Compra tu BMW X1 de ocasión en AutoScout24

BMW X1

Presentamos el SUV más pequeño de la firma alemana

El BMW X1 llega en su segunda generación con una propuesta completamente nueva, estrenando plataforma y alejándose de su predecesor. Presenta algunos cambios evidentes, entre los que destacan un tamaño algo superior, un habitáculo mejorado con más espacio para los ocupantes de las filas traseras y un maletero más amplio. Siendo el todoterreno más pequeño de la firma alemana, su aspecto, sus prestaciones y, como no, su precio, le sitúan directamente en el escalón premium del segmento. Estas mejoras se completan con una una gama de motores muy amplia y distintos niveles de acabados que se ajustan a la perfección a los gustos y necesidades del usuario.

La segunda generación del BMW X1

El BMW X1 comenzó a comercializarse a finales del año 2009, colocándose justo por debajo del X3. Tras una primera generación muy exitosa, eran necesarios algunos cambios para adaptarse a lo que el mercado demandaba. Así nació su segunda generación, presentada en el Salón del Automóvil de Frankfurt de 2015, que comenzó a vender sus primeras unidades ese mismo año.

Este modelo está fabricado en dos países: Alemania y Países Bajos, en la fábrica que el grupo tiene ubicada en Regensburg y en la planta que VDL Nedcar tiene en Born, fruto de un acuerdo firmado recientemente.

Está montado sobre la plataforma UKL, la misma que utiliza otro modelo del grupo, el MINI Countryman, con el que comparte además diferentes elementos mecánicos. Cuenta con motorización gasoil y gasolina, aunque en el mercado chino existe también una versión híbrida enchufable.

Ventajas e inconvenientes del BMW X1

Si hay algo que queda claro al primer vistazo en el BMW X1 es que forma parte de la familia X de la marca, compartiendo características comunes con los otros miembros, como puede ser la parrilla frontal y sus líneas, más aerodinámicas en esta nueva generación. Además ha visto incrementado levemente su tamaño así como su habitabilidad, dando mayor espacio para las piernas en las filas traseras.

  • El diseño exterior del BMW X1 es uno de sus puntos fuertes. Líneas muy atractivas y aerodinámicas que recuerdan incluso a su hermano mayor, el X3, aunque obviamente sea bastante más pequeño que este.

  • En cuanto al interior, también recuerda a otros modelos de la casa, y cuenta con unos niveles de acabado realmente buenos, que ofrecen una sensación de calidad superior a su predecesor. Destacar en este sentido también su pantalla multifunción de 6,5 pulgadas.

  • Aun así, cabría destacar que sus opciones de conectividad no son tan grandes como en otras opciones del segmento.

  • El BMW X1 ha mejorado en buena medida su habitabilidad, si se compara con su predecesor. Este mayor espacio se nota en todas sus plazas, tanto las delanteras como las traseras. Destacar también que las plazas traseras pueden desplazarse.

  • Pese a esto, el espacio de las plazas traseras no es aconsejable para 3 ocupantes, ya que el asiento centra no es demasiado cómodo y el espacio, aunque mejorado, no es suficiente.

  • El maletero también es algo más ajustado que el de sus competidores directos, alcanzando los 505 litros de capacidad. La versatilidad de sus plazas traseras le permite alcanzar un máximo de 1.550 litros si se abaten los asientos.

  • Cuenta con cajas de cambios tanto manuales como automáticas, de 6 y 8 velocidades respectivamente. Además, se puede escoger tracción integral, además de delantera.

  • En lo que respecta a la sensación de conducción del X1, esta destaca sobre todo porque va en línea con lo que la marca alemana suele ofrecer, es decir, un comportamiento excelente en carreteras con curvas, donde da el máximo rendimiento.

  • Sus consumos, incluso haciendo un uso alegre del motor, se mantienen siempre en valores muy eficientes, sobre todo teniendo en cuenta las potencias que puede entregar y el peso del propio vehículo.

  • Un contrapunto a tener en cuenta a la hora de decidirse por este vehículo es que el precio del BMW X1 es ligeramente superior al de los modelos de su competencia más directa.

En este sentido, el BMW X1 compite directamente con otras propuestas alemanas como son el Mercedes-Benz GLA o el Audi Q3. En este segmento, también se pueden considerar otras opciones como el Range Rover Evoque, el Jaguar E-Pace, el Mazda CX-5 o el Volvo XC40.

