Saltar al contenido principal

Compra tu Mazda CX-3 de ocasión en AutoScout24

Mazda CX-3

Mazda CX-3

Así es la segunda actualización del SUV japonés

El Mazda CX-3 sale al mercado en 2015 para satisfacer las necesidades de los amantes del vehículo crossover compacto. El modelo deriva, en gran medida, del Mazda 2 y combina un exterior sofisticado con un interior sencillo pero moderno, con una solidez notable. Este coche compite directamente con modelos de otros fabricantes como el Renault Captur o el Peugeot 2008, y profundiza en la senda iniciada por el Mazda CX-5, reduciendo las dimensiones y condensando sus cualidades. Más

Encuentra el coche de tus sueños

Más de 2.4 millones de vehículos a lo largo de toda Europa

Color de la carrocería

El SUV compacto de la firma asiática veía la luz en 2015, y posteriormente sufrió un restyling. En este 2018 ha visto la luz una actualización a todas luces necesaria. Cambia tanto a nivel exterior como interior, en el plano de la seguridad y en la variedad de motores en que se comercializa. La carrocería no se ve afectada en cuanto a longitud, pues mantiene los 4,28 metros de su antecesor. Sí cambia la parrilla, las llantas de 18 pulgadas que equipa, un nuevo color de carrocería denominado Soul Red Crystal, la consola central, el tipo de freno de estacionamiento, faros LED sistema Matriz, y un largo etcétera. Se mantiene, no obstante, el diseño KODO, ya equipado en muchos de sus vehículos con gran éxito, e incorpora un rediseñado reposabrazos central y se amplían las ayudas a la conducción (paquete i-ACTIVSENSE). Su famoso motor Turbodiésel de 195 CV de potencia ha aumentado la cilindrada y ha conseguido rebajar unos grados la temperatura de combustión a través de un catalizador de óxido de nitrógeno que le ha permitido ser más eficiente y cumplir sobradamente con las normativas de emisiones Euro 6d. Llegará a Europa en verano, aunque la compañía japonesa no ha concretado todavía cuándo exactamente.

Más equipamiento, más seguridad y novedades mecánicas

Fue el Salón del Automóvil de Nueva York el lugar elegido por el fabricante nipón para la puesta de largo de su segunda actualización. Y es que, tras el CX-5, este es el modelo de la firma que más unidades ha vendido, por lo que la marca asiática ha decidido renovar de nuevo el primer modelo antes de lanzarse a una nueva generación.

El vehículo, que pese a su denominación no está relacionado con el Mazda 3 sino con el Mazda 2 (con el que comparte plataforma), compite directamente con vehículos con los que comparte filosofía cono el Fiat500X, el Peugeot 2008 o el Renault Captur, esto es: carrocería de cinco puertas, altura libre del suelo relativamente elevada, destinados a circular por carretera aunque con ciertas dotes off-road y motores sobradamente preparados.

Aún no ha trascendido desde la compañía si los motores conservarán la tracción delantera que incorporaban algunos modelos o todos equiparán la tracción total que se podía encargar para ciertas versiones de la anterior versión. Todos ellos, eso sí, incluían un cambio manual que parece que no variará en este modelo, con 6 relaciones, o uno automático de convertidor hidráulico de par con el mismo número de cambios. La suspensión y el equipamiento ya sufrieron una modificación en la revisión del modelo del año 2017 por lo que resulta un tanto extraño que se vayan a ver modificaciones en este aspecto. Y es que, con el sistema G-Vectoring ya se consiguió mejorar notablemente la precisión y aumentar la suavidad de los cambios de aceleración longitudinal y transversal en curva.

Principales ventajas y desventajas del SUV japonés

  • Cuenta con un habitáculo en el que las dos plazas delanteras son muy amplias. Un aspecto en el que destaca por encima de otros vehículos del segmento.

  • Su postura de conducción, más parecida a la de un todoterreno que a la de un turismo, con la banqueta cerca del suelo, es cómoda y segura, aunque la sensación de ir sentado en una posición elevada con gran visibilidad es inexistente.

  • Ofrece una gran cantidad de posibilidades de regulación tanto de los asientos como del volante por lo que es fácil que todos los usuarios, independientemente de su estatura y su corpulencia, encuentren una posición cómoda.

  • El interior transmite una sensación de calidez y buenos acabados. Aunque predomine el plástico, éste es generalmente de buena calidad. Además, cuenta con diferentes huecos en todo el vehículo para dejar objetos.

  • El precio es quizás uno de sus principales inconvenientes. Hay modelos con prestaciones y características similares (Hyundai Kona, Peugeot 2008, Suzuki Vitara) que se pueden encontrar por un precio considerablemente menor.

  • Las tres plazas posteriores son de las más reducidas del mercado SUV. Presenta menos espacio para las piernas que los modelos menos destacados en este aspecto, como el Nissan Juke. Es además el más estrecho y el que menos altura ofrece para la cabeza.

  • El maletero ofrece una capacidad de carga de 350 litros. Una cifra que está muy por debajo de las de otros vehículos del segmento: 356 litros en el caso del Opel Mokka X, 377 en el del Renault Captur, 470 en el del Honda HR-V y hatsa 521 en el del Skoda Karoq.

