Compra tu Renault Megane de ocasión en AutoScout24

Renault Megane

Renault Megane

El Renault Mégane es el genio de la transformación del segmento de los compactos

Desde el comienzo de su producción en 1995, y gracias a sus más de 5 millones de unidades vendidas, el Renault Mégane se ha convertido en un superventas. Su éxito reside en multitud de aspectos, entre los que se encuentran el hecho de que la casa Renault ofrece este modelo en siete variantes de carrocería dentro del amplio segmento de los compactos. Más

Encuentra el coche de tus sueños

Más de 2.4 millones de vehículos a lo largo de toda Europa

Pese a que no se trata del modelo más alto de la gama (están por encima de él, entre otros, el Renault Talisman o el Renault Espace), sí es el más vendido de la firma francesa, e indiscutiblemente el más popular. Se trata de uno de los compactos de mayor calidad del segmento y en este 2018 ha visto la luz una nueva generación. Este digno heredero apuesta por un diseño mucho más vanguardista, similar al del Talismán, con faros frontales LED y una estructura muy similar a la de aquél. Hay dos opciones de elección: 5 puertas y familiar (más largo en su carrocería y con mayor espacio en la parte de atrás y un maletero especialmente espacioso). Es además el modelo más versátil de todos los que ha lanzado hasta ahora la marca gala, y se puede encargar en hasta 7 niveles de equipamiento diferentes, con transmisión manual de seis velocidades o automático EDC con las mismas relaciones. Existe una motorización de hasta 280 CV, que apenas necesita 5,8 segundos para pasar de 0 a 100 Km/h y que alcanza los 255 Km/h de velocidad autolimitada.

Renault Mégane 2018: una auténtica revolución a nivel mecánico

Fabricado en la planta castellanoleonesa de Palencia, igual que el Captur, este nuevo Mégane crece en todos los aspectos, también a nivel de carrocería. Longitudinalmente mide 4,3 metros y su maletero, en la versión básica, alcanza los 384 litros de capacidad de carga.

Tecnológicamente equipa lo más avanzado del mercado automovilístico, especialmente su cuadro de mandos de 7 pulgadas, o en la consola central de 8,7. Dispone asimismo de asistente a la conducción, regulador de velocidad, sistema de frenada asistida de emergencia o alerta por cambio involuntario de carril.

Fue presentado en el Salón del Automóvil de Frankfurt de 2017, celebrado entre los días 20 y 27 de septiembre, e incorpora interesantes novedades respecto a su antecesor, lanzado en 2016. La principal afecta a la mecánica y al motor, con un nuevo modelo de gasolina 1.3 TCe y tres niveles diferentes de potencia: 115, 140 y 160 CV. También se verá afectado el modelo deportivo, llamado Mégane RS, con una nueva y potente mecánica que ofrece cinco modos de conducción y una versión Trophy, que previsiblemente será anunciada en el Salón del Automóvil de París y del que aún se desconoce su fecha exacta de lanzamiento.

Principales ventajas y desventajas

  • Existe sin embargo una versión familiar con mayor distancia entre ejes (5 centímetros más) y hasta 27 centímetros más de carrocería, cuyo maletero alcanza los 521 litros (por 384 litros de la versión estándar) e incorpora una boca de carga mucho más amplia que facilita la carga y descarga de equipaje y otros objetos voluminosos.

  • Su conducción resulta cómoda, tanto a nivel de posición como en plena carretera. Esto se debe principalmente a una suspensión muy mejorada con respecto a su antecesor que absorbe bien los impactos.

  • Presenta una gama de motores muy amplia tanto para combustible gasolina como diésel. Además, las siete versiones con diferentes acabados se postulan como suficientes para todo tipo de usuarios.

  • Tiene un depósito de 47 litros que, pese a que su consumo es reducido, se antoja insuficiente. Muy alejado de los 60 que tiene un competidor directo como es el C4 de Citröen.

  • Su peso es bastante mayor que el de vehículos de similar categoría, como el SEAT León. Si no se escoge una potenciación elevada puede tardar en responder en carretera.

  • El espacio para las piernas sigue siendo excesivamente reducido. Aunque esté homologado como un 5 plazas resulta realmente incómodo realizar un viaje largo con ese número de ocupantes.

Quizás sus rivales más parecidos sean el Hyundai i30 y el Volkswagen Golf. El primero de ellos cuenta con una carrocería más larga que la del Mégane y más pequeña que la del compacto alemán. Tanto el i30 como el vehículo francés se comercializan exclusivamente en 5 puertas, mientras que el turismo de Volkswagen lo hace también en versión 3 puertas. A nivel de capacidad de carga en sus maleteros, es bastante pareja. El que más ofrece es el Hyundai (395 litros), seguido de cerca por el Renault (384 litros) y por el Golf (380 litros). Mégane gana la partida a nivel de motorizaciones, ya que ofrece potencias que van desde los 90 a los 205 CV, mientras que el Hyundai ofrece un rango de 95 a 140 CV por los 110-150 del turismo alemán.

