Compra tu Mercedes-Benz Clase C de ocasión en AutoScout24

Mercedes-Benz Clase C

Mercedes-Benz Clase C

La última renovación del líder del segmento D

La Clase C, el sedán más pequeño de Mercedes-Benz, rivaliza con competidores como el BMW Serie 3 o el Audi A4. Se halla disponible como sedán, berlina familiar (modelo T) o coupé deportivo. Este modelo se fabricó de 1993 al 2000 con la denominación W202, mientras que a partir del 2000 llevó las siglas W203. Más

Encuentra el coche de tus sueños

Más de 2.4 millones de vehículos a lo largo de toda Europa

El Clase C, lanzado en el año 2014 por la firma de la estrella, incorpora una nueva actualización a su catálogo. Y lo hace con dos carrocerías disponibles: berlina y familiar. Por su parte, las otras dos carrocerías que se comercializaban con el modelo que le precede (Cabrio y Coupé) no han sufrido modificaciones, al menos de momento. Los cambios más sonados afectan al aspecto, a las motorizaciones tanto diésel como gasolina y al equipamiento tecnológico. También sufre cambios el volante, que incluye dos novedades: controles táctiles, que recuerdan inevitablemente a los que incorporaba el Clase E en 2016, y un programados de velocidad activo que se controla desde el mismo volante. Además, la consola central incluye una superficie táctil que nos permite controlar desde ahí todo el sistema multimedia. En el interior apenas se aprecian grandes cambios: el salpicadero es prácticamente el mismo salvo algunos acabados y unos pocos elementos decorativos. Presenta, como en su anterior versión, 4 líneas de equipamiento: básica, Avantgarde, Exclusive y AMG. Las tres primeras sufren modificaciones, principalmente en lo que respecta a los faros a los pilotos y al paragolpes, mientras que la última presenta una parrilla exclusiva. Las llantas equipables se han rediseñado y el sistema multimedia se ha actualizado para hacerlo compatible con Apple CarPlay, Android Auto y Mirror Link.

Estética más refinada y tecnología puntera para trata de liderar un sector muy pujante

Esta actualización del Clase C trae consigo una completa variación de la arquitectura electrónica, lo que acarrea, a su vez, la incorporación de elementos de seguridad y asistencias a la conducción muy avanzadas. En primer lugar, los cuatro niveles de acabado incorporan faros LED (con posibilidad de equipar Multibeam LED, formados por 84 ledes con faro encendido selectivo, lo que aumenta considerablemente la iluminación y el campo de visión sin deslumbrar a ocupantes de otros vehículos).

Otra gran novedad es la Active Distance Assist Distronic, que ya equipan otros vehículos de la compañía. Se trata, básicamente, de un sistema de ayuda a la conducción que adapta la velocidad cuando el vehículo lo cree conveniente al recopilar información del sistema de reconocimiento de señales de tráfico. Se coordina, de esta manera, con el programador de velocidad y mantiene una distancia con los vehículos que tiene delante.

Presentado en el Salón del Automóvil de Ginebra, celebrado en la ciudad Suiza entre los días 7 y 17 de marzo del año 2018, se trata en términos absolutos de un vehículo más refinado, más tecnológico y uno de lo más importantes para la firma germana, siendo uno de los que más vendió el año pasado (415.000 unidades). Está fabricado, como su antecesor, a caballo entre cuatro fábricas de Bremen (Alemania), East London (Sudáfrica), Tuscaloosa (Alabama, Estados Unidos) y Pekín (China), y presenta dos nuevos colores entre su abanico de posibilidades para la carrocería, a saber: plata metálico Mojave y verde esmeralda metálico.

Principales ventajas y desventajas

  • Su habitáculo es un auténtico lujo, y es uno de los aspectos que más se ha renovado: aunque la consola que preside el salpicadero es prácticamente la misma, el cuadro de instrumentos digital es muy sofisticado y la pantalla de 12,3 se complementa a la perfección con la flotante de 7 a 10,25 pulgadas.

  • El volante es otra de las gratas novedades de esta nueva versión. Incorpora dos botones táctiles a los lados para manejar desde ahí el cuadro de instrumentos y la pantalla multimedia (que mantiene el touchpad y el reconocimiento por voz).

  • El maletero se mantiene intacto respecto a la versión de 2014 (480 litros de capacidad). Un volumen a todas luces suficiente para todo tipo de usuarios.

  • Incluso en la versión más básica de la gama los niveles de conectividad son asombrosos: dos puertos USB, lector de tarjetas SD y Bluetooth. Se puede además equipar con el Comand Online, que incorpora navegador 3D con disco duro incluido, sistema de sonido avanzado, cargador inalámbrico de smartphones, etcétera.

  • De serie presenta novedades que son de agradecer, como la apertura y el arranque sin llave o los asientos multicontorno con función masaje que además permite ajustarlos individualmente.

