Saltar al contenido principal
En estos momentos, los servicios que ofrece AutoScout24 están limitados por trabajos de mantenimiento. Esto afecta a algunas funciones, como el contacto con los vendedores, el inicio de sesión o la gestión de los vehículos para la venta.

Skoda Karoq

Cuando Škoda anunció en 2017 el lanzamiento del Karoq, lo hizo con la firme convicción de que este modelo podría convertirse en uno de los de mayor éxito de la compañía. Esta afirmación se sostiene en varios puntos: por un lado, es un vehículo muy similar al SEAT Ateca (no sólo montan la misma plataforma, sino que además se fabrican en el mismo lugar), pero con mejores detalles.Más

Datos técnicos

115 - 150 PS

Poder

5.0 - 5.4 l/100 km

Consumo (comb.)

114 - 123 g CO2/km

Emisiones de CO2 (comb.) Puede obtenerse información adicional sobre el consumo de combustible y las emisiones específicas de CO2 de los turismos nuevos en la “Guía de consumo de combustible y emisiones de CO2” que puede obtenerse gratuitamente en todos los puntos de venta y en www.idae.es.

187 - 204km/h

Velocidad máxima

8.4 - 10.6s

de 0 a 100 km / h

Mostrar datos técnicos

Modelos alternativos

Por otro lado, se trata de una versión más pequeña del Kodiaq. Y por último, se posiciona como un vehículo pensado exclusivamente para el usuario, ya que ha optado por premiar la funcionalidad antes que el diseño, sin descuidar nunca la calidad de sus materiales y detalles, cercana a otros modelos de precio más elevado.

El Škoda Karoq, sustituto natural del Yeti

La primera vez que la marca checa comenzó a mostrar su Karoq fue en la primera mitad de 2017, en el mes de abril, cuando se publicaron algunas imágenes de un nuevo modelo muy similar al Kodiaq, pero esta vez de 5 plazas, y que venía para sustituir al Yeti.

El Škoda Karoq está montado sobre la plataforma MBQ-A1, del mismo modo que su hermano, el SEAT Ateca, y tanto uno como el otro están fabricados en la fábrica que la compañía tiene en la República Checa, concretamente en Kvasiny. Estos dos modelos comparten no sólo tamaño, sino también diferentes elementos y opciones de equipamiento, así como algunos motores.

El último SUV de los checos comenzó a comercializarse en España en el mes de septiembre de 2017, pero no fue hasta un mes después cuando se celebró la presentación internacional en Sicilia.

Pese a que la marca no desveló en Italia detalles sobre futuras motorizaciones de este u otros modelos, no se debería descartar la aparición en los próximos años de alguna versión híbrida o incluso eléctrica, siguiendo los pasos de otros modelos del segmento como pueden ser el Hyundai KONA.

Qué ofrece este Škoda Karoq

La firma checa presenta un vehículo en el que no busca destacar por su diseño, que en este caso sigue la línea de su antecesor, el Yeti, e incluso del Kodiaq (solo que en una versión algo más pequeña), que tampoco deslumbraron especialmente en este aspecto. Lo que busca el Karoq es funcionalidad, adaptarse a las necesidades del usuario para hacerle la vida más fácil.

Y para esto, se apoya en diferentes aspectos, comenzando como no podía ser de otro modo por un abundante equipamiento de serie (en el que se profundizará mas adelante), en el que destaca por ejemplo el cuadro de instrumentos a través de pantalla, utilizado aquí por primera vez dentro de toda la gama del fabricante checo, así como diferentes sistemas de navegación.

El Škoda Karoq presenta además uno de los maleteros más amplios del segmento, con 521 litros de carga, un puesto de conducción cómodo y con buena visibilidad y capacidad para cinco personas con asientos traseros modulables, que le convierten en uno de los SUV más versátiles del mercado.

En la parte negativa, destacaría principalmente el abuso de plásticos duros en algunas partes del interior del vehículo, aunque por lo general los materiales que utiliza son buenos.

En el segmento de los SUV la competencia es cada vez mayor. Esta tipología de vehículo llegó hace un tiempo para quedarse, desplazando a los monovolúmenes, y siendo siempre una de las mayores apuestas en las estrategias de crecimiento de las principales marcas.

Uno de los primeros vehículos que nos viene a la cabeza al comparar el Škoda Karoq es, sin duda, el SEAT Ateca, con quien comparte plataforma e incluso algunos motores. Dentro de esta comparativa, el Karoq partiría de un precio superior al Ateca, así como a otros modelos como el Nissan Qashqai. Este precio superior está justificado sobre todo por la calidad de su equipamiento, que se encuentra más cercano a los modelos de precio más elevado dentro del segmento, como puede ser el Volkswagen Tiguan. Además, los motores que monta el Karoq son algo mejores que los de su “primo-hermano” el Ateca, por lo que saldría ganando también en esta comparativa.

