Compra tu Volkswagen Polo de ocasión en AutoScout24

Volkswagen Polo

Volkswagen Polo

El Volkswagen Polo ha sufrido numerosos cambios técnicos y estéticos desde la primera gama de modelos

El Polo es un utilitario de la marca Volkswagen que se lanzó al mercado en 1975. Este vehículo se sigue fabricando en la actualidad y ha sufrido numerosos cambios técnicos y estéticos desde la primera gama de modelos. Más

Encuentra el coche de tus sueños

Más de 2.4 millones de vehículos a lo largo de toda Europa

El turismo lanzado por la marca alemana viene a sustituir a un modelo que se remonta en el tiempo hasta 2014. Más equipamiento, especialmente en seguridad y confort, es la principal seña de identidad de una nueva versión que no permite elegir entre tipos de carrocería (se han eliminado las versiones de tres puertas y el modelo Cross Polo del año 2015). Muy similar a este último, la marca germana lanzará una versión próximamente de la que solo ha trascendido su nombre (T-Cross), el número de puertas (5) y que tendrá un aspecto similar al del exitoso SEAT Arona. A nivel de carrocería es 8 centímetros más largo y 7 cm más ancho, también es más grande por dentro, con una notable mayor distancia entre ejes de ruedas. Su maletero es considerablemente más voluminoso 351 litros de capacidad, (71 más que el modelo que le antecede), y en su óptica predominan faros Full LED y la más avanzada tecnología de equipamiento: climatizador con sensor de calidad de aire, cargador sin cable para el móvil, amortiguadores activos, control de ángulo muerto, asistente de aparcamiento y un techo panorámico que puede presumir de ser proporcionalmente uno de los más grandes del mercado.

Una sexta generación para seguir liderando el mercado

Construido sobre la base de la plataforma MQB A0, que ya incluyen vehículos del grupo como el SEAT Ibiza o el SEAT Arona, el nuevo Polo se fabrica en la planta de Volkswagen de Pamplona, Navarra. La presentación de la sexta generación de uno de los compactos más vendidos en todo el mundo tuvo lugar en junio del año pasado en Berlín. La firma alemana sigue siendo bastante conservadora con un modelo que le ha dado muy buenos resultados hasta ahora.

Los cambios más relevantes se aprecian en el frontal y en el lateral, sobre todo a nivel estético, con una imagen mucho más deportiva y afilada, y especialmente baja respecto a su antecesor. El climatizador vertical rompe con el resto de elementos horizontales en el interior, y los 14 colores de la carrocería y los 17 para el salpicadero, los 11 de tapicerías y los 12 tipos de llantas permiten una personalización sin precedentes en el mundo de la automoción.

Principales ventajas y desventajas del modelo

  • Su habitabilidad sigue siendo su principal virtud: mayor espacio para las piernas (72 cm) muy por encima del de sus rivales (66 cm el Fiesta, 68 el Corsa).

  • Su avanzado sistema multimedia es tan completo como intuitivo y sencillo de utilizar. La pantalla del ordenador central, de hasta 8 pulgadas, ofrece muy buena resolución y se ve con claridad sea cual sea la luz que incida sobre ella. Como pequeño contratiempo, a veces refleja demasiado y se ensucia con demasiada facilidad.

  • El maletero tiene 71 litros más de capacidad que el anterior, pero su gran virtud reside en que es muy aprovechable gracias a sus formas regulares. Solo el Ibiza y el Suzuki Baleno tienen más capacidad de carga que el vehículo que nos ocupa.

  • Su respuesta en carretera no es tan inmediata como la de otros vehículos del sector como el Ford Fiesta, un referente en este sentido.

  • No ha conseguido subsanar las vibraciones en el motor diésel que ya presentaba el modelo anterior. Además, los de menor potencia (65 y 75 CV) son a todas luces insuficientes fuera de ciudad.

  • Necesita más de 8 segundos para pasar de 0 a 100 km/h, números ampliamente superados por el Ibiza de la misma potencia y mismo motor (1,0 TSI de 95 CV).

Un año más los utilitarios siguen siendo los vehículos más demandados por los usuarios. Por ello resulta pertinente hacer una amplia comparativa entre los más atractivos del mercado. El Volkswagen Polo ha sido siempre el más popular, el referente, pero esa línea es cada vez más difusa gracias al imparable avance de sus competidores.

Gracias a sus apenas 1.180 kilogramos de peso consigue acelerar de 0 a 100 km/ en solo 10 segundos (por los 11,4 del Corsa Turbo, y los 9,36 del Ford Fiesta EcoBoost). La sonoridad de los motores ha avanzado notablemente y todos rondan los 70 dB a 120 km/h, siendo el Corsa el que se lleva la palma en este apartado con apenas 69,4 dB. A nivel de consumo en carretera el Polo y el Fiesta apenas gastan 5,3 litros y 5,1, respectivamente, por los 6,1 del Corsa. El maletero del Polo es el más grande gracias a su ampliación, superando en 5 litros a todos sus rivales. También el espacio para las piernas -72 cm- destaca por encima del de sus rivales (66 y 68 cm, respectivamente).

