Compra tu Dodge Challenger de ocasión en AutoScout24

Dodge Challenger

Dodge Challenger

En el 2008 se presenta la reedición del Dodge Challenger

A finales de la década de los noventa, y en el marco de una estrategia fusionista, los grupos automovilísticos Daimler y Chrysler intentaron reforzar su posición en el mercado global, creando para ello una empresa de alcance mundial junto con el socio colaborador japonés Mitsubishi. Más

Encuentra el coche de tus sueños

Más de 2.4 millones de vehículos a lo largo de toda Europa

Dodge Challenger - Color de la carrocería

Antes de que sus planes fracasaran poco después se llevaron a cabo algunos proyectos conjuntos destinados a la creación de plataformas de automóviles para las cuales la marca alemana Daimler suministraba las tecnologías que también empleaba en la Clase E de la época. De esta forma surgió, por ejemplo, una plataforma para berlinas denominada plataforma LX que Chrysler aprovechó para concebir algunos modelos como el Chrysler 300C o su modelo gemelo Magnum, comercializados con la marca de la filial de Chrysler Dodge. Más adelante, Chrysler volvió a recurrir a esta plataforma, aunque en versión reducida, para presentar en el año 2008 la reedición de una serie histórica, el Dodge Challenger, que había llegado por primera vez a los mercados en 1969 en la categoría de muscle cars.

En un principio, el Dodge Challenger se fabrica en versión coupé y cabrio

A principios de los años 70, Chrysler se posicionó en el creciente segmento de los pony cars norteamericanos con el histórico Dodge Challenger. Se trataba de una categoría por aquel entonces estaba experimentando un importante auge y cuyos modelos eran principalmente coupés compactos con potentes motores. El Dodge Challenger presentado por primera vez en 1969 también se fabricó en 1970 y 1971 en versión descapotable con techo de lona. La primera generación del Dodge Challenger se fabricó hasta el año 1974 en diferentes niveles de potencia que iban desde el modelo de acceso de 3,7 litros de cilindrada y 107 kW (145 CV) potencia hasta el tope de gama equipado con un motor V8 Hemi de 313 kW (425 CV). Tras la era de los muscle cars, caracterizados por motores de enorme cilindrada y, por lo tanto, consumos desorbitados, entre los años 1978 y 1983 Chrysler incluyó en su gama de modelos una serie de coupés producida por el fabricante Mitsubishi en Japón y que en el mercado norteamericano se comercializó con el nombre de Dodge Challenger.

La nueva generación del Dodge Challenger llega a los mercados en 2008 en versión coupé

Transcurridos casi 35 años desde el fin de la producción de la primera generación del Challenger, y una vez se hubo separado de la marca alemana Daimler, Chrysler lanzó al mercado una reedición de este coupé deportivo cuyo diseño de parrilla rasgada y cuatro faros redondeados se apoyaba en gran medida en el modelo de los años 70. Casi obligatorio para esta nueva generación del Dodge Challenger fue la utilización del propulsor V8 Hemi fabricado por Chrysler. Para los Dodge Challenger estos imponentes propulsores se fabricaban en versiones de entre 5,7 y 6,4 litros de cilindrada. El modelo de acceso se equipó con un propulsor V6 de 190 kW (250 CV).

Opiniones sobre vehículos Dodge Challenger

3 Valoraciones

5,0