción para ocupar 3 pasajeros en su fila trasera (algo que se repite en la mayoría de sus competidores en el segmento), el interior del Opel Crossland X es amplio y luminoso, además de contar con un maletero realmente espacioso (410 litros que se convierten en 520 si se adelantan los asientos traseros, y en más de 1.200 si se abaten).

En materia de conectividad, destaca el servicio OnStar de Opel, con asistencia permanente 24 horas, así como los sistemas multimedia IntelliLink, con los que estar siempre conectado.

El Opel Crossover X tiene en su primo-hermano el Citroën C3 Aircross su principal competidor. Y es que ambos vehículos fabricados sobre la misma plataforma y en la misma fábrica son, básicamente, el mismo coche. Si se presta atención al precio, otros de sus competidores podrían ser el ya mencionado Peugeot 2008 u otros modelos como el Nissan Juke, el Renault Captur, el Mazda CX-3, el SsangYong Tivoli, el Ford EcoSport, el Seat Arona, el Hyundai Kona o el Kia Stonic.

Motores disponibles y precio del Opel Crossland X

Para el Opel Crossland X, la marca dispone de varias motorizaciones distintas. En lo que respecta a gasolina, se puede optar por un 1.2 de 81 CV (también disponible para su uso con GLP) y dos 1.2 Turbo, con 110 y 130 CV respectivamente. Para la motorización diésel, Opel cuenta con dos opciones 1.6, la primera con 99 CV y la segunda que asciende hasta los 120. Todas las opciones del Opel Crossland X cuentan con tracción delantera, y pueden equipar tanto cambio manual de cinco o seis velocidades, así como cambio automático de 6 relaciones. La marca ha anunciado también unos consumos cercanos a los 5,5 l/100 km para este modelo.

La gama de precios disponible para el Opel Crossland X depende de su motorización y equipamiento. De este modo, en su versión de acceso, Selective, con motor de gasolina y 81 CV, el precio de salida es de 16.664 euros. El motor Turbo de gasolina y 110 CV con cambio automático tiene un precio de 19.795 euros.

Para el nivel Excellence, el de menor precio es el motor gasolina ecoTEC de 110 CV, con un precio de salida de 19.448 euros, mientras que en la versión Ultimate con motor Turbo de 130 CV el precio de salida es de 22.962 euros.

En cuanto a las motorizaciones diésel, en el nivel de acceso con 99 CV el precio es de 18.229 euros, mientras que para la versión Excellence el precio asciende a 19.581 euros. En la versión tope de la gama, la Ultimate, el motor diésel entrega 120 CV y está disponible a partir de 23.769 euros.

A continuación se muestra toda la relación de motores y equipamiento con sus respectivos precios de salida. Para cualquier actualización en este aspecto, así como para consultar precios del Opel Crossland X de segunda mano, consultar AutoScout24:

Opel Crossland X Selective 1.2 MPFI 60 kW con 81 CV por 16.664 euros.

Opel Crossland X Selective 1.2 GLP 60 kW con 81 CV por 17.584 euros.

Opel Crossland X Selective 1.2 Turbo, Start/Stop ecoTEC 81 kW con 110 CV por 18.074 euros.

Opel Crossland X Selective 1.6 Diésel 73 kW con 99 CV por 18.229 euros.

Opel Crossland X Selective 1.2 Turbo Start/Stop 96 kW con 130 CV por 18.320 euros.

Opel Crossland X Selective 1.2 Turbo Start/Stop 81 kW con 110 CV y cambio auto. por 19.795 euros.

Opel Crossland X Excellence 1.2 Turbo Start/Stop ecoTEC 81 kW con 110 CV por 19.448 euros.

Opel Crossland X Excellence 1.6 Diésel 73 kW con 99 CV por 19.581 euros.

Opel Crossland X Excellence 1.2 Turbo Start/Stop 96 kW con 130 CV por 19.712 euros.

Opel Crossland X Excellence 1.6 Diésel Start/Stop 88 kW con 120 CV por 20.583 euros.

Opel Crossland X Excellence 1.2 Turbo Start/Stop 81 kW con 110 CV y cambio auto. por 21.179 euros.

Opel Crossland X Ultimate 1.2 Turbo Start/Stop 96 kW con 130 CV por 22.961 euros.

Opel Crossland X Ultimate 1.6 Diésel Start/Stop 88 kW con 120 CV por 23.769 euros.

Versiones de equipamiento del Opel Crossland X

El nuevo crossover de Opel está disponible en tres versiones de equipamiento distintas: Selective, Excellence y Ultimate. Tratándose de tecnología alemana, no era difícil intuir que los equipamientos de serie para cada uno de estos niveles, ya desde el nivel de acceso, iban a ser bastante completas.

Tanto es así que desde su versión Selective, la más económica de las tres, se pueden encontrar de serie llantas de 16 pulgadas, sistema multimedia R.4 IntelliLink con pantalla táctil de 7 pulgadas, opción de audio vía Bluetooth, conexión USB e integración de Smartphone a través de la tecnología Apple CarPlay y Androir Auto, iluminación diurna en LED y faros antiniebla delanteros. Además, cuenta con aire acondicionado, elevalunas eléctricos y mandos en el volante.

En el nivel Excellence destacan techo bitono, sensor de lluvia, Flex Floor (doble suelo de carga), espejo interior electrocromático e iluminado, volante forrado en cuero y climatizador digita bizona.

Por su parte, en el equipamiento Ultimate destacan llantas de 17 pulgadas, sistema multimedia con navegador Navi 5.0 IntelliLink, esta vez con pantalla de 8 pulgadas, techo solar panorámico, faros adaptativos en LED, Head-Up display y apertura y arranque sin llave. Además, destaca también por incluir sistemas de seguridad en la conducción como son el detector de señales, la alerta por cambio involuntario de carril y por colisión frontal o el adaptador inteligente de velocidad.

¿Por qué comprar un Opel Crossland X?

En primer lugar, el atractivo diseño del Opel Crossland X es uno de sus puntos fuertes, dejando atrás las anticuadas líneas de los monovolúmenes y apostando por formatos más compactos pero sin perder un ápice de agilidad. Destaca sobre todo la amplitud de su maletero, gracias en parte a la posibilidad de desplazar los asientos traseros, así como de su habitáculo en general. Cuenta con un equipamiento de serie muy completo, incluyendo las últimas innovaciones técnicas en materia de seguridad, así como todo lo necesario para estar siempre conectado. Además, con todo este equipamiento, cuenta con un precio más que competitivo.