Precios y motores disponibles en el BMW X1

La gama de motores del BMW X1 está compuesta por cuatro propulsores diésel y tres gasolina, con tecnologías sDrive y XDrive. En cuanto a las motorizaciones diésel, se puede escoger entre un sDrive16d con 116 CV, un sDrive18d de 150 CV, un sDrive20d de 190 CV y un xDrive25d de 231 CV. Por otro lado, las motorizaciones gasolina disponibles en el BMW X1 son un sDrive18i de 135 CV, un Drive20i de 192 CV y un xDrive25i que entrega 231 CV.

Atendiendo al precio que cuesta el BMW X1, este se sitúa en el segmento de los SUV premium, ya que habrá que hacer un desembolso de 31.450 euros para conseguir el más económico de la gama, correspondiente a su versión diésel de 116 CV. El más económico con motor gasolina tiene un precio de salida de 33.900 euros con 140 CV. Las motorizaciones más potentes de toda la gama, los motores de 231 CV tanto diésel como gasolina, tienen un precio de 45.350 y 46.450 euros respectivamente, y ambos equipan cambio automático de 8 relaciones.

Está disponible tanto con caja de cambio manual como automática y la tracción puede ser delantera o 4x4.

A continuación se muestra la relación completa de precios según motorización. Para conocer precios del BMW X1 de segunda mano, consultar en AutoScout24:

BMW X1 sDrive16d, 116 CV por 31.450 euros.

BMW X1 sDrive18d, 150 CV por 33.100 euros.

BMW X1 sDrive18i, 140 CV por 33.900 euros.

BMW X1 sDrive18d, 150 CV y cambio automático por 35.378 euros.

BMW X1 sDrive18i, 140 CV y cambio automático por 36.149 euros.

BMW X1 xDrive18d, 150 CV por 36.700 euros.

BMW X1 sDrive20d, 190 CV y cambio automático por 38.700 euros.

BMW X1 sDrive20i, 192 CV y cambio automático por 38.700 euros.

BMW X1 xDrive18d, 150 CV y cambio automático por 39.067 euros.

BMW X1 xDrive20d, 190 CV y cambio automático por 40.750 euros.

BMW X1 xDrive25d, 231 CV y cambio automático por 45.350 euros.

BMW X1 xDrive25i, 231 CV y cambio automático por 46.450 euros.

Gamas de acabado del BMW X1

El BMW X1 está disponible en cuatro versiones de equipamiento diferentes, con elementos que afectan tanto a su aspecto interior como exterior: Advantage, xLine, Sport Line y M Sport, de la línea M de BMW.

Todos estos paquetes de equipamiento parten de serie con climatizador, volante multifunción, sensor de lluvia y encendido automático de luces, radio con pantalla de 6,5 pulgadas a color y manos libres a través de Bluetooth.

Por su parte, el acabado Advantage cuenta entre su equipamiento destacado con llantas de 17 pulgadas, portón trasero automático, faros LED, Control de Distancia de Aparcamiento con sensor trasero y control de crucero.

Si se busca un equipamiento más completo, así como un carácter más todocamino, el nivel de acabado xLine es el más acertado, ya que cuenta con llantas de 18 pulgadas, volante multifunción en cuero, luz de ambiente, llave con remate cromado, parrilla BMW con 7 varillas en aluminio mate, elementos de diseño y protección de bajos o carriles para la baca en aluminio.

Pasando ya a un look mucho más deportivo se encuentra el nivel de acabado Sport, en el que resalta su figura deportiva y añade elementos de color así como asientos delanteros y volante deportivos, parrilla BMW con 8 varillas en aluminio mate así como distintas opciones de llantas.

Por último se encuentra el acabado M Sport, con el que BMW pone toda la carne en el asador en materia de deportividad y presencia. Cuenta con llantas de 19 pulgadas, paquete aerodinámico en la carrocería (con faldón delantero y trasero, moldura de paso de rueda y estriberas), asientos y volante deportivo estilo M, reposapiés y molduras de entrada M, palanca de cambio con distintivo M1, suspensión rebajada, distintivo M en los laterales y la opción exclusiva de pintura Estoril Blau.

¿Por qué comprar un BMW X1?

En un mercado en continuo crecimiento como el de los SUV, es importante que las marcas sepan desmarcarse y ofrecer distintas opciones. Este es el caso del BMW X1, el todoterreno más pequeño de la firma alemana que en su segunda generación presenta una perfecta combinación de diseño, deportividad y versatilidad. Y lo hace sin descuidar lo más mínimo una de las premisas básicas de BMW, el placer de conducir por encima de todo. Con su nueva plataforma consigue un tamaño superior y una mejor habitabilidad. Además, la posibilidad de optar por tracción 4x4 le convierte en una opción a tener en cuenta no sólo en ciudad o carretera. Eso sí, siempre y cuando el presupuesto no sea un impedimento.