Compra tu Mercedes-Benz GLE 63 AMG de ocasión en AutoScout24

Mercedes-Benz GLE 63 AMG

Mercedes-Benz GLE 63 AMG

Así es la versión más deportiva del todoterreno alemán

Este todoterreno es una evolución del magnífico Clase M en una versión más potente que llega a alcanzar los 557 CV de potencia y una velocidad máxima de 250 km/h. Incorpora una suspensión neumática con amortiguadores que se controlan vía electrónica (AMG RIDE CONTROL).Más

Encuentra el coche de tus sueños

Más de 2.4 millones de vehículos a lo largo de toda Europa

Igual que vehículos similares de la gama, como el GLE 63 S, lleva equipado un novedoso sistema llamado DYNAMIC SELECT que permite modificar al gusto la rigidez de la suspensión o el sonido del motor en hasta 5 modos diferentes. Dispone de múltiple equipamiento tanto extra como de serie y un maletero de 650 litros (1.720 sin una fila de asientos). Una garantía absoluta tanto fuera como especialmente dentro del asfalto.

Renovación de lujo del clase M de Mercedes

Fue presentado en el Salón de Nueva York del año 2015 y comercializado un año después. Es básicamente una renovación de auténtico lujo del desaparecido Clase M, aunque su frontal es completamente nuevo, igual que la parrilla o los faros. En la parte posterior cuenta con faros LED de última generación. Está fabricado en la planta de AMG de Affalterbach, Alemania, y su motor recuerda al Clase M 63 AMG, aunque más potente y sobrealimentado mediante dos turbocompresores. Dispone además del sistema Eco Star&Stop y una caja automática de 7 velocidades (frente a las 9 de la gama GLE), aunque incorpora levas tras el volante para realizar los cambios de manera manual.

Ventajas, desventajas y comparativa con sus rivales

  • Su elevado precio se justifica por un equipamiento básico que incluye un sistema de sonido incomparable y diversos sistemas de seguridad en carretera de la más avanzada tecnología.

  • Incorpora tracción total de serie y una transmisión automática convertible mediante levas. El dinamismo y la seguridad están garantizados en un vehículo que bajo su carrocería camufla un auténtico deportivo.

  • Aunque dispone de un motor eficiente, sus más de dos toneladas de peso disparan su consumo más allá de los 11 litros cada 100 kilómetros.

  • El Active Curve System, que regula el balanceo en curvas para equilibrar la carrocería es menos inmediato que el de su competidor directo, el BMW X6.

El mercado de los SUV deportivos está más en auge que nunca. Todos ellos combinan líneas deportivas con gran motorización y pesos y carrocerías elevadas. En primer lugar, el Mercedes compite directamente con el X6 M de BMW, un vehículo que cuenta con 18 CV de potencia más. A nivel de consumo, el que mejor se posiciona es el Porsche Cayenne Turbo, con 11,2 litros cada 100 kilómetros, frente a las 11,9 del SUV de la marca de la estrella. Como contrapunto el Porsche es notablemente más caro. Otro competidor es el Jeep Cherokee SRT8, con mayor cilindrada, pero también con mayor peso y consumo. Todos tienen transmisión automática de entre 6 y 8 velocidades y ninguno opta por el doble embrague robotizado ni por la tracción única.

Motores, precio y equipamiento

Cuenta con un motor de gasolina de 8 cilindros, inyección directa, Turbo e Intercooler. Su potencia es de 585 CV e incorpora un cambio automático de 7 velocidades. Tarda aproximadamente 4,2 segundos en pasar de 0 a 100 km/h y tiene una velocidad máxima de 250 km/h. En vías urbanas su consumo es de 15,8, mientras que baja hasta los 9,7 en carretera y se sitúa en 11,9 litros cada 100 kilómetros en términos medios. Se encuentra disponible por 129.800€ en su versión básica y por algo más de 150.000 en su versión coupé.

En su equipamiento básico destaca el sistema Distronic Plus, principalmente con funciones de programador de velocidad; el Pre-Safe que evita o minimiza el daño de las colisiones junto con el Collision Prevention Assist Plus; asientos delanteros calefactables, ajuste eléctrico de los mismos, un sistema de sonido Bang & Olufsen del que muy pocos vehículos pueden presumir, cámara trasera y faros LED. También dispone, en su versión coupé, de dispositivos de ayuda inteligente al arranque en pendiente, sistema de alerta por cansancio y motores con frenos de disco ventilados que aseguran una conducción fiable y segura en cualquier circunstancia.

¿Por qué comprar el Mercedes GLE 63 AMG?

Más allá de la contrastada fiabilidad de los vehículos de la firma alemana, este GLE 63 AMG es todo un acierto por varias razones. En primer lugar, por la potencia de un motor que soporta sobradamente las más de dos toneladas de peso de este todoterreno. Igualmente, porque incorpora un acabado interior extraordinario donde predomina el lujo y los materiales más elegantes. Gracias a sus cinco modos de conducción y a su tecnología de asistencia en carretera es funcional tanto en el asfalto como fuera de él y su nueva dirección deportiva Sports Direct-Steer System garantiza la maniobrabilidad de un automóvil que casi alcanza los 5 metros de largo.