Compra tu Ford Ka de ocasión en AutoScout24

Ford Ka

Ford Ka

Un repaso al más pequeño de la familia Ford

A mediados de los años 90, Ford decidió lanzar al mercado un vehículo del segmento A capaz de competir con los principales súper ventas de la época. Fue así como nació el Ford Ka, el turismo más pequeño de toda su gama, un tres puertas que supuso una auténtica revolución en el mercado gracias a un diseño peculiar en el que predominaban las líneas curvas, algo que le diferenciaba al máximo de sus principales competidores y que hacía que no pasara desapercibido. Más

Encuentra el coche de tus sueños

Más de 2.4 millones de vehículos a lo largo de toda Europa

20 años del Ford KA

El Salón del Automóvil de Ginebra del año 1994 fue el escenario escogido por el fabricante norteamericano para mostrarle al mundo el primer prototipo del vehículo que posteriormente pasaría a convertirse en el Ford Ka. Un prototipo que la marca había encargado nada más y nada menos que a Pininfarina tres años antes, con la intención de plantarle cara a los populares turismos compactos europeos de mediados de los 90.

Buscaban un vehículo revolucionario, con un tamaño muy compacto, perfecto para su uso diario en la ciudad y que pretendía atraer a un público joven. Y así fue, en 1996 se lanzó al mercado mundial el primer Ford Ka, un hatchback de tres puertas con un diseño jamás visto que, por otro lado, o encantaba o no gustaba en absoluto. Posteriormente fueron viendo la luz nuevas versiones de carrocería, como el descapotable con capota de lona conocido como StreetKa.

La segunda generación del Ford Ka no llegó hasta 2008, presentada en el marco del Salón del Automóvil de París. Este nuevo Ford Ka montaba la misma plataforma que el FIAT 500, al mismo tiempo que utilizaba las mismas mecánicas que este.

La tercera y última generación se lanzó en el año 2016 y trajo una importante revolución, y es que el fabricante norteamericano decidió dar un giro cambiando el nombre de su compacto, que pasó a conocerse como Ford KA+, que por primera vez contaba con carrocería de cinco puertas y era capaz de alojar a cinco pasajeros.

Principales ventajas y desventajas

  • Como ya se ha comentado anteriormente, su revolucionario diseño exterior dividió enormemente a la opinión pública, pero de lo que no cabe duda es que aún hoy da que hablar.

  • Donde no destacaba tanto era en su interior, que mantuvo el mismo diseño hasta su segunda generación, siendo este algo simple y poco atractivo.

  • Este tres puertas apenas dejaba espacio para sus dos ocupantes traseros, algo que cambió con la llegada de la tercera generación del Ford Ka.

  • Lo mismo ocurría con su maletero, que en su primera generación contaba con 185 litros, aunque posteriormente aumentó hasta los 263.

  • Una de las principales virtudes del Ford Ka es que se desenvuelve como pez en el agua en la ciudad, gracias a su tamaño súper compacto que le otorgaba una maniobrabilidad sobresaliente.

  • Además, pese a no contar con motorizaciones demasiado potentes, estas funcionaban de manera excelente en la urbe, ofreciendo consumos ajustados y un buen comportamiento general.

  • Sin embargo, su equipamiento de serie era algo limitado, sobre todo en su primera generación, contando apenas con lo más básico.

  • Estaba disponible a un precio bastante ajustado para la época, convirtiéndose en uno de los compactos de sus características más asequibles del mercado.

Posicionado en la gama justo por debajo del Ford Fiesta, este Ford Ka se desarrolló para competir con alternativas como el Renault Twingo, el Peugeot 106 o el FIAT Cinquecento, que gozaban de gran popularidad en Europa.

Gama de motorización a lo largo de los años

Su primera generación llegó con un motor gasolina Endura de 1.3 litros de cilindrada y tan solo 60 CV, asociado a una caja de cambios manual de cinco velocidades, con unas prestaciones bastante limitadas, y es que este Ford Ka alcanzaba una velocidad máxima de 155 km/h, tardando unos eternos 16 segundos en llegar hasta los 100 km/h.

