Compra tu BMW X5 de ocasión en AutoScout24

BMW X5

BMW X5

Contrariamente a lo que se piensa, BMW cuenta sólo con un SUV (Sports Utility Vehicle) en el programa, y es el BMW X5. Si bien su hermano pequeño, el BMW X3, también ha sido diseñado para afrontar carreteras en malas condiciones, no está preparado para abandonar la calzada, mientras que el X5 sí. Más

Encuentra el coche de tus sueños

Más de 2.4 millones de vehículos a lo largo de toda Europa

BMW X5 Segunda Mano en AutoScout24

Más aptitudes off-road para el renovado SUV alemán

La cuarta generación del BMW X5 entregará sus primeras unidades a finales de 2018, sustituyendo de este modo a la versión de 2013. El renovado SUV bávaro ve aumentado su tamaño en todas sus cotas, manteniendo la posibilidad de contar tanto con 5 como con 7 plazas. Entre las principales novedades del X5 destaca que se trata de un vehículo mucho más preparado para terrenos off-road, y contará con cuatro modos de conducción: rocas, arena, nieve o grava. Trae de serie nuevos faros LED, con opción de equipar tecnología laserlight, así como unas impresionantes llantas de hasta 22 pulgadas. Otra de las novedades más evidentes se encuentra en su parte trasera, con grupos ópticos 3D en LED y un portón trasero dividido en dos.

La nueva versión del veterano de la familia X

El X5 fue el primer miembro de la familia X de BMW, que vio la luz en el año 1999 para convertirse en uno de los modelos más exitosos de la firma alemana con más de 2 millones de unidades vendidas.

Ahora, casi 20 años después, regresa con la que será su cuarta generación, que se presentará en el Salón del Automóvil de París en octubre de 2018. Esta nueva generación del SUV premium de BMW va montada sobre la plataforma modular CLAR, que comparte con el resto de miembros de la familia X. Lo que también comparte con ellos es el lugar de fabricación, ya que todos ellos están ensamblados en la planta que la firma tiene ubicada en Spartanburg, Carolina del Sur.

Principales ventajas e inconvenientes de la cuarta generación del X5

  • En comparación con su predecesor, el BMW X5 sigue una línea bastante continuista en materia de diseño exterior. A pesar de ello ,muestra un aspecto más robusto y algunas importantes novedades, sobre todo en la parte trasera del vehículo. Sus grupos ópticos se han renovado, contando ahora con faros en tres dimensiones en LED, del mismo modo que su portón trasero, que esta vez aparece dividido en dos partes, pudiéndose abrir de manera automática e independiente cada una de ellas. Los faros delanteros están disponibles en tecnología laser como opción.

  • Si el aspecto exterior del X5 podía parecer seguir una línea continuista, el interior si ha sufrido un cambio notable, presidido por una nueva instrumentación digital en una pantalla digital de 12,3 pulgadas, llamada BMW Live Cockpit. Este novedoso sistema permite un acceso más sencillo y rápido a todos los mandos del vehículo, así como la opción de personalizar toda la información que se desee. Esta pantalla puede manejarse tanto con la clásica ruleta giratoria como manualmente, ya que es táctil.

  • El nuevo BMW X5 cuenta con uno de los habitáculos más espaciosos de su segmento, pudiéndose encontrar solamente unas pocas opciones alternativas con mejores cotas. Tanto la fila delantera como la trasera cuentan con suficiente espacio tanto en lo referente a altura al techo como en cuanto a anchura de hombros. Además, como ya sucedía en su versión anterior, puede equiparse una tercera fila de asientos para alojar a un total de 7 pasajeros.

  • A pesar de esto, la capacidad de su maletero sigue sin ser demasiado destacable, situándose en la parte baja de la tabla comparativa con respecto a otras opciones del segmento. El volumen de la versión de 5 pasajeros alcanza los 645 litros (5 litros menos que su predecesor), que pueden ampliarse hasta los 1.860 litros si se abaten los asientos. A falta de conocer la capacidad del maletero de su versión de 7 pasajeros, recordar que la versión previa contaba únicamente con 274 litros.

  • El puesto de conducción del BMW X5 es realmente alto, al igual que ocurre en otros SUV de la competencia. Esto facilita una mejor visión por parte del conductor, a la vez que ofrece una mayor sensación de seguridad en marcha

  • A falta de que el fabricante bávaro desvele los precios de la cuarta generación de su X5, conviene recordar que la versión predecesora es una de las más costosas de su segmento, además de no contar con el equipo más abundante.

El X5 fue uno de los pioneros en el segmento de los SUV premium, aunque a lo largo de los años han comenzado a surgir nuevas alternativas de los principales fabricantes, entre los que cabe destacar, como no podía ser de otro modo, el Audi Q7. A este se unen otras opciones como el Volvo XC90, el Volkswagen Touareg, el Mercedes-Benz GL 500, el Land Rover Discovery o el Porsche Cayenne.

