Compra tu BMW M1 de ocasión en AutoScout24

BMW M1

BMW M1

Entre 1978 y 1980 BMW fabricó el superdeportivo BMW M1, concretamente 460 veces. El desarrollo del BMW M1 fue asumido en 1976 por Lamborghini, pese a que su inspiración se remonta a un prototipo de la propia casa BMW diseñado en el año 1972. A diferencia del prototipo, el BMW M1 tenía un aspecto menos llamativo puesto que no se dotó de puertas de ala de gaviota. Más

Encuentra el coche de tus sueños

Más de 2.4 millones de vehículos a lo largo de toda Europa

En realidad, y a excepción de una pequeña edición especial, el BMW M1 no fue diseñado para su venta al público, sino únicamente como deportivo para su exhibición en circuito. Sin embargo, el sueño de BMW se fue al traste al producirse ciertas modificaciones en el reglamento de las carreras internacionales que lo dejaron fuera de los circuitos. El modesto palmarés deportivo del BMW M1 se reduce únicamente a las series Procar. Por lo demás, este deportivo se vendió casi exclusivamente a clientes privados.

En el apartado estético, el BMW M1 llamaba la atención por sus faros traseros tomados de la primera generación del Serie 6, así como por el hecho de que sus diseñadores se decantaron por los faros retráctiles para garantizar una mejor aerodinámica. El motor del prototipo tenía cuatro cilindros y tan sólo 200 CV. Por el contrario, el BMW M1 que se comercializó se equipó con un motor de seis cilindros en línea de 277 CV que desplazaba 3,5 litros. Así, el BMW M1 se convirtió en el vehículo de producción en serie más veloz de su época. Finalmente, el BMW M1 también se equipó con otros con motores de carreras que desarrollaban entre 470 y 850 CV (con turbocompresor). Algunos de estos bólidos se pueden ver hoy en día en el Museo de BMW en Múnich.