Compra tu Skoda Yeti de ocasión en AutoScout24

Skoda Yeti

Skoda Yeti

El Škoda Yeti, un más que un turismo

El Škoda Yeti es un vehículo deportivo utilitario o SUV compacto que la empresa checa comenzó a comercializar en el año 2009. A pesar de su imagen de todoterreno el Yeti se mueve con naturalidad en la ciudad, aunque también se adapta perfectamente a otros terrenos ya que está disponible tanto con tracción delantera como en su versión 4x4. Más

Encuentra el coche de tus sueños

Más de 2.4 millones de vehículos a lo largo de toda Europa

Skoda Yeti - Color de la carrocería

Skoda Yeti - Ofertas destacadas

Skoda Yeti - Tipo de combustible

La última versión disponible del predecesor del Karoq

El último restyling del ŠKODA Yeti llegó a los concesionarios en 2014 como parte del proceso de rediseño que la firma checa había comenzado con su buque insignia, el Octavia. Con esta renovación, el Yeti abandono ese aspecto cuadriculado y poco atractivo por líneas más adaptadas a las nuevas tendencias, aunque sin abandonar nunca su carácter práctico y funcional. Parte de este restyling supuso una nueva versión con aptitudes más off-road, el ŠKODA Yeti Outdoor, así como importantes novedades en su aspecto interior como un nuevo frontal, ópticas cuadradas, nuevos tipos de llantas y colores para su carrocería. Además de todo esto, el Yeti añadió una gama mecánica realmente amplia y diversa, así como nuevos asistentes a la conducción así como opciones Simply Clever, para mejorar y facilitar el día a día tanto del conductor como de sus ocupantes.

El primer SUV compacto del fabricante checo

Hay que remontarse al año 2009 para descubrir la primera referencia del Yeti, un peculiar vehículo en el que el fabricante checo trató de incorporar lo mejor de un todoterreno urbano, un compacto y un monovolumen, dando como resultado el primer SUV de la marca.

Se trata de un cinco plazas con tracción tanto total como delantera que cuenta con dos versiones, una más enfocada a la ciudad y otra más apta para terrenos off-road, conocida como Outdoor.

En el año 2013, y con motivo del Salón del Automóvil de Ginebra, ŠKODA presento el último lavado de cara del Yeti, y es que tras haber vendido más de medio millón de unidades desde que viera la luz por primera vez, el fabricante checo anunció que cesaría su venta para dar paso a un nuevo SUV renovado y mucho más al día de las últimas novedades en materia de diseño y prestaciones, el Karoq.

Hasta la fecha, el Yeti se producía íntegramente en la planta que ŠKODA posee en Kvasiny, República Checa. Este modelo monta la plataforma PQ35, propiedad del grupo Volkswagen y que también utilizaban modelos como el Q3 de Audi o el Tiguan de la propia Volkswagen.

Principales ventajas e inconvenientes del ŠKODA Yeti

  • Pese a haberse renovado con un profundo lavado de cara estético, y aun habiendo abandonado esas ópticas redondas que tan poco le favorecían, el diseño exterior del Yeti nunca ha acabado de convencer, centrando sus esfuerzos en otro tipo de características.

  • Lo mismo ocurre en su interior, que quizás peca de demasiada sobriedad y pocos alardes tecnológicos, contando con prestaciones algo justas en comparación con diferentes alternativas de la competencia.

  • Donde sí destaca sobre el resto es en sus cotas de habitabilidad, especialmente para un vehículo de su tamaño (tan solo 4,2 metros de longitud), y es que el interior del Yeti es sorprendentemente amplio. Además, cuenta con el sistema VarioFlex, que permite una gran versatilidad pudiendo abatir o extraer su fila posterior de asientos.

  • Igual sucede con su maletero, que cuenta con una capacidad de 405 litros, aunque pude llegar hasta los 510 si se mueve la fila posterior e incluso hasta los 1.760 si se abaten completamente.

  • En conducción, cabe destacar sobre todo las cualidades off-road de su versión Outdoor, que cuenta con tracción 4x4 y embrague Haldex de quinta generación, así como con ayuda de arranque en pendiente y control de descenso.

  • Posee una increíblemente amplia gama mecánica que permite configuraciones de todo tipo, ajustadas a los gustos y bolsillos de la gran mayoría.

  • Por otro lado, el precio de salida del Yeti está por encima del de sus principales competidores en el segmento.

Si algo está claro es que el ŠKODA Yeti es un vehículo peculiar. Atendiendo a su tamaño, las alternativas más similares que se pueden encontrar, aunque difieren en gran número de características, serían el Nissan Juke, el MINI Countryman, el Toyota RAV4, el Dacia Duster, el Renault Captur o el Peugeot 2008.

Gama de motores y precio

La gama mecánica del ŠKODA Yeti es realmente amplia, permitiendo al usuario escoger entre un gran número de opciones tanto de motor como de transmisión o tracción. En líneas generales, en cuanto a motorización existe posibilidad de escoger tanto propulsor gasolina como diésel, con potencias que van desde los 105 hasta los 170 CV.

En lo que respecta a los primeros, el Yeti puede equipar un 1.2 TSI de 105 CV, un 1.4 TSI de 122 y un 1.8 TSI que entrega una potencia de 160 CV. Pasando a los propulsores diésel, el Yeti cuenta con un 1.6 TDI de 105 CV, con el que homologa sus mejores consumos, 5 l/100 km. Además de este existe también la posibilidad de montar un bloque 2.0 TDI con potencias de 110, 140 y 170 CV respectivamente, siendo este el más potente de la gama.

Se puede escoger entre cambio manual o automático, siendo el primero de cinco o seis velocidades (dependiendo del motor escogido) y el segundo un DSG de doble embrague de seis o siete relaciones. En lo que respecta a la tracción del Yeti, esta puede ser delantera o total.