Precio y motores del Škoda Karoq

El rango de precios del ŠKODA Karoq con motorización de gasolina comienza en los 24.210 euros de su versión Ambition con cambio manual y 115 CV, y llega hasta los 30.570 euros de su versión Style con cambio automático de doble embrague DSG y 150 CV, ambos con tracción delantera. En lo que se refiere a los motores diésel, el ŠKODA Karoq parte de los 26.210 en la misma versión que la opción gasolina, y llega hasta los 35.470 euros del equipamiento Style con la misma caja de cambios que la opción gasolina, pero con tracción 4x4.

En cuanto a los motores que monta el Škoda Karoq, podemos encontrar dos versiones gasolina y dos versiones diésel: un 1.0 y un 1.5 TSI, con 115 y 150 CV respectivamente en lo que respecta a gasolina, y un 1.6 TDI y 2.0 TDI, con 115 y 150 CV, en lo que se refiere a diésel. Estos motores vienen disponibles con dos cajas de cambio, manual y de doble embrague DSG, así como con dos tipos de tracción, delantera y total.

Los consumos que maneja el Škoda Karoq son moderados, tanto en ciudad como en carretera, situándose en un mínimo de 5,8 l/100km en su motor gasolina 1.0 TSI 85 kW de 115 CV, y un máximo de 6,8 l/100km en la versión 1.5 TSI 110 kW de 150 CV, también gasolina. En cuanto a los diésel, el mínimo baja a los 4,5l/100km de su versión 1.6 TDI 85 kW de 115 CV, y llega hasta los 5,9l/100km del 2.0 TDI 110 kW con 150 CV y tracción 4x4. En el apartado de las emisiones, se mueve en una cifra oficial mínima de 115-117 g/km de su motor diésel 1.6 TDI 85 kW de 115 CV, y la máxima que marca el motor diésel 2.0 TDI 110 kW de 150 CV y tracción 4x4, con un resultado de 137-138 g/km.

Precios para las versiones gasolina:

  • Škoda Karoq Ambition 1.0 TSI 85kW, con 115 CV, cambio manual y tracción delantera por 24.210 euros.
  • Škoda Karoq Ambition 1.0 TSI 85kW, con 115 CV, cambio DSG y tracción delantera por 26.170 euros.
  • Škoda Karoq Ambition 1.5 TSI 110kW, con 150 CV, cambio manual y tracción delantera por 25.870 euros.
  • Škoda Karoq Style 1.5 TSI 110kW, con 150 CV, cambio manual y tracción delantera por 28.770 euros.
  • Škoda Karoq Ambition 1.5 TSI 110kW, con 150 CV, cambio DSG y tracción delantera por 27.670 euros.
  • Škoda Karoq Style 1.5 TSI 110kW, con 150 CV cambio DSG y tracción delantera por 30.570 euros.

Precios para las versiones diésel:

  • Škoda Karoq Ambition 1.6 TDI 85kW, con 115 CV, cambio manual y tracción delantera por 26.210 euros.
  • Škoda Karoq Ambition 1.6 TDI 85kW, con 115 CV, cambio DSG y tracción delantera por 28.070 euros.
  • Škoda Karoq Ambition 2.0 TDI 110kW, con 150 CV, cambio manual y tracción 4x4 por 30.770 euros.
  • Škoda Karoq Style 2.0 TDI 110kW, con150 CV, cambio manual y tracción 4x4 por 33.670 euros.
  • Škoda Karoq Ambition 2.0 TDI 110kW, con 150 CV, cambio DSG y tracción 4x4 por 32.570 euros.
  • Škoda Karoq Style 2.0 TDI 110kW, con 150 CV, cambio DSG y tracción 4x4 por 35.470 euros.

Versiones de equipamiento del Škoda Karoq

El Škoda Karoq está disponible en nuestro país, por el momento, en dos versiones de equipamiento muy completas: Ambition y Style. Aunque está previsto que la marca presente a lo largo de 2018 otra versión, la Active, que presumiblemente se tratará de la versión de acceso.

La primera de sus opciones, la del Škoda Karoq Ambition, cuenta de serie con un gran número de elementos, entre los que destacan luces traseras e iluminación LED en la matrícula, faros halógenos “Day Light”, llantas de aleación de 17 pulgadas, barras de techo negras, sensor de aparcamiento trasero, cámara marcha atrás, climatizador bizona o volante multifunción en cuero.

En cuanto a su versión Style, el Škoda Karoq mejora los elementos ya presentes en el Ambition, con llantas de 18 pulgadas, barras de techo en plata cromado, portón de maletero eléctrico, sensor de aparcamiento (esta vez también delantero) y navegador Amundsen con pantalla táctil.

¿Por qué comprar un Škoda Karoq?

El principal aliciente para optar por un Škoda Karoq frente a otras opciones del segmento SUV es una relación calidad-precio única. Por el precio que cuesta un Karoq, resulta difícil encontrar otra opción con las mismas prestaciones y equipamiento. Un vehículo cómodo, que pone en un primer plano lo funcional frente a lo vistoso, pero que no descuida los detalles ni por fuera ni por dentro, donde destaca sobre todo la gran cantidad de opciones que presenta en sus asientos traseros así como otros pequeños detalles que hacen que la conducción y la experiencia en general sean mucho más satisfactoria.