Compra tu Chevrolet Camaro de ocasión en AutoScout24

Chevrolet Camaro

Chevrolet Camaro

El Chevrolet Camaro entra en la historia del automovilismo como muscle car

El deportivo Chevrolet Camaro, fabricado por primera vez en 1966 dentro de la categoría de los muscle cars, caracterizó durante casi 40 años la historia automovilística norteamericana. Este modelo del fabricante norteamericano Chevrolet (filial de General Motors) producido en versiones cabrio y coupé logró mantenerse en el mercado incluso cuando transcurridos los años 70 parecía que la época de los potentes muscle cars parecía haber pasado a la historia. Más

Encuentra el coche de tus sueños

Más de 2.4 millones de vehículos a lo largo de toda Europa

Chevrolet Camaro - Carrocería

Chevrolet Camaro Segunda Mano en AutoScout24

Uno de los míticos muscle car americanos se renueva

La sexta generación del popular deportivo americano se ha sometido recientemente a su último lavado de cara, añadiendo algunos sutiles cambios en su aspecto exterior así como novedades tecnológicas y de seguridad, pero manteniendo su esencia. El Camaro sigue montando motorizaciones de estilo puramente americano, con potencias que llegan hasta los increíbles 650 CV en un 6.2 V8 que se pone a 100 km/h en tres segundos y medios. Disponible en carrocería Coupé y Convertible, cuya capota rígida se pliega con tan solo apretar un botón, cuenta con un renovado frontal que añade esta vez grupos ópticos en LED. En su interior, busca modernizarse con un sistema de infoentretenimiento con pantallas de 7 u 8 pulgadas, compatibles con dispositivos móviles. También suma elementos de asistencia a la conducción (como el sistema Head-Up Display) y mejoras en materia de seguridad.

El nacimiento de una nueva categoría de vehículos

El Chevrolet Camaro es, junto al Ford Mustang, el Pontiac GTO, el Plymouth Barracuda y el Dodge Charger, uno de los máximos exponentes de los muscle car, una categoría de vehículos deportivos que nació en la década de los 60 en Estados Unidos y que destacaban por un diseño realmente agresivo y una potencia muy por encima de la media.

En sus más de 50 años de historia Chevrolet ha desarrollado varias generaciones de su Camaro, hasta llegar a la actual, la sexta, que fue presentada en el año 2015 en Detroit, entregando sus primeras unidades tan solo un años después.

Chevrolet vende su Camaro a Europa a través de un importador oficial en Alemania, ya que, oficialmente, este vehículo no se vende en nuestro país.

Recientemente, en 2018, el popular deportivo norteamericano se sometió a un lavado de cara en el que, gracias a la utilización de nuevos materiales, consiguió rebajar unos 90 kilogramos su peso con respecto a la generación predecesora.

Puntos fuertes y debilidades a tener en cuenta

  • En lo que respecta al diseño exterior de esta última versión del Chevrolet Camaro, destacan sus musculosas formas y su evidente espíritu deportivo. Para este nuevo lavado de cara, la firma norteamericana ha querido mantener en parte la imagen de sus primeras generaciones, añadiendo algunos pequeños detalles como nuevos faros en LED y un renovado frontal.

  • Pasando al interior del Camaro, sí que se pueden apreciar cambios más evidentes, entre los que destacan un nuevo volante en piel achatado en su parte inferior, al que se pueden añadir levas dependiendo del tipo de caja de cambios escogida, así como con asientos deportivos (que pueden ser RECARO en opción). Destacar también su sistema de infoentretenimiento con pantalla de hasta 8,2 pulgadas.

  • El renovado muscle car norteamericano ha visto su longitud acortada en 5 centímetros. Esto, unido a su configuración de cuatro plazas y su carácter deportivo, hacen que sus cotas de habitabilidad interior no sean las más confortables del segmento. Pero, tampoco lo busca.

  • Lo mismo ocurre con su maletero, que con 260 litros de capacidad se sitúa en la parte más baja de la tabla comparativa con otras alternativos similares de su segmento.

  • En cuanto a la sensación de conducción del nuevo Chevrolet Camaro, esta se antoja mucho más europea, a pesar de tratarse de un vehículo norteamericano. En primero lugar, gracias a que en este último restyling el Camaro ha perdido alrededor de 90 kilogramos de peso, por lo que sus reacciones son más directas y su potencia empuja todavía más, incluso a velocidades normales en carretera.

  • La gama de motorización del Camaro es muy interesante, con opciones de características súper americanas pero que, como se ha comentado en líneas anteriores, ofrecen un comportamiento más europeo. Su potencia, que puede llegar hasta los 650 CV, se disfruta más si cabe con el cambio manual, aunque también puede equiparse uno automático de 8 o incluso 10 relaciones.

