Compra tu BMW M5 de ocasión en AutoScout24

BMW M5

BMW M5

Así es el primer M5 con tracción integral

Ya está en los concesionarios españoles el nuevo M5 de BMW, un vehículo que alcanza los 600 CV de potencia gracias a su motor de gasolina y a importantes cambios en el chasis respecto al Serie 5 estándar. La generación anterior fue duramente criticada por la falta de tracción que tenía, algo que se ha subsanado, aunque también es cierto que su conducción al límite sigue siendo una tarea a la que hay que acostumbrarse. Más

Encuentra el coche de tus sueños

Más de 2.4 millones de vehículos a lo largo de toda Europa

600CV de potencia. la berlina con mayor aceleración del mundo

El vehículo se asienta sobre una plataforma nueva y una carrocería que homologa 4 plazas. No es una exageración que es uno de los vehículos más veloces y con mayor capacidad de aceleración que hay actualmente en el mercado. Por eso ofrece tres configuraciones de tracción total a elegir: la estándar (T4R), la Sport (T4R Sport, la cual desvía mayor par al eje posterior) y la trasera (T2R). Cuenta asimismo con una caja de cambios de ocho relaciones que puede manejarse de forma manual y, a diferencia de los M5 que preceden a esta versión, no tiene los modos de conducción habituales, pero si cómo desea el usuario que responda el motor (Efficiency, Sport y Sport Plus) así como el modo de funcionamiento de la caja de cambios, el grado de asistencia de la dirección o la firmeza de la suspensión, entre otras muchas cosas.

Mide casi 5 metros de longitud (4,97 exactamente) y pesa 1.930 kilogramos. Esta sexta generación es de momento la última de un vehículo que nació en 1984 con un motor 6 cilindros de 300 CV de potencia que heredó directamente del BMW M1. 34 años después llega un vehículo que incorpora el motor de la edición 30 aniversario pero con una nueva imagen muy trabajada en el apartado aerodinámico del frontal, los bajos y el difusor trasero. Además se han modificado las aletas delanteras, con una moldura con el logotipo de M5 que sustituyen a las Air Breather del modelo estándar. Los espejos retrovisores recuerdan rabiosamente a los del BMW M3 E36 con el característico falso doble brazo. La parte trasera está dominada por cuatro tubos de escape que le dan un aspecto tan deportivo como agresivo. Fue presentado al público en el mes de septiembre en el Salón del Automóvil de Frankfurt, donde se señaló que su producción tendría lugar en la planta que BMW tiene en Dingolfing, al sur de Baviera.

Principales puntos fuertes y debilidades

  • Gran diseño exterior, con un trabajo aerodinámico evidenciado en el frontal y el difusor trasero.

  • Interior deportivo muy similar al del Serie 5. Cambian los botones del volante y la palanca de cambio.

  • Amplio y espacioso, con asientos tapizados en cuero y una gran sujeción al cuerpo.

  • Amplio maletero de 530 litros de capacidad, con una amplia boca de carga que facilita meter y sacar objetos.

  • Conducción nada sencilla. Cuesta acostumbrarse para exprimir al máximo las prestaciones del BMW M5.

  • Motor que es todo potencia: 600 CV sobrealimentado con dos turbocompresores.

  • No es un coche barato: su precio nunca es inferior a 1360.000 euros.

Sus principales rivales en el mercado son el Audi RS 6 Avant performance, que entrega 605 CV, y el Mercedes AMG 63 S 4MATIC+, que tiene 612 CV. Ambos son más caros (145.070 y 146.125 euros, respectivamente) que el vehículo que nos ocupa (136.650 euros). El M5 es capaz de acelerar de 0 a 100 km/h en solo 3,4 segundos mientras que el Audi RS 6 lo hace en 3,7. El Mercedes, por su parte, tarda exactamente lo mismo. Respecto a la frenada, equipado con los frenos cerámicos, es otra de las grandes virtudes del M5: capaz de parar desde 120 km/h en 46,1 metros, menos que el Porsche Cayman GT4 o que el Audi R8 V10 (47 y 48,8 metros, respectivamente).

Motorización y precio de salida

Incorpora un motor S63 de 8 cilindros dispuestos en V, un cubicaje de 4.395 centímetros cúbicos y dos turbocompresores de doble entrada. Es capaz de entregar 600 CV de potencia con un par máximo de 750 Nm. Se encuentra disponible por 136.700 euros.

Equipamiento y niveles de acabado

Cuenta con un acabado interior deportivo, con asientos con agarre especial y detalles del paquete M, así como tapicería de cuero Merino de color negro, volante M con costuras en el aro, pomo de cambio de diseño específico, asientos deportivos con el logo de M en los reposacabezas, cinturones de seguridad con banda roja y azul y un paragolpes y un difusor específicos. A nivel de equipamiento cuenta con un climatizador regulable de cuatro zonas, un sistema de carga variable. La seguridad es un fijo en la firma del aspa, con asistentes como el del aparcamiento, de conducción, el control de presión de neumáticos, llamada de emergencia inteligente, accionamiento automático del portón trasero, los faros LED adaptativos, el sistema de carga inalámbrica, el punto de acceso de WiFi o el sistema de sonido surround fabricado expresamente por Harman/Kardon.

Respecto al equipamiento extra las opciones son ilimitadas, destacando por encima de todo el volante y los asientos calefactables, función de masaje para el conductor y los acompañantes, cubierta del motor M en carbono, el acristalamiento de la protección solar, el control de crucero con función ‘Stop&Go’, el cierre automático de puertas, un sistema de sonido especial creado por Bowers & Wilkins Diamond o las llantas de aleación M de 20 pulgadas con diseño de radios dobles y color JetBlack, entre otras muchas cosas.

¿Por qué comprar un BMW M5?

Es un coche realmente complicado de conducir y al que es muy difícil extraer todo su potencial. Sería un error adquirirlo pensando que es una modificación deportiva del Serie 5 con potencia extra. Es mucho más que eso. Eso no quita que sea un vehículo muy útil para usarlo a diario, pues es cómodo y versátil, y cuenta con un amplio maletero. Pero si uno no acaba haciéndose con el control del mismo y no aprovecha toda su capacidad, tiene más sentido comprar la versión 540i xDrive, por ejemplo, que cuenta con 340 CV de potencia. Superado lo anterior, solo queda disfrutar de una de las berlinas más poderosas del mercado, junto al Mercedes AMG E 63 S 4MATIC+, ambas capaces de acelerar como un Ferrari Portofino. Pero es mucho más que un vehículo con estética trabajada y mucho motor. Es un coche cuyos componentes están muy bien adaptados a sus prestaciones, con unos frenos cerámicos impresionantes, una suspensión que evita cualquier movimiento extraño de la carrocería y una dirección que funciona de una forma mucho más precisa que la del Serie 5. El único pero es el sonido del motor, menos atractivo que el de sus principales rivales: Audi RS 6 Avant y un Mercedes-AMG E 63 S.

Con un consumo nada elevado dadas sus características y el tipo de vehículo que es (8,9 litros cada 100 km), el nuevo BMW M5 se presenta como una opción muy llamativa, difícil de domar, pero gratificante y agradecido una vez se consigue. Una alternativa muy interesante para los que busquen velocidad y satisfacciones al volante sin renunciar a la comodidad y al confort, siempre con la garantía y la experiencia de una firma como la alemana.

Opiniones sobre vehículos BMW M5

4 Valoraciones

4,8

Datos técnicos del BMW M5

Resumen de los datos técnicos como el consumo, CV (caballos de potencia), dimensiones, peso y longitud

Mostrar datos técnicos