  • Una auténtica revolución en el segmento D es el nuevo motor híbrido que incorporará el C200. Entregará en total 198 caballos y ofrecerá una aceleración de 0 a 100 km/h en solo 7,9 segundos.

  • La calidad al tacto y a la vista de sus materiales, siendo realmente magnífica, está muy por debajo de la que tiene el nuevo A4 de Audi. Lo mismo ocurre con los controles diseminados por el salpicadero: no transmiten la misma sensación que la de ese vehículo.

Motores y precios del Mercedes Clase C

Existen opciones tanto de gasolina como diésel de entre 150 y 510 CV de potencia. Para los acabados AMG todavía de desconocen los precios y la fecha de lanzamiento. Como principal novedad equipa un motor M264 en la versión C200 que combina el motor de combustión con un sistema híbrido EQ Boost de 48 voltios que consigue entregar 184 caballos (más 14 extra del motor eléctrico). Estará disponible en tracción integral pero se desconoce su fecha y su precio de lanzamiento. Las especificaciones que siguen corresponden a las del modelo anterior:

  • Mercedes C 180 Berlina con 156 CV de potencia y un consumo medio de 6,4 litros cada 100 km por 41.105 euros
  • Mercedes C 200 d Berlina con 150 CV de potencia y un consumo aproximado de 4,4 litros cada 100 km por 42.850 euros
  • Mercedes C 200 Berlina con 184 CV de potencia y un consumo medio de 6 litros/100 km por 44.500 euros
  • Mercedes C 220 Berlina con 194 CV de potencia y un consumo aproximado de 4,4 l/100 km por 45.950 euros
  • Mercedes C 300 Berlina con 258 CV de potencia y un consumo aproximado de 6,5 litros cada 100 km por 49.250 euros
  • Mercedes C 220 d 4MATIC Berlina y 194 CV de potencia. Con un consumo aproximado de 4,9 litros cada 100 km por 49.400 euros
  • Mercedes-AMG C 43 4MATIC Berlina y 390 CV de potencia. Consume 9,1 litros/100 km por 74.00 euros
  • Mercedes C 200 4MATIC Berlina con 184 CV de potencia y un consumo aproximado de 6,5 litros cada 100 km. Precio sin determinar
  • Mercedes-AMG C 63 S Berlina con 510 CV de potencia y un consumo medio de 9,9 litros/100 km. Precio sin determinar
  • Mercedes-AMG C 63 Berlina entrega 476 CV de potencia y ofrece un consumo de 9,9 litros cada 100 km. Precio sin determinar

Equipamiento y diferentes niveles de acabado

El nuevo Clase C cuenta con uno de los equipamientos más avanzados y completos del mercado, entre los que destaca un control de crucero adaptativo, Head-Up Display, cámara y radar de última generación, asistente por cambio de carril involuntario, asistente de frenada de emergencia, asistente activo de dirección, apertura y arranque sin llave, asientos con función masaje, sistema Energizing Comfort Control (un sistema que actúa sobre el climatizador, modificando la temperatura, los aromas, la iluminación e incluso la música y la ambientación).

De la misma manera, en su versión superior equipa el sistema Linguatronic, es decir, un controlador del sistema por voz que permite modificar la configuración de los asientos o la luz ambiental (disponible en hasta 64 colores diferentes).

Adicionalmente se puede añadir equipamiento extra tal como el Paquete Driving Assistance Plus (2.499 euros), los farods LED Multibeam de muy largo alcance (1.963, 50 euros), el Paquete Multicontour Seat, que ofrece masajesm refuerzos laterales y soporte lumbar en los asientos mediante una bomba neumática (702,10 euros) o el sistema de navegación 3D (2.915,50 euros).

¿Por qué comprar el Mercedes Clase C?

Lleva años liderando el segmento D no por casualidad. Se trata de un vehículo fiable y seguro, que ha sabido reinventarse a todos los niveles y que en su última actualización incorpora algunos de los mejores sistemas de seguridad y de asistencia a la conducción más avanzados del mercado. La gama de motores es amplia y abarca mecánicas que van desde los 184 hasta los 510 CV, por lo que están de sobra cubiertas las necesidades de cualquier tipo de usuario. Próximamente lanzarán un motor híbrido de 198 CV con gran capacidad de aceleración y de autonomía. Los consumos son muy reducidos, siempre por debajo de 10 litros (en el caso del vehículo más potente) y solo 4,4 en el caso del diésel de 194 CV. Ofrece un maletero de 480 litros de capacidad de carga, exactamente el mismo volumen que el del modelo de 2014. Un maletero que ya ha quedado de sobra demostrado cubre las necesidades de cualquier usuario. Sus prestaciones en carretera están fuera de toda duda, con respuestas rápidas del motor (es capaz de alcanzar los 100 km/h en menos de 8 segundos), agilidad en las curvas y un comportamiento inmejorable del chasis y de las suspensiones, sin apenas transmisión de vibraciones independientemente de la calidad del asfalto. Se trata, en definitiva, de una de las opciones más interesantes dentro del complicado segmento D.