Próximas motorizaciones disponibles

La gama de motorización disponible para la cuarta generación del BMW X5 comprenderá dos opciones de propulsión diésel y una más gasolina, con potencias comprendidas entre los 265 y los 400 CV, todos ellos sobrealimentados y con seis cilindros. Estos son el xDrive40i, el xDrive30d y el M50d:

X5 xDrive40i 340 CV – Precio por determinar

X5 xDrive30d 265 CV – Precio por determinar

X5 M50d 400 CV – Precio por determinar

Todos ellos van asociados a una caja de cambios automática Steptronic de convertidor par y 8 velocidades, así como con una mejorada tracción total xDrive.

El xDrive40i corresponde a la única opción gasolina prevista para la cuarta generación del X5. Se trata de un motor que entrega una potencia de 340 CV que tardará 5,5 segundos en acelerar de 0 a 100 km/h. Por su parte, alcanzará una velocidad máxima de 243 km/h, con consumos medios homologados de 8,5 l/100km.

Por su parte, el xDrive30d es la primera de las opciones de motorización diésel. Con 265 CV, se trata del propulsor de menor potencia de la gama, aunque es suficiente para alcanzar una velocidad de 100 km/h en tan solo 6,5 segundos, contando con una velocidad punta de 230 km/h. En materia de consumos el xDrive30d homologa una cifra cercana a los 6 l/100 km.

En último lugar se encuentra el M50d, la versión más potente de toda la gama X5 de cuarta generación, que entrega una potencia de 400 CV. Este motor consigue poner al X5 a 100 km/h en un increíble tiempo de 5,2 segundos, pudiendo alcanzar los 250 km/h de velocidad máxima.

Por el momento, la firma bávara no ha desvelado los precios de la cuarta generación de su X5, pero a continuación se muestra una relación completa de precios según motorización y número de asientos para su generación predecesora, de modo que funcione como referencia:

X5 sDrive25d 231 CV por 61.150 euros.

X5 sDrive25d 231 CV y 7 plazas por 63.493 euros.

X5 xDrive25d 231 CV por 64.500 euros.

X5 xDrive25d 231 CV y 7 plazas por 66.843 euros.

X5 xDrive35i 306 CV por 70.300 euros.

X5 xDrive30d 258 CV por 70.450 euros.

X5 xDrive35i 306 CV y 7 plazas por 72.737 euros.

X5 xDrive30d 258 CV y 7 plazas por 72.793 euros.

X5 xDrive40d 313 CV por 75.650 euros.

X5 xDrive40e iPerformance 313 CV por 75.650 euros.

X5 xDrive40d 313 CV y 7 plazas por 77.993 euros.

X5 xDrive50i 449 CV por 99.650 euros.

X5 xDrive50i 449 y 7 plazas por 102.180 euros.

X5 M50d 381 CV por 106.700 euros.

X5 M50d 7 381 CV y 7 plazas por 108.509 euros.

X5 M 575 CV por 140.500 euros.

El BMW X5 estrenará dos versiones de equipamiento

En su tercera generación, el X5 carecía de niveles de equipamiento, y contaba de serie con faros en xenón, conexión Bluetooth y entrada USB, encendido automático de luces y limpiaparabrisas, control de presión de los neumáticos, programador de velocidad con frenado automático, sistema de frenado de emergencia, alerta de cambio involuntario de carril y sensores de aparcamiento, tanto delanteros como traseros.

Por su parte, la cuarta generación ha anunciado que sí contará con dos líneas de equipamiento diferenciadas. En primer lugar, el acabado xLine, que dotará al X5 de un aspecto mucho más campero y preparado para abandonar la carretera y adentrarse en terrenos off-road. Por otro lado, el acabado M Sport que, como su propio nombre indica, se centra en cualidades puramente deportivas.

La primera de ellas equipa barras en el techo, taloneras y una gran rejilla frontal en aluminio, mientras que la segunda cuenta con entradas de aire más grandes, barras de la parrilla pintadas en aluminio y parachoques, faldones y pasos de rueda en el mismo color que la carrocería.

¿Por qué comprar un BMW X5?

Hablar del BMW X5 es hablar de un auténtico pionero en el segmento de los SUV premium. Su cuarta generación presenta un vehículo más grande que su predecesor, pero más ligero, algo que puede llevar a pensar que su comportamiento en carretera será todavía más ágil, y sus consumos más ajustados y eficientes. Este aumento de tamaño le convierte también en un vehículo más amplio en su interior, pudiendo ocupar hasta 7 ocupantes en tres filas de asientos. Además, el BMW X5 combina su carácter premium con unas aptitudes más que satisfactorias para adentrarse en terrenos off-road. Habrá que esperar a que el fabricante bávaro desvele el precio de salida de la nueva generación de uno de sus buques insignia.