Compra un Dodge segunda mano al mejor precio en AutoScout24.es

Encuentra el coche ideal

Ofertas para tu búsqueda

Ofertas para tu búsqueda

Dodge se hizo grande en EE.UU. gracias a sus monovolúmenes y pickups

Desde su fundación en 1914, el fabricante de automóviles norteamericano Dodge se hizo un nombre como productor de berlinas y camionetas, aunque en 1928 perdió su independencia al ser vendida a la empresa de la competencia Chrysler, mucho más pequeña que ella, y que desde entonces continúa dirigiendo Dodge como marca. Desde los años 60, Dodge ha obtenido grandes éxitos de ventas en el mercado norteamericano, sobre todo en el segmento de las pickups y de los monovolúmenes. Un ejemplo claro lo encontramos en los segmentos B, C y D con el modelo Ram, fabricado en varias versiones y que montaba motores V8 con una cilindrada de hasta 5,9 litros. Hasta los años 80, los monovolúmenes de Dodge se encontraban entre los vehículos más vendidos de su clase. En Europa, la imagen del fabricante ha estado determinada sobre todo por el deportivo Dodge Viper comercializado por la empresa matriz Chrysler desde el comienzo de su producción en 1992.

En calidad de «muscle car», el Dodge Viper caracterizó durante mucho tiempo la imagen de la marca en Europa

En el mercado europeo, y como uno de los deportivos técnicamente más avanzados del mundo, el Dodge Viper se convirtió en todo un fenómeno que ayudó a establecer la imagen de la marca. El «muscle car» norteamericano con tracción trasera se presentaba con un motor de 10 cilindros y 8 litros de cilindrada desarrollado en colaboración con Lamborghini. En Europa, el Dodge Viper se vendió en las versiones RT y GTS de 290 kW (394 CV) y 335 kW (456 CV), respectivamente. A partir del año 2003, el Viper también estuvo disponible con un nuevo motor de 8,3 litros que desarrollaba 372 kW (506 CV) y aceleraba de 0 a 100 km/h en aproximadamente 4 segundos. De esta manera, el Viper es capaz de alcanzar una velocidad máxima de más de 300 km/h. El precio a pagar por esta veloz diversión se traduce en un consumo medio de 21,1 litros (489 g/km de CO2).

Dodge hizo su aparición en el mercado europeo con el Dodge Caliber en el año 2006

Con la reorganización emprendida por el grupo Chrysler como consecuencia de la separación de Daimler Benz, los norteamericanos decidieron erigir la marca Dodge en Europa como fabricante de una pequeña pero exhaustiva gama de productos que abarcaba todos los segmentos de automóviles, a excepción de los vehículos pequeños y de clase superior. Uno de los primeros modelos que Dodge comercializó en el mercado europeo a partir de 2006 con el nombre de marca Dodge fue el Dodge Caliber. Este compacto se vendía con motor de gasolina de 1,8 litros y 110 kW (150 CV) y un consumo medio de 7,4 litros (177 g/km de CO2), así como con motor de gasolina de 2,0 litros que desarrollaba 115 kW (156 CV) con un consumo medio de 8 litros (191 g/km de CO2). El Dodge Caliber también estaba disponible con motor diésel de 103 kW (140 CV) cuyo consumo medio ascendía a 6,1 litros (163 g/km de CO2).

El frontal típico de los vehículos de la marca Dodge se caracteriza por su parrilla elevada

A partir de 2007, a los modelos ya comercializados en Alemania hubo que añadir el Dodge Nitro, que con su elevada parrilla y unos guardabarros que se extienden más allá del ancho del vehículo presenta el aspecto típico de la marca. Este Sport Utility Vehicle (SUV) producido en Ohio sobre la base del Jeep Cherokee comenzó a comercializarse en Europa en las versiones de tracción trasera o tracción integral con un motor diésel de 2,8 litros y 130 kW (177 CV) y con un consumo medio de 8,4 o 9 litros (222 y 242 g/km de CO2). En la clase media, Dodge había estado presente desde 2007 con el Dodge Avenger, una berlina de cuatro puertas. El Avenger era una reedición completamente nueva de su predecesor de tipo coupé comercializado con el mismo nombre hasta el año 2000. En Alemania, el Dodge Avenger se incluyó en la gama de automóviles con un motor de gasolina de 115 kW (156 CV) y con un motor diésel de 2,0 litros y 103 kW (140 CV). Con un consumo medio de 6,2 litros y unas emisiones de CO2 de 170 g/km, el Avenger se situaba detrás del Dodge Caliber que, por aquel entonces, era el modelo más económico que el fabricante tenía en el mercado alemán. En 2008, Dodge amplió su gama de vehículos para Europa con el todocamino Dodge Journey, una berlina de grandes dimensiones con aptitudes todoterreno. Se podía elegir entre un motor de gasolina de 2,4 litros y 125 kW (170 CV) y un motor diésel de 2,0 litros y 103 kW (140 CV). Según su motorización, el Dodge Journey consume de media de entre 6,3 litros y 8,8 litros con unas emisiones de CO2 de entre 165 y 209 g/km.