Compra tu Opel Insignia de ocasión en AutoScout24

Opel Insignia

Opel Insignia

El Insignia, un estandarte de la marca Opel

El Opel Insignia es un automóvil de turismo que se presenta en tres versiones de máxima calidad, el modelo sedán de cuatro puertas, clásico y elegante, el modelo deportivo de cinco puertas y el modelo familiar Sports Tourer de cinco puertas. El Insignia nació a finales del año 2008 y reemplazó al Opel Vectra, y supuso el comienzo de una nueva era para el fabricante alemán. Más

Encuentra el coche de tus sueños

Más de 2.4 millones de vehículos a lo largo de toda Europa

Descubre la nueva versión de la lujosa berlina alemana

El Opel Insignia de segunda generación llega con un nuevo nombre, Grand Sport, para sustituir al modelo del año 2014. Tiene una versión de cinco puertas y una versión familiar, llamada Sports Tourer. Se elimina de esta manera la versión cuatro puertas de su antecesor y sus 4,9 metros de longitud le convierten en uno de los coches más largos de la categoría (el Toyota Avensis Sedán mide 4,75 metros, el Renault Talisman algo más de 4,84, y el Volkswagen Passat 4,76). Respecto a su antecesor, mejora considerablemente los problemas de suspensión y de dirección, aportando seguridad y control en vías urbanas, y especialmente en carretera. Se ofrece con llantas de entre 17 y 20 pulgadas, estas últimas a todas luces excesivas para un vehículo de su categoría. El Opel Insignia Country Tourer incorpora una carrocería 2 cm más alta, opción de tracción total y una opción de cada motor. Este modelo nace como alternativa a vehículos de la categoría del Audi A6 All Road, el Subaru Outback y el Volkswagen Passat Alltrack, entre otros.

Una segunda generación del Insignia menos pesada y más potente

La segunda generación de Opel es más lujosa y más deportiva que la versión que le precede. Fue presentada al mundo en el Salón de Ginebra del año 2017 (y en Salón Internacional del Automóvil de Frankfurt hizo lo propio su versión más deportiva, el Opel Insignia GSi). Más potente y preciso que el modelo anterior, viene en dos versiones para competir en un segmento complicado dominado por vehículos de Audi y Renault, entre otros.

Como se señalaba anteriormente, su aspecto es mucho más deportivo en esta nueva versión, con elementos cromados, un destacado alerón trasero, asientos deportivos y dos tubos de escape en su gama más deportiva. Construido sobre la plataforma de la firma germana que lleva por nombre Epsilon 2, tiene una habitabilidad superior, y pese a ello consigue aligerar en 60 kilos a su antecesor gracias a la utilización de materiales más ligeros y resistentes.

Este nuevo modelo apuesta por la línea de montaje en serie en la fábrica de Opel de Rüsselsheim (Alemania) y por una carrocería coupé en el plano estético sin renunciar, eso sí, a las prestaciones de los SUV, ofreciendo de la misma manera y de forma paralela una versión familiar tan funcional como versátil y con una adaptabilidad difícil de igualar.

Principales ventajas y desventajas

  • Su habitabilidad interior es mucho mayor que la de su antecesor, especialmente en el espacio dedicado para las piernas y en la altura libre hasta el techo. Cuenta además con un habitáculo muy bien insonorizado incluso en los motores de mayor cilindrada, y con un amplio portón trasero que facilita la carga de equipaje.

  • El trabajo en el chasis es notable, haciendo que la manejabilidad de un vehículo de casi 5 metros sea realmente buena. También ha mejorado la dirección, que es más directa que la del anterior vehículo.

  • No cuenta, como su principal rival en el mercado (el Passat), con una versión híbrida enchufable. También la gama de motores de su rival alemán presenta más alternativas. Y los acabados del Passat son mejores y más numerosos, con cuatro niveles, por los dos del coche de Opel.

  • Pese a que se ha avanzado mucho en el peso del vehículo, sigue siendo bastante pesado (153 kilos más que el Passat), algo que se ve reflejado en los consumos, especialmente dentro de ciudad.

Una de las comparativas más pertinentes que cabe hacer es con el Volkswagen Passat, indiscutible referente del segmento. El Opel apuesta por un maletero limitado de 490 litros, mientras que el vehículo de Volkswagen ofrece casi 100 litros más de capacidad (585 en total) y una carrocería más reducida (4,7 metros por los casi 4,9 del Insignia) por lo que su maniobrabilidad en ciudad es algo mejor. También en consumo el Passat mejora al Insignia (7,1 litros de media frente a las 8,6 del vehículo que nos ocupa). La gama más alta del Passat ofrece 20 CV más de potencia que el vehículo de Opel (280 CV frente a 260).

