Compra tu Opel Tigra descapotable de ocasión en AutoScout24

Opel Tigra descapotable

Historia y evolución del Opel Tigra

Bajo la prestigiosa firma alemana Opel, el Tigra salió al mercado en 1994, sorprendiendo por su línea dinámica y joven. La fabricación de unidades de la primera generación se prolongó hasta el año 2000, no obstante, la producción se volvió a reanudar cuatro años después (2004), con una segunda generación descapotable y más moderna (techo rígido retráctil), en la cual nos centraremos. Ambas generaciones contaban con un motor transversal compuesto por cuatro cilindros, con cuatro válvulas cada uno. La carrocería descapotable de la segunda generación del Tigra, cuenta con dos plazas y el techo se acciona pulsando un botón, para abrirse o plegarse en poco más de 15 segundos. Los motores de esta segunda generación, en sus versiones de gasolina, son de 1.4 litros (90 CV) y otro de 1.8 litros (125 CV). El único diésel, por su parte, cuenta con un motor de 1.4 litros (70-75 CV). La transmisión es de dos tipos: una manual con 5 velocidades y una transmisión robotizada(Easytronic), únicamente para la versión 1.4, que también cuenta con 5 velocidades. En su último año de fabricación (2007) se presentó otra capota alternativa recubierta por una lona, que recuerda a las clásicas capotas de los clásicos cabrios.

Opel Tigra descapotable en el mercado de coches usados

Además de la capota eléctrica, los Opel Tigra de segunda generación cuentan con un equipamiento muy completo de serie, y una línea deportiva aún muy vigente. Un coche con la garantía de la ingeniería alemana, que se puede encontrar a buen precio en el mercado de automóviles usados o de ocasión. Vehículos usados, pero con diseños atractivos y modernos, que se pueden adquirir a precios interesantes, y que resultan ideales para personas sin cargas familiares, a las que les complace el carácter aguerrido y dinámico que tienen estos modelos de la firma alemana. Sin duda, un vehículo original que cuenta con una serie de características muy interesantes, entre las que destaca su eficaz capota eléctrica, resultando ideal para un país como España, que cuenta con un elevado número de días con sol y temperaturas altas. Un coche de conducción alegre y deportiva, ideal para la ciudad, puesto que cuenta con unas dimensiones reducidas, facilitando, por ello, su estacionamiento en zonas pobladas. Una excelente fusión entre un deportivo y un cabrio que sigue impregnado del espíritu joven y fresco que contaba en sus primeros años de fabricación. Asimismo, cuenta con la fiabilidad y la seguridad de un fabricante como Opel. Tanto sus versiones de gasolina como su versión diésel tienen grandes prestaciones y un gran rendimiento en carretera, así lo atestiguan los conductores que poseen alguna versión de este modelo descapotable. En honor a la verdad, en su momento no fue un coche muy vendido, pero ya se sabe que la calidad y las prestaciones no siempre son suficientes motivos para obtener ventas masivas. El Opel Tigra es un buen ejemplo de esto último.