Motores y precios del Mazda CX-3

Todo apunta a que los motores serán los mismos que en la versión del año 2017, a saber: gasolina y diésel de 105, 120 y 150 CV de potencia. Aún se desconocen los precios de los mismos, pero no deberían variar mucho respecto al anterior modelo. Sirvan de referencia las especificaciones y precios de la última actualización:

  • CX-3 1.5 SkyActiv-D 105CV 2WD Luxury con 105 CV de potencia por 25.180 euros
  • CX-3 1.5 SkyActiv-D 105CV 2WD Luxury Premium con 105 CV de potencia desde 25.980 euros
  • CX-3 1.5 SkyActiv-D 105CV 2WD Style con 105 CV de potencia desde 23.345 euros
  • CX-3 1.5 SkyActiv-D 105CV 4WD Automático Luxury con 105 CV de potencia desde 28.780 euros
  • CX-3 1.5 SkyActiv-D 105CV 4WD Automático Luxury Premium con 105 CV de potencia desde 29.580 euros
  • CX-3 1.5 SkyActiv-D 105CV 4WD Luxury con 105 CV de potencia desde 26.980 euros
  • CX-3 1.5 SkyActiv-D 105CV 4WD Luxury Premium, 105 CV por 27.780 euros
  • CX-3 2.0 SkyActiv-G 120CV 2WD Automático Luxury, 120 CV por 25.530 euros
  • CX-3 2.0 SkyActiv-G 120CV 2WD Automático Luxury Premium, 120 CV por 26.330 euros
  • CX-3 2.0 SkyActiv-G 120CV 2WD Automático Style, 120 CV de potencia por 23.695 euros
  • CX-3 2.0 SkyActiv-G 120CV 2WD Luxury, 120 CV de potencia por 23.730 euros
  • CX-3 2.0 SkyActiv-G 120CV 2WD Luxury Premium, 120 CV por 24.530 euros
  • CX-3 2.0 SkyActiv-G 120CV 2WD Style 120 CV po 21.895 euros
  • CX-3 2.0 SkyActiv-G 150CV 4WD Automático Luxury, 150 CV por 28.830 euros
  • CX-3 2.0 SkyActiv-G 150CV 4WD Automático Luxury Premium, 150 CV por 29.630 euros
  • CX-3 2.0 SkyActiv-G 150CV 4WD Luxury, 150 CV por 27.030 euros
  • CX-3 2.0 SkyActiv-G 150CV 4WD Luxury Premium, 150 CV de potencia por 27.830 euros

Equipamiento y niveles de acabado

Hay cuatro niveles de equipamiento: Style+, Luxury, Luxury Premium y Senses Edition.

De serie el vehículo incorpora climatizador automático, asientos abatibles, programador de velocidad, ordenador de viaje, radio con bluetooth, arranque sin llave, elevalunas eléctricos, sensores de ayuda al aparcamiento, encendido automático tanto de luces como de parabrisas, sistema multimedia MZD Connect, pantalla táctil de 7 pulgadas, alerta por cambio involuntario de carril y un largo etcétera. Las llantas de serie que incorpora son de 16 pulgadas en el acabado Style+ y de 18 en los otros tres acabados. En cuanto a la asistencia a la conducción presenta un equipamiento muy completo. De serie incorpora sistema de asistencia de frenada en ciudad (se activa entre los 4 y los 30 Km/h y puede determinar cuándo se aplica la máxima fuerza de frenado para evitar colisiones).

A partir del acabado Luxury el vehículo incorpora elementos tales como los faros LED, el navegador, un dispositivo que proyecta información en una lámina de plástico (denominado head-up display), acceso y arranque con manos libres y cámara de visión trasera. El sistema multimedia incluye navegador en todos los acabados menos en el Style+. Equipa una pantalla táctil de 7 pulgadas, ofrece posibilidad de conexión a Internet sincronizándolo con un teléfono móvil inteligente

Además, de manera opcional se puede equipar programador de velocidad activo, detección y aviso de vehículos en el ángulo muerto de los retrovisores, detección de vehículos en movimiento al circular marcha atrás, sistema de reconocimiento de señales de tráfico y un largo etcétera.

¿Por qué comprar el Mazda CX-3?

Se trata de una actualización realmente satisfactoria de un modelo que ya era muy interesante en su anterior versión. Es cierto que no cuenta con el mayor maletero de la categoría, pero sí con uno que se antoja suficiente incluso para usuarios necesitados de mucho espacio. Las sensaciones en carretera son extraordinarias, gracias a la mejora de la suspensión y al aumento de la rigidez estructural del vehículo. Los motores diésel se han mejorado mucho, tanto a nivel de respuesta (acelera más y mejor a pocas revoluciones) como en la reducción de las emisiones. Se ha aumentado considerablemente el equipamiento, tanto el de infoentretenimiento como en seguridad, hasta equipararse con los mejores del sector en este aspecto. Las transmisiones es otro de los puntos en el que los ingenieros del fabricante nipón han puesto especial énfasis, consiguiendo un tacto mucho más delicado y recorridos mas cortos, especialmente en los cambios manuales. El consumo de gasolina es menor que en el de sus competidores (7,7 litros de media por los 8,1 del SsangYong Tivoli), mientras que el del diésel solo es mejorado por el Suzuki Vitara. Se trata, en definitiva, de un SUV muy atractivo para aquellos que busquen un vehículo versátil, maniobrable en ciudad y ágil en carretera, con buenas prestaciones, sobrado equipamiento en seguridad y amplia gama de motores y potenciaciones.

Opiniones sobre vehículos Mazda CX-3

6 Valoraciones

4,9

Datos técnicos del Mazda CX-3

Resumen de los datos técnicos como el consumo, CV (caballos de potencia), dimensiones, peso y longitud

Mostrar datos técnicos