El Opel Insignia destaca principalmente por ser el más ligero y un cambio manual de 6 marchas algo limitado. Sus motores de gasolina tienen buena respuesta y aislación acústica, pero a la hora de frenar necesita más metros para detenerse. Otro vehículo similar, que comparte motor con el Passat, es el Skoda Superb Combi, más pesado y quizás más enfocado al confort y bastante más barato (por encima de 30.000 euros, precio por el que se encuentra la gama más baja del Passat). Ambos ofrecen los maleteros más amplios del mercado (hasta 660 litros en el caso del Superb).

Motores y precios del Opel Insignia

En su versión Grand Sport existen dos motores turbo de gasolina de 140 y 165 CV de potencia, respectivamente, y 3 turbo diésel de 110, 136 y 170 CV. Por su parte el modelo Sports Tourer ofrece tres motores de gasolina que van desde los 140 a los 260 CV, pasando por uno de 165. En su versión diésel encontramos un motor de 110 CV, uno de 136, uno de 170 y un último de 210 CV. Los precios y las especificaciones de cada modelo son las que siguen:

Opel Insignia Grand Sport:

Gasolina:

1.5 Turbo y 140 CV de potencia disponible desde 28.658 euros.

1.5 Turbo y 165 CV de potencia por 32.258 euros.

Diésel:

1.6 CDTI y 110 CV de potencia a la venta a partir de 29.959 euros.

1.6 CDTI y 136 CV de potencia desde 30.758 euros

2.0 CDTI y 170 CV de potencia disponible por 35.838 euros.

Opel Insignia Sport Tourer:

Gasolina:

1.5 Turbo XFL S&S Selective. 140 CV de potencia desde 30.100 euros.

1.5 Turbo XFT Excellence. 165 CV de potencia desde 33.700 euros (35.300 en su versión automática).

2.0 Turbo NFT S&S GSI. 260 CV de potencia, transmisión automática y tracción total a la venta por 46.700 euros.

2.0 Turbo NFT S&S Exclusive. 260 CV de potencia y tracción total desde 38.500 euros.

Diésel:

1.6 CDTI S&S Selective ecoTEC. 110 CV de potencia desde 32.260 euros.

1.6 CDTI S&S Selective ecoTEC. 136 CV de potencia a partir de 32.500 euros.

1.6 CDTI S&S Business ecoTEC 110 CV de potencia disponible por 33.569 euros (34.600 euros en su versión Excellence).

2.0 CDTI S&S Excellence. 170 CV de potencia a la venta desde 37.600 (39.200 en su versión automática y 41.200 con tracción total).

2.0 CDTI S&S Exclusive. 170 CV de potencia y cambio automático desde 44.400 euros.

2.0 CDTI S&S GSI. 170 CV de potencia, transmisión automática y tracción total desde 47.600 euros (por su parte, la versión exclusive con la misma motorización sale por 48.200 euros).

Equipamiento del Opel Insignia

En materia de seguridad es quizás en lo que más ha avanzado la firma alemana. También en asistencia a la conducción, incorporando el sistema IntelliLux Led que ofrece un alcance de hasta 400 metros con sus luces frontales.

Cuenta asimismo con asistente de cambio involuntario de carril, corrección automática de la dirección, cámara panorámica de 360 grados para facilitar el aparcamiento, alerta al tráfico transversal, climatizador bizona, arranque y entrada sin llave, sistema multimedia con pantalla táctil de 7 pulgadas, freno de mano eléctrico, control de crucero adaptativo (con frenada de emergencia) que mantiene una distancia de seguridad con los vehículos en carretera, y un largo etcétera.

De manera opcional se puede equipar un capó activo de aluminio para accidentes y un sistema FlexRide con amortiguación, dirección y acelerador adaptativos.

¿Por qué hacerse con este modelo?

En un mercado francamente complicado, el Opel Insignia no es el mejor de todos los vehículos del segmento, pero quizás sí es el más completo y equilibrado. Ofrece un gran rendimiento en carretera, no tanto en ciudad donde sus casi 5 metros de longitud complican la maniobrabilidad y la búsqueda de aparcamiento. Sin embargo, sus posibilidades de equipamiento, con tecnología realmente avanzada, y su amplia gama de motores (amén de una opción familiar con una habitabilidad aún mayor), permiten también incorporar transmisión automática y tracción total. El trabajo del diseño interior y de los acabados ha dado un verdadero salto cualitativo con respecto a su antecesor que lo sitúa a la altura de sus competidores. Cuenta además con elementos de control intuitivos y de asimilación rápida y sencilla por parte del usuario. Presenta una postura al volante baja y cómoda, con gran visibilidad, y una fila trasera realmente espaciosa en su única opción de cinco puertas. El maletero es inferior al del Passat, pero sus 490 litros (1665 con los asientos abatidos) se antojan suficientes para todo tipo de usuarios, incluso para familias numerosas. Hablamos, en definitiva, de un vehículo que con esta nueva versión ha conseguido situarse en los primeros puestos del complicado segmento de las berlinas de lujo y que a buen seguro dejará satisfechos incluso a los usuarios más exigentes.