En lo que respecta al precio del ŠKODA Yeti, este se mueve en un rango que va desde los 17.750 euros de su versión de acceso, a los cerca de 31.000 de su tope de gama. Todo depende del tipo de motorización, nivel de acabado y mecánica que se configure. A continuación se muestra una relación completa de precios:

Yeti 1.2 TSI:

  • 105 CV Edition 17.750€
  • 105 CV Active 18.200€
  • 110 CV Active 18.905€
  • 105 CV Ambition 19.190€
  • 110 CV Ambition 19.905€
  • 105 CV auto. Active 20.210€
  • 105 CV Elegance 20.390€
  • 110 CV Monte Carlo 20.815€
  • 105 CV auto. Ambition 21.200€
  • 110 CV auto. Ambition 21.975€
  • 105 CV auto. Elegance 22.400€
  • 110 CV auto. Monte Carlo 22.895€

Yeti 1.4 TSI:

  • 122 CV Active 19.180€
  • 122 CV Ambition 20.170€
  • 125 CV Ambition 20.685€
  • 122 CV Elegance 21.360€
  • 125 CV Style 21.885€
  • 122 CV auto. Ambition 22.170€
  • 125 CV auto. Ambition 22.815€
  • 122 CV auto. Elegance 23.370€
  • 125 CV auto. Style 24.005€
  • 150 CV 4x4 DSG Style 28.475€

Yeti 1.6 TDI:

  • 105 CV Active 20.415€
  • 105 CV Ambition 21.415€
  • 105 CV auto. Active 22.300€
  • 105 CV Elegance 22.615€
  • 105 CV auto. Ambition 23.300€
  • 105 CV auto. Elegance 24.500€

Yeti 1.8 TSI:

  • 160 CV 4x4 Elegance 25.405€

Yeti 2.0 TDI:

  • 110 CV Adblue tech Active 20.491€
  • 110 CV Active 20.790€
  • 110 CV Adblue tech Ambition 21.491€
  • 110 CV Ambition 21.790€
  • 140 CV Active 22.210€
  • 110 CV Adblue tech Style 22.681€
  • 110 CV Elegance 22.990€
  • 110 CV Adblue tech Monte Carlo 23.165€
  • 140 CV Ambition 23.210€
  • 110 CV 4x4 Active 23.550€
  • 150 CV Adblue tech Ambition 24.035€
  • 140 CV Elegance 24.410€
  • 110 CV Adblue tech 4x4 Active 24.485€
  • 110 CV 4x4 Ambition 24.530€
  • 150 CV Adblue tech Style 25.225€
  • 110 CV 4x4 Adblue tech Ambition 25.485€
  • 110 CV 4x4 Elegance 25.730€
  • 140 CV 4x4 Ambition 26.100€
  • 110 CV Adblue tech 4x4 Style 26.685€
  • 140 CV 4x4 Elegance 27.300€
  • 150 CV 4x4 Adblue tech Ambition 27.465€
  • 140 CV 4x4 DSG Ambition 27.952€
  • 150 CV 4x4 DSG Adblue tech Ambition 28.265€
  • 150 CV Adblue tech 4x4 Style 28.665€
  • 170 CV 4x4 Elegance 28.875€
  • 140 CV 4x4 DSG Elegance 29.155€
  • 150 CV Adblue tech 4x4 DSG Monte Carlo 29.175€
  • 150 CV Adblue tech 4x4 DSG Style 29.465€
  • 170 CV 4x4 DSG Elegance 30.755€

Diferentes niveles de acabado

Todavía puede adquirirse un ŠKODA Yeti en alguno de sus tres niveles de acabado, pertenecientes al Active, Ambition o Elegance.

Desde su nivel de acceso, el ŠKODA Yeti Active cuenta con aire acondicionado, elevalunas eléctricos en sus cuatro puertas, seis airbags, control de estabilidad, barras de techo, asiento del conductor regulable en el altura y asistente de frenada.

Un paso por encima se encuentra el acabado Ambition, que añade llantas de 16 pulgadas, radio con DC, retrovisores eléctricos, volante multifunción, freno de mano y palanca de cambio en cuero, control de crucero y sensor de lluvia y luz.

Por último, el acabado tope de gama, correspondiente al Elegance, que suma llantas de 17 pulgadas, faros bixenón, retrovisores abatibles electrónicamente, lunas traseras semitintadas, climatizador bizona, volante de cuero, navegador manos libres con Bluetooth y sistema de asistencia de arranque en pendiente.

¿Por qué comprar un ŠKODA Yeti?

Pese a haber cesado su producción en 2017, todavía existe stock y es posible acceder a un ŠKODA Yeti, por lo que sigue siendo una opción muy a tener en cuenta para todas aquellas personas que busquen un vehículo cómodo, de gran amplitud y muy práctico para su uso diario, ya sea en la ciudad (en su versión puramente urbanita) o fuera de ella (gracias a su versión Outdoor). Uno de los puntos más destacables del ŠKODA Yeti es su versatilidad, ya que además de una amplitud interior y un maletero realmente generosos en su segmento, ofrece la posibilidad de jugar con su fila posterior de asientos para buscar nuevas configuraciones, pudiendo incluso abatir el asiento del copiloto para contar con un espacio de carga mucho más amplio. Como se comentaba anteriormente, el fabricante checo supo unir en un solo vehículo las mejores características de diferentes segmentos de automóviles.

Opiniones sobre vehículos Skoda Yeti

52 Valoraciones

4,6

Datos técnicos del Skoda Yeti

Resumen de los datos técnicos como el consumo, CV (caballos de potencia), dimensiones, peso y longitud

Mostrar datos técnicos