Motores y precios del Volkswagen Polo

Existe, igual que en versiones anteriores, un gran abanico de posibilidades de elección de motores. Cinco de ellos son de gasolina y oscilan entre los 65 y los 200 CV de potencia, mientras que hay dos opciones diésel de 80 y 95 CV de potencia, respectivamente. Hay uno que funciona tanto con gasolina como con gas natural que entrega una potencia final de 90 CV. La mayoría de los motores son de tres cilindros, pero también los hay de cuatro y las transmisiones son manuales de cinco y seis marchas o automática versión DSG de siete velocidades. La tracción, como acostumbra la firma alemana, es delantera. La relación de combustión, potencia y precios es la que sigue:

Diésel:

Versión 1.6 TDI de 80 CV y cambio manual de 5 velocidades. Disponible por 19.325 euros en su acabado Advance.

Versión 1.6 TDI de 95 CV de potencia y cambio manual de 5 velocidades. A la venta por 19.735 el acabado Advance, 20.485 el Sport y 22.175 el DSG.

Gasolina:

Versión 1.0 MPI de 65 CV y cambio manual de 5 velocidades. Desde 14.745 euros.

Versión 1.0 MPI de 75 CV y cambio manual de 5 velocidades. A la venta por 16.055 euros en su versión Advance y por 15.305 en la Edition.

Versión 1.0 TSI de 95 CV y cambio manual de 5 velocidades (o automático de 7). A partir de 17.035 euros en su versión Edition, de 18.705 en la DSG Advance y de 19.465 en la DSG Sport.

Versión 1.0 TSI de 116 CV y cambio manual de 6 velocidades (o automático de 7). Disponible desde 18.495 euros en la versión Sport y desde 20.165 en la DSG Sport.

Versión GTI 2.0 TSI de 200 CV y cambio automático de 7 velocidades. Por 26.330 euros.

Gas Natural:

Versión 1.0 TGI CNG 90 CV y cambio manual de 5 velocidades. A la venta desde 19.620 euros.

Niveles de equipamiento y de acabado

El nuevo compacto alemán puede equiparse con tres acabados. El primero de ellos, y más básico, denominado Edition, incorpora de serie airbags delanteros y traseros, control de estabilidad y antibloqueo de frenos, ayuda para mantener la distancia de seguridad, limitador de velocidad y servofreno de emergencia.

El siguiente nivel de equipamiento, llamado Advance, además de todo lo anterior, incluye programador de velocidad, mandos multifunción en el volante, luz de lectura trasera, volante de cuero y revestimiento de aspecto metálico, entre otras muchas cosas.

El tercer y último nivel de equipamiento, el Sport, añade a todo lo anterior programador de velocidad adaptable, posibilidad de equipar control de tracción (165€), climatizador, limpiaparabrisas automático, asientos delanteros deportivos, lunas traseras sobretintadas, luz interior indirecta, molduras de protección en paragolpes, faros de diseño especial y muchos otros equipamientos adicionales que se contratan aparte.

En el apartado multimedia se pueden equipar pantallas entre 6,5 y 8 pulgadas, además de un sistema de sonido de la marca Beats de gran calidad. Dispone además de conexión Bluetooth y una toma USB, y es compatible con el Android Auto y el CarPlay. Su funcionamiento es, en líneas generales fluido e intuitivo. La resolución de la pantalla es realmente nítida, tanto de noche como de día.

¿Por qué hacerse con este modelo?

En primer lugar, por su impresionante capacidad de personalización. Tres tipos de acabados, completos y avanzados, colores de la carrocería, interior y llantas. Su maletero es de los más grandes del sector, con un aumento considerable (71 litros) respecto al anterior modelo, hasta alcanzar los 351. Su tamaño permite una versatilidad ideal tanto en ciudad como en carretera (gracias a sus motores, de hasta 200 CV, su comportamiento en media y larga distancia está fuera de toda duda). La conducción es cómoda y segura, estable como pocas y con una respuesta de la que muy pocos vehículos del sector pueden presumir. Tiene una visibilidad envidiable desde el puesto de mando y una dirección más que correcta, en la línea de los vehículos de Volkswagen. Su aceleración es notable en casi todas las motorizaciones, y ofrece consumos reales alrededor de los 5 litros cada 100 Km. Sin duda, siendo el de los utilitarios el sector que más unidades vendió durante el pasado 2017, el Volkswagen Polo se postula como uno de los coches más interesantes en cuanto a precio, prestaciones, posibilidades de equipamiento y garantía de calidad se refiere.