Saltar al contenido principal

Compra tu Land Rover Discovery Sport de ocasión en AutoScout24

Land Rover Discovery Sport

Land Rover Discovery Sport

El Land Rover Discovery Sport es un SUV compacto, es decir, un todoterreno del segmento D especialmente diseñado para circular por carretera que lleva en el mercado desde 2015. En concreto, este modelo vino para sustituir a la saga Land Rover Freelander, la cual llevaba comercializándose de manera ininterrumpida desde el año 1997 y que había experimentado dos evoluciones. Más

Encuentra el coche de tus sueños

Más de 2.4 millones de vehículos a lo largo de toda Europa

Land Rover Discovery Sport: un SUV compacto de categoría premium

Se caracteriza por la amplitud del espacio de su habitáculo para 5 personas, por su sistema de tracción a las cuatro ruedas y por contar con un potente motor delantero transversal capaz de alcanzar los 100 km/h en solo 10 segundos. El primer antecesor del Land Rover Discovery es el Land Rover Freelander que se comercializó entre los años 1997 y 2007. En general, este vehículo fue diseñado con el propósito de ser un utilitario de estética deportiva. Por ello, a pesar de no contar con reductora de cambios ni diferenciales bloqueables, como sí tenían otros modelos más robustos de la marca más pensados para circular por senderos de campo y montaña, este Freelander contaba con tracción a las cuatro ruedas permanente. Además, se puso en venta con carrocería de tres y cinco puertas, siendo estos últimos, en estos momentos, coches usados más demandados que los primeros. Por su parte, la primera generación del Land Rover Freelander podía adquirirse con un motor de gasolina de 1800 cc de cilindrada capaz de ofrecer 136 CV de potencia o con uno 2500 cc, 6 cilindros en V y 174 CV. Por su parte, en el mercado de coches de segunda mano también se pueden encontrar dos versiones con motores diésel de 2000 cc.

El mejor sustituto de la gama Freelander

Mientras que la primera generación del Land Rover Discovery Sport, es decir, la que aún se denominaba como Freelander, tenía un diseño bastante clásico dentro del mundo de los todoterrenos con tracción a las cuatro ruedas, dentro del cual destacaba que la rueda de repuesto iba colocada sobre la puerta del maletero, con el paso del tiempo las líneas de este vehículo fueron suavizándose progresivamente. De hecho, en la segunda generación, la cual estuvo comercializándose entre los años 2006 y 2013, estas ya eran más actuales y modernas y dicha rueda de repuesto cambió de ubicación. La segunda generación del Land Rover Freelander y, por tanto, el precursor directo del Land Rover Discovery Sport, fue presentada en el Salón del Automóvil de Londres del año 2006. Se basó para su construcción, fundamentalmente, en la plataforma del Ford S-Max y el Ford Mondeo. Como curiosidad que avala su fantástico rendimiento hay que decir que se trata del único todoterreno compacto que ha logrado recibir las 5 estrellas posibles en la prueba de protección a adultos en choques realizada por la prestigiosa Euro NC. Por su parte, hoy en día se pueden encontrar como coches usados las dos versiones puestas en venta que se diferencian entre sí en función del motor que equipan. En este sentido, el primero de ellos es un gasolina de 3200 cc con 6 cilindros en V y una caja de cambios automática de 6 velocidades. El otro es un diésel de 2200 cc con 4 cilindros en línea.

El Land Rover Discovery Sport es sinónimo de potencia, seguridad y confort

Salta a la vista que el primer gran cambio que ofrece el Land Rover Discovery Sport respecto a su predecesor, es decir, al Land Rover Freelander que dejó de comercializarse en el año 2013, es su diseño exterior, el cual ha sido actualizado y modernizado. Además, en esta ocasión el fabricante ha optado por permitir a los usuarios incorporar, si así lo desean, una tercera fila de asientos en la parte de atrás, lo que permite que el vehículo llegue a ser de 7 plazas sin que se resienta excesivamente la capacidad de carga del maletero. Por otro lado, es posible adquirirlo con tracción a las cuatro ruedas o con tracción delantera y con caja de cambios manual o automática. Cuando, en pleno año 2014, el Discovery Sport de Land Rover fue lanzado al mercado, los interesados en él lo podían encontrar disponible con dos motores diésel diferentes. En concreto, ambos eran de 2,2 litros repartidos en cuatro cilindros, con la salvedad de que el primero ofrecía una potencia total de 150 CV y el segundo alcanzaba los 190 CV. Sin embargo, a partir de 2015, la marca los sustituye por otros dos diferentes con mejor rendimiento y menor consumo de combustible. En concreto, estos poseen una cilindrada de 2,0 litros y brindan una potencia total de 150 CV o 180 CV según la configuración elegida. Se espera que, durante el transcurso de los próximos meses, esté a disposición de todos los clientes un modelo equipado con un motor de gasolina, aunque aún no hay nada confirmado.

Opiniones sobre vehículos Land Rover Discovery Sport

3 Valoraciones

5,0

Datos técnicos del Land Rover Discovery Sport

Resumen de los datos técnicos como el consumo, CV (caballos de potencia), dimensiones, peso y longitud

Mostrar datos técnicos