Compra tu Mercedes-Benz Clase A de ocasión en AutoScout24

Mercedes-Benz Clase A

Mercedes-Benz Clase A

La Clase A de Mercedes-Benz se presentó por primera vez en 1997. Aunque su fama le llegaría sobre todo con el denominado "test del alce" (test de estabilidad), en el que algunos modelos tendían a volcar, lo que conllevó cambios en la construcción del vehículo. Como consecuencia de ello, la Clase A se equipó, entre otros, con un programa de estabilidad electrónica (ESP) y un chasis modificado. Más

Encuentra el coche de tus sueños

Más de 2.4 millones de vehículos a lo largo de toda Europa

Así es el nuevo compacto alemán más avanzado tecnológicamente

Después de un largo tiempo de espera ya está aquí el nuevo Clase A. Un nuevo motor de gasolina es la principal novedad de una nueva generación del compacto alemán, la cuarta, que llega para seguir compitiendo contra otros vehículos premium del mercado como el Serie 1 de BMW o el A3 de Audi. Su equipamiento, como es habitual en la marca, es de auténtico lujo: sistema multimedia con pantalla táctil a color de la más avanzada tecnología, llantas de 17 pulgadas (se pueden equipar también las de 19), faros full LED, arranque por botón, varias tomas de entrada USB, sensor de lluvia, cámara trasera de asistencia al aparcamiento y climatizador bizona, entre otras muchas cosas. No hay que olvidar que es el vehículo más importante de la firma germana por lo que inspira su estética en coches de alta gama como el AMG GT o el CLS. De esta manera el frontal es mucho más ancho y vertical, equipa faros Multibeam LED y dispone de una longitud exactamente igual a la anterior versión: 4,42 metros. Su cambio estético no es demasiado acentuado respecto a su antecesor, pero su interior si ha sido totalmente renovado, con materiales y acabados realmente espectaculares. Su plataforma también es nueva y cuenta con dos tipos de suspensión trasera: la semi independiente y la independiente de cuatro brazos. Por su parte la delantera se puede equipar con confort de altura rebajada (1,5 centímetros más pegada al suelo) y la de amortiguadores regulables.

Un nuevo aire estético y una revolución interior

Durante su presentación en el Salón del Automóvil de Ginebra de 2018, celebrado entre los días 8 y 18 de marzo, la marca de la estrella anunció que cuenta con la más avanzada tecnología, incorporando en este nuevo modelo sistemas de cámaras y radares con alcances de hasta 500 metros, con un sistema cartográfico y de navegación sin precedentes. Es capaz de seguir la línea de la carretera hasta a 130 km/h o vehículos manteniendo una distancia de seguridad.

Fabricado en la planta alemana de Rastatt, apuesta por un habitáculo más espacioso que el de su antecesor, tanto en anchura como en el espacio destinado a las piernas en las plazas delanteras y traseras, así como en el maletero, que alcanza los 370 litros (29 más que los de su antecesor). Ofrece además tres opciones diferentes de pantalla multimedia: 7 pulgadas y 10,25, respectivamente. Se pueden combinar por si se quiere equipar con una de cada tamaño y se le puede dar órdenes con la voz para que suba la temperatura de la calefacción o nos indique dónde se encuentra la gasolinera más cercana. Las opciones de equipamiento harán las delicias de los más exigentes, entre los que destaca las tres opciones de asiento: de serie, confort y deportivos.

Principales ventajas y desventajas

  • Ofrece una actualización sorprendente del MBUX, con doble pantalla (una para el entretenimiento y la navegación, la otra para la instrumentación digital), asistente de voz e inteligencia artificial que se adapta a los gustos y necesidades del usuario.

  • Su sistema de navegación de realidad aumentada es realmente pionera, incorporando una cámara en el retrovisor interior que enseña todo lo que hay delante del coche.

  • Es mucho más silencioso que su antecesor. Hay detrás un gran trabajo de ingeniería en cuanto a la rigidez de la carrocería, aumentando de este modo la seguridad, la comodidad y reduciendo notablemente las vibraciones en pavimento irregular.

  • El motor diésel está disponible en una única motorización de 116 CV, algo completamente insuficiente para un vehículo de esta categoría. Además, la insonorización del motor está mucho menos conseguida que las de sus homólogos en gasolina.

Lo más adecuado sería compararlo con otro vehículo premium como es el Volvo V40. El vehículo alemán apuesta por el dinamismo y la deportividad, además de un enfoque orientado hacia un público juvenil, mientras que el sueco se centra en la seguridad, en el equipamiento y en las posibilidades de personalización. A nivel de carrocería son bastante similares, aunque el Volvo es algo más largo (4,36 metros frente a los 4,29 del Mercedes). Los dos se comercializan en 5 puertas y tienen un motor similar, aunque más grande en el caso del Mercedes (370 litros) que en el del Volvo (335). También el consumo es bastante parejo, aunque ligeramente superior en ciudad el vehículo alemán (6,7 frente a 5,9 litros cada 100 km). El motor diésel está mejor aislado en el caso del Volvo, aunque el tacto en la conducción es mucho mejor en el caso del vehículo alemán.