Cada vehículo destaca por una característica y adolece de alguna otra: el Hyundai ofrece buena calidad en sus acabados y un gran tacto a la conducción, y como contrapartida carece de un buen diseño y de un amplio abanico de motores como sí hacen sus competidores; el Golf es una garantía de éxito, con un comportamiento en carretera fabuloso y buena conducción, pero su precio es el más elevado de los tres y el que menos maletero ofrece; por último, el Mégane tiene una gran oferta de vehículos, su comportamiento está lejos de toda duda y tiene altos niveles y posibilidades de equipamiento, pero algunos plásticos de su interior son de baja calidad y las plazas traseras menos espaciosas que las de sus competidores.

Motores y precios del Renault Mégane

Estos son los precios de los principales motores y acabados que ofrece Renault:

Gasolina:

Renault Mégane Life Energy TCe de 100 CV de potencia desde 16.600 euros.
Renault Mégane Intens Energy TCe de 100 CV de potencia a partir de 17.600 euros.
Renault Mégane Intens Energy TCe de 130 CV disponible por 18.200 euros.
Renault Mégane Zen Energy TCe 130 CV de potencia a partir de 19.700 euros.
Renault Mégane GT Line Energy TCe 130 CV de potencia por 21.200 euros.
Renault Mégane GT Energy TCe 205 EDC a la venta desde 26.900 euros.
Renault Mégane RS Energy TCe 280 CV de potencia a partir de 36.200 euros.

Diésel:

Renault Mégane Life Energy dCi de 90 CV desde 18.100 euros.
Renault Mégane Intens Energy dCi de 90 CV a partir de 19.100 euros.
Renault Mégane Intens Energy dCi 110 CV de potencia por 20.400 euros.
Renault Mégane Zen Energy dCi con 110 CV de potencia a la venta por 21.900 euros.
Renault Mégane Zen Energy dCi de 130 CV se encuentra por 23.200 euros.
Renault Mégane GT Line Energy dCi con 110 CV a la venta por 23.400 euros.
Renault Mégane GT Line Energy dCi de 130 de potencia desde 24.700 euros.
Renault Mégane Bose Energy dCi con potencia de 110 CV a partir de 23.500 euros.
Renault Mégane Bose Energy dCi de 130 CV por 24.800 euros.

Equipamiento básico y adicional

Ofrece grandes opciones de personalización y diferentes acabados que luego se pueden complementar añadiendo extras de forma individual. Existen varios niveles de equipamiento, que van desde el más básico (Life) al más avanzado (GT) pasando por otros intermedios como el Itens o el Zen.

Incorporan programador de velocidad, retrovisores con ajuste eléctrico, llantas de aleación, sensor trasero de aparcamiento, alerta de exceso de velocidad con reconocimiento de señales, control de estabilidad y de presión de neumáticos, cámara de visión trasera, faros full LED, ordenador de viaje, sensor de lluvia, climatizador bizona, airbags frontales y laterales, cambio automático de luces largas y cortas, manos libres, iluminación LED interior, tapicería de tela y de terciopelo, asientos y volantes deportivos (versión GT-Line), asistente de aparcamiento delantero y freno de parking asistido (versión BOSE), levas de aluminio en el volante, pedales de aluminio, salida de doble escape y paragolpes delantero (versión GT), entre otras muchas cosas.

¿Por qué elegir este modelo?

Cuenta con un generoso maletero, superior al de vehículos del segmento como pueden ser el Golf de Volkswagen o el León de SEAT. En la versión anterior el usuario se encontraba en la tesitura de elegir entre dos motores de gasolina con demasiada distancia de potencia: el TCe de 1.2 litros y 130 CV o el 1.6 TCe de 205 CV. Por eso ha introducido una potencia intermedia de 1.6 litros y 165 CV de potencia para llenar ese vacío. Y aunque el espacio en los sitios posteriores sigue siendo bastante limitado, el maletero ha aumentado 12 litros respecto a su antecesor hasta alcanzar los 384 litros de capacidad. Tanto el motor diésel como el gasolina ofrece consumos medios muy reducidos, que van desde los 7,1 litros que promedia el RS Energy de 280 CV a los 3,7 litros cada 100 Km que ofrece la versión diésel Energy dCi de 110 CV. Se presenta como una fantástica alternativa a compactos similares como el León, el Astra o el Golf, además cuenta con versión familiar, sedán y cabrio con techo de lona e incluso en versión deportiva para abarcar un mayor amplio segmento poblacional y complacer a todo tipo de público. Su relación calidad precio es inmejorable, situándose a la altura de uno de los mejores vehículos del segmento C, el SEAT León. Todo dependerá de los gustos particulares y de las necesidades de cada uno pero el Megan, igual que el vehículo alemán, es versátil y multifuncional como pocos.