A este primer bloque mecánico le sustituyó poco después, en 1999, un Zetec RoCam, también gasolina, esta vez de 1.0 litros y 65 CV, así como un Duratec 1.3 de 68 CV.

En 2001 llegó una nueva renovación mecánica, la más potente hasta la fecha, con la inclusión de un nuevo Zetec RoCam, esta vez con 1.6 litros de cilindrada que llegaba a entregar una potencia máxima de 95 CV, mejorando notablemente sus prestaciones. Esta primera generación del Ford Ka llegó a contar con una versión RX deportiva, en el que este bloque mecánico se transformaba en turbo para llegar a una potencia de 120 CV.

En el año 2008 llegó la segunda generación del Ford Ka, disponible en dos versiones de motorización, un gasolina 1.2 Duratec de 70CV y un diésel 1.3 TDCi de 75 CV.

Para su tercera generación, Ford decidió llevar a cabo un cambio de nombre en su vehículo, que pasó a denominarse Ford KA+.

A continuación se muestra la relación de precios de salida para las primeras generaciones del Ford Ka:

  • Ka 1.3 60 CV por 9.070 euros (- 112002)
  • Ka Collection 1.3 60 CV por 9.290 euros ( - 112002)
  • Ka 1.3 Confort 60 CV por 9.706 euros (- 05/2001)
  • Ka Collection 1.3 Confort 60 CV 10.067 euros (- 05/2001)
  • Ka Luxury 1.3 60 CV por (- 112002)
  • Ka 1.3 70 CV por 9.230 (112002 - 01/2008)
  • Ka Collection 1.3 70 CV por 9.450 euros (112002 - 01/2008)
  • Ka Bitono 1.3 70 CV por 9.950 euros (02/2006 - 122006)
  • Ka 1.3 70 CV por 10.340 euros (01/2008 - 09/2008)
  • Ka Collection 1.3 70 CV por 10.550 euros (01/2008 - 09/2008)
  • KA Luxury 70 CV por 12.430 euros (112002 - 08/2003)
  • Ka Sport 1.6 95 CV por 13.140 euros (08/2003 - 01/2008)
  • Ka Sport 1.6 95 CV por 14.760 euros (01/2008 - 09/2008)

Equipamiento de serie disponible

Como ya se mencionaba anteriormente, el Ford Ka contaba con un equipamiento algo justo, entre los que se podía enumerar aire acondicionado, elevalunas eléctrico, radio CD, retrovisores exteriores eléctricos, faros antiniebla, cuatro cinturones de seguridad, doble airbag o dirección asistida.

En lo que respecta a las opciones de equipamiento que podía montar el Ford Ka, destacaban la opción de equipar llantas de hasta 16 pulgadas, cristales tintados, volante y asientos en cuero, climatizador, sensor de aparcamiento, techo panorámico o pintura metalizada.

¿Por qué comprar un Ford Ka?

El Ford Ka supuso, sin lugar a dudas, un antes y un después tanto para la propia firma norteamericana como para el segmento de los vehículos compactos. Y es que su innovador diseño, que seguía la filosofía New Edge, llegó como un soplo de aire fresco al mercado. Un vehículo de tres puertas homologado para cuatro pasajeros, con un aspecto exterior en el que predominaban las líneas curvas, con un aspecto ovalado que recordaba a un huevo, que se manejaba de manera excelente en la ciudad y que buscaba atraer a un público joven, funcionando como primer vehículo. Con más de 20 años a sus espaldas, su vigencia sigue siendo una realidad, gracias a una tercera generación que se adapta al mercado ofreciendo nuevas gamas mecánicas y más espacio interior, pero con el mismo espíritu que ya cautivó en 1996.

Opiniones sobre vehículos Ford Ka

164 Valoraciones

4,2

Datos técnicos del Ford Ka

Resumen de los datos técnicos como el consumo, CV (caballos de potencia), dimensiones, peso y longitud

Mostrar datos técnicos