Ya se ha señalado que el principal problema de su antecesor era el volumen de carga. El Clase A ha aumentado su maletero 29 litros hasta alcanzar los 370, cifras a la altura del A3 (cuenta con 10 litros más) y del Serie 1 (cuenta con 10 litros menos). Además, la boca de carga ha aumentado 20 centímetros por lo que la facilidad para introducir equipaje y otros artículos voluminosos también aumenta.

Motores y precios del Mercedes Clase A

Se comercializa actualmente en motor de combustible diésel y gasolina de cuatro cilindros. Hay además una opción híbrida enchufable de la que todavía se desconocen las características específicas y el precio, pues saldrá más adelante. Los de combustible disponen de transmisión manual o automática de doble embrague 7G-DCT. Los motores y los precios son los que siguen:

Gasolina:

A 200: 163 CV de potencia, aceleración de 0 a 100 km/h en 8 segundos, velocidad máxima de 225 km/h y cambio automático 7G-DCT. Ofrece un consumo medio de 5,1 litros cada 100 km y se encuentra disponible desde 33.650 euros.

A 200: 163 CV de potencia, aceleración de 0 a 100 km/h en 8,2 segundos, velocidad máxima de 225 km/h y cambio manual de 6 velocidades. Con un consumo medio de 5,6 litros cada 100 km está a la venta a partir de 31.400 euros

A 250: 224 CV de potencia, aceleración de 0 a 100 km/h en 6,2 segundos, velocidad máxima de 250 km/h y un cambio automático 7G-DCT. Ofrece un consumo medio aproximado de 6,0 litros y saldrá a la venta por 36.460 euros. Saldrá a la venta en verano.

Diésel:

A 180d: 116 CV de potencia, una velocidad máxima de 202 km/h y un cambio automático 7G-DCT. Con un consumo medio de apenas 4,1 litros cada 100 km se puede encontrar por 32.700 euros.

Equipamiento básico y adicional

El equipamiento es uno de los puntos en los que más han incidido los ingenieros de la firma alemana. A las ya mencionadas ayudas a la conducción equipados del Clase E y el Clase S se suman el sistema Distronic, que es un asistente activo de distancia que regula el control de crucero y se adapta a la velocidad de los coches en carretera.

Cuenta con asistente de mantenimiento y cambio de carril, asistente de ángulo muerto, Attention Assist (sistema que detecta signos de fatiga y de malas praxis en el conductor y emite señales acústicas), detector de vehículos, sistema de aparcamiento semi automático, frenada activa de emergencia, cámara frontal y otra de 360º, volante con controles táctiles e iluminación interior con hasta 64 tonalidades diferentes. Los materiales interiores han mejorado notablemente, con ensamblajes más sólidos y ausencia de crujidos.

Como principal novedad cuenta con un sistema para compartir del vehículo con personas de confianza. Mediante una app se autoriza a las personas que puedan usarlo, las cuales solicitarán acceso con el móvil que, en caso de aprobación también funcionará como llave.

¿Por qué comprar el Mercedes Clase A?

Sin duda es una de las mejores opciones para el que busque un compacto premium con la más avanzada tecnología. Su pionero sistema multimedia, en el que la firma germana ha puesto especial empeño, no tiene comparación en el mercado actual, ofreciendo realidad aumentada e inteligencia artificial al servicio de sus ocupantes. Presenta diferentes motores, diésel y gasolina de bajo consumo, a los que pronto se sumará un híbrido enchufable. Ambas motorizaciones son suaves y ágiles, con gran respuesta de motor y precios muy asequibles (desde apenas 31.400 euros). El espacio interior es mayor que el vehículo al que sustituye, tanto en las plazas delanteras como en las traseras, y el cuero de los asientos es realmente confortable. Las dos pantallas de la consola central (con tamaños personalizables) son otro de los grandes aciertos, pues con ellos se pueden manejar toda la información multimedia y de seguridad. Se trata además de un sistema de infoentretenimiento intuitivo y muy fácil de usar para cualquier usuario. Hablamos, en definitiva, de un vehículo que dejará satisfecho hasta al más exigente, con consumos muy bajos y grandes posibilidades de personalización, tanto a nivel de equipamiento como de acabados interiores. Una opción a tener muy en cuenta por todos aquellos que busquen un compacto para ciudad y para carretera con las más altas prestaciones.