Compra tu BMW M4 de ocasión en AutoScout24

BMW M4

Un portento de la ingeniería convertido a mito generación tras generación

BMW M4 es el nombre que hereda la versión coupé de tres puertas del mítico modelo M3 de la marca alemana BMW que tras cuatro generaciones ha decidido renombrar uno de sus modelos más deportivos e icónicos.

Todo comenzó en 1986 cuando la marca bávara con sede en Munich y fundada en 1916, decidió fabricar el primer M3 denominado E30, este modelo montaba un motor de 2,3 litros con una potencia máxima de 195 CV. Desde entonces cada nueva generación de BMW Serie 3 tuvo su modelo M. En 1996 se lanzó el E36, una versión que incorporaba un motor de 3.0 litros con 286 caballos de potencia. En 2001 salió a la venta el E46 con un motor atmosférico de 3,2 litros y con las especificaciones más altas de la historia ya que desarrollaba una potencia de 343 CV. A finales del 2007 se lanzó el M3 E92, con una potencia estimada en 420 CV. Desde el E30 BMW ha ido aumentando caballos y cilindros desde los cuatro en línea hasta el E92 que es un V8. El modelo M3 actual está solo ligado a la versión M del Serie 3 de cuatro puertas.

En la actualidad cualquier modelo M3 o M4 son modelos muy buscado en mercados de vehículos usados debido a su elevado precio en el mercado de vehículos nuevos. Entre sus rivales directos figuran algunos otros míticos modelos como el Audi RS5, Mercedes-Benz C 63 AMG o el nuevo Lexus RC F.

Dos versiones: Cabrio y Coupé

El BMW M4 se presentó el verano de 2013 como uno de los deportivos con las más altas prestaciones del mercado. Está disponible en dos versiones BMW M4 Coupé y BMW M4 Cabrio. El BMW M4 tiene una longitud de 4,67 metros, un ancho de 1,87 metros y un alto de 1,38 metros. Pesa 1.497 kilogramos y esto se debe al uso más generalizado de plástico reforzado con fibra de carbono y aluminio, cuenta con una distribución óptima del peso de prácticamente un 50:50.

Cambio de motor: de un V8 atmosférico a un 6L con dos turbos

El BMW M4 monta un motor gasolina de 3.0 litros de cubicaje y seis cilindros en línea con la tecnología M TwinPower Turbo, con dos turbocompresores que desarrolla una potencia máxima de 431 CV entre las 5.390 y las 7000 rpm. Su configuración dista muchos del anterior motor atmosférico V8 de 420 CV que tenía su antecesor, el BMW M3. El par motor máximo es de 550 Nm, entre las 1850 y las 5500 rpm, lo que significa que supera también el par máximo de su antecesor en aproximadamente un 40%.

Las prestaciones del BMW M4 hablan por sí solas, acelera de 0 a 100 km/h en tan sólo 4,1 segundos y la recuperación de 80 a 120 km/h es de 3,5 segundas. La velocidad máxima es de 250 km/h limitada electrónicamente, aunque con un pack opcional denominado Driver´s Package su velocidad punta llega hasta los 280 km/h.

El consumo y las emisiones han disminuido según la marca alemana en un 25% respecto a su antecesor más directo. El consumo medio se fija en 8,3 litros a los 100 km y sus emisiones de CO2 son de 194 g/km cumpliendo la norma europea de emisiones EU6. La tracción es en las ruedas traseras y la caja de cambios puede ser manual de seis velocidades o automática de doble embrague y siete velocidades denominada M DKG.

La transmisión automática tiene varios programas de funcionamiento seleccionables con el botón Drivelogic. Dispone de la función de salida rápida desde parado Launch Control y de otra llamada Stability Clutch Control, que hace que el embrague actúe, abriéndose, para corregir un principio de sobreviraje por exceso de gas. Por su parte la caja de cambios manual tiene un sistema que iguala las revoluciones del motor con las de la caja en las reducciones con lo que la transición entre marchas es más suave y precisa.

Equipamiento de lujo para ambas versiones

El equipamiento de serie del M4 incluye faros bixenon, asientos deportivos estilo backet con tapicería mixta de tela y cuero, navegador, display de información en el parabrisas, y regulación eléctrica, sensores de parking delantero y trasero, acceso sin llave, llantas de 18 pulgadas, montadas sobre un neumático de 255 mm de anchura en eje delantero y 275 mm en el trasero. También incluye control de crucero y espejos abatibles. El techo del BMW M4 puede ser metálico o fabricado con plástico reforzado con fibra de carbono para que pese unos 6 kilogramos menos y así el centro de gravedad está más bajo.

Versión Cabrio mejorada y rígida.

La versión del BMW M4 Cabrio monta una capota rígida de tres piezas que se pliega en 20 segundos y puede accionarse en marcha siempre que no se superen los 18 km/h. Cuando se recoge en el maletero la capacidad inicial de 370 litros se ve reducida hasta los 220 litros. El M4 Cabrio puede encontrarse opcionalmente con dos elementos que contribuyen a mejorar el confort cuando se circula descapotado como son el deflector trasero y la calefacción integrada en la zona alta asientos, en la zona de la nuca.