Compra tu Opel Deportivo de ocasión en AutoScout24

Opel Deportivo

Opel deportivo, potencia y sencillez

Los usuarios que buscan coches de segunda mano que respondan al calificativo de vehículos deportivos lo hacen buscando una serie de características como la potencia de los motores, las carrocerías más aerodinámicas y unas sensaciones de conducción a la altura de los coches usados de competición, cualidades esenciales en todo deportivo y que deben combinarse con unas exigentes medidas de seguridad que compensen los motores de grandes cilindradas que estos tipos de automóviles esconden bajo el capó. De este modo, cualquier Opel deportivo se presenta como un coche usado que cumple con estas exigencias y aporta nuevas ventajas, y es que esta firma de origen alemán ha aplicado todo su desarrollo en algunos vehículos de grandes prestaciones, creando modelos netamente deportivos y modificando otros más utilitarios para que alcancen siempre las prestaciones de potencia y rendimiento que deben exigírseles a estos automóviles, condiciones que hacen que cualquier Opel deportivo sea un coche excelente para los que desean potencia y grandes emociones.

Coches míticos y modelos actuales

El trabajo de esta firma alemana en la creación de coches deportivos ha dado lugar a algunos modelos que a lo largo de la historia se han convertido en auténticas leyendas de la automoción. Un buen ejemplo de ello es el Calibra, un Opel deportivo fabricado entre 1989 y 1997 que destaca por su elegante y aerodinámica carrocería cupé de dos puertas y que supuso todo un hito dentro de los deportivos de la firma alemana. Otro modelo de Opel deportivo muy valorado es el Tigra, un pequeño cupé que usa la plataforma del Corsa y que se fabricó entre 1994 y 2007 convirtiéndose en uno de los coches de segunda mano con mayor aceptación gracias a sus cualidades de deportivo combinadas con las de un pequeño utilitario. Sin embargo, la actualidad sigue ofreciendo modelos de Opel deportivo muy destacables, siendo uno de los principales el Cabrio, un coche usado que presenta una elegante capota retráctil de lona y una serie de motores capaces de llegar hasta los 200 CV de potencia para sentir la conducción rápida y divertida que caracteriza a estos vehículos. Sin embargo, uno de los modelos más apreciados de Opel deportivo es el Astra GTC, un coche de segunda mano que utiliza la base del turismo de la firma para montar dos propulsores, uno de gasolina de 1,4 litros y 140 CV y otro diésel de 1,6 litros y 136 CV, motores que se combinan con una transmisión manual de 6 velocidades para crear un auténtico deportivo lleno de rendimiento y que desarrolla una conducción divertida y muy segura.

Vehículos hechos para disfrutar

Teniendo en cuenta las cualidades que ya se han apuntado, cualquier modelo de Opel deportivo se presenta como un coche usado ideal para los que buscan las sensaciones de una conducción netamente competitiva, y es que el rendimiento de los motores de la firma alemana asegura la diversión y la emoción que solo las grandes velocidades pueden proporcionar. Además, como demuestran modelos de Opel deportivo como el Astra GTC, la combinación del rendimiento y la velocidad con las mejores cualidades de un turismo hace que estos vehículos presenten una gran adaptación tanto a la carretera como a la ciudad, una característica muy apreciada para los que deseen realizar un uso combinado de estos coches.