  • La parte negativa de este tipo de motores es que, aunque se busque hacerlos más eficientes o se trate de realizar una conducción menos agresiva (algo que no tiene mucho sentido con un muscle car como este), sus consumos siguen siendo bastante elevados.

Aunque cada vez es más fácil ver este tipo de vehículos circulando en nuestro país, el segmento de los muscle car sigue siendo minoritario, aunque se pueden citar como alternativas al Camaro las últimas versiones de los míticos Ford Mustang, Dodge Challenger o Shelby GT. Por características similares, pero más comunes en España, se podrían citar opciones como el BMW M4, el Porsche Cayman o el Jaguar F-Type.

Un repaso a sus cuatro propulsores disponibles

Esta última renovación del mítico deportivo norteamericano trae cuatro opciones de motorización disponibles, a cada cual más potente, y es que van desde los 275 hasta los 650 CV.

El primero de ellos es un 2.0 de inyección directa que entrega una potencia de 275 CV, con una aceleración de 0 a 100 km/h en 5,4 segundos (5,5 en su variante manual) y unos consumos homologados en carretera de 7,58 l/100 km.

Por encima de este, un 3.6 V6 de inyección directa y 335 CV de potencia, que tarda 5,1 segundos en alcanzar los 100 km/h (5,2 con cambio manual).

La siguiente opción es un 6.2 V8 atmosférico que gracias a la inyección directa y la distribución de válvulas variables mejora su eficiencia. Sus 455 CV de potencia le permiten alcanzar los 100 km/h en tan solo 4 segundos (4,3 con transmisión manual).

Por último, la versión más potente de la gama, otro 6.2 V8 sobrealimentado por compresor y con inyección directa que entrega una potencia de nada más y nada menos que 650 CV. Esto le permite ponerse de 0 a 100 en 3,5 segundos, una auténtica barbaridad.

En lo que respecta a las opciones de transmisión del Camaro, estas dependen del tipo de propulsor que se escoja, estando disponibles tanto un cambio manual de 6 velocidades, o un automático de 8 o 10 relaciones, ambos con opción de levas de cambio disponibles.

En lo que respecta a los precios del Chevrolet Camaro, estos comienzan alrededor de los 40.000 euros, equipando el motor de acceso a la gama.

Distintos niveles de equipamiento disponibles

El Chevrolet Camaro viene disponible en hasta cinco versiones de acabado distintas, que corresponden a LS/LT, 2LT, 1SS, 2SS y ZLI.

El acabado LS/LT monta de serie motorización 2.0 de 275 CV y transmisión manual de 6 velocidades en el caso LS y automática de 8 en el caso LT. Destaca por sus asientos tapizados en tela y con hasta 8 posiciones de memoria para el conductor (6 en el caso del copiloto). Cuenta con llantas cromadas de 18 pulgadas, luces diurnas en LED, aire acondicionado en una única zona, cámara retrovisora y Bluetooth.

Por encima de este se encuentra el acabado 2LT, que añade a todo lo anterior asientos calefactables y con ventilación forrados en piel, sistema de navegación e infoentretenimiento Chevrolet MyLink con pantalla a color de 8 pulgadas y climatizados bizona automático.

Un peldaño por arriba está el 1SS, que monta el motor 6.2 V8 de 455 CV. Este suma llantas de 20 pulgadas con opción de neumáticos especiales, faros delanteros HD con detalles en LED, frenos de disco de alto rendimiento en todas las ruedas y tablero de instrumentación superior.

A continuación se puede escoger el acabado 2SS, que incluye como novedad el sistema Head-Up Display, además de contar con sistema de iluminación interior configurable, sistema de audio Bose, volante calefactable y asistente de aparcamiento trasero.

Por último, el acabado tope de gama, el correspondiente al nivel ZLI, que esconde bajo el capó el motor 6.2 V8 de 650 CV. Lo más destacable en esta versión es la opción de montar la transmisión automática de 10 relaciones, con levas en el volante disponibles. Equipa también escape doble con puntas cuádruples, control de tracción, asientos deportivos RECARO, volante achatado, spoiler trasero tipo barra y Magnetic Ride Control.

Como última opción, existe un nivel de acabado limitado denominado Redline, que equipa llantas negras de 20 pulgadas con detalles en rojo, parrilla inferior con detalles en rojo, espejos sobretintados, luces traseras oscuras, alfombrillas premium en rojo y emblema Camaro en guardabarros.

¿Por qué comprar un Chevrolet Camaro?

El nuevo Chevrolet Camaro mantiene su esencia de muscle car, un deportivo con un diseño realmente característico y muy reconocible, que pese a ir evolucionando con los años, sigue fiel a sus principios. Con este último restyling logra adaptarse mejor a las carreteras europeas, aunque sigue escondiendo bajo su capó una gama de motorización al más puro estilo americano, con una potencia que dejará a cualquiera pegado al asiento. Se adapta a los nuevos tiempos con nuevas tecnologías, destacando sobre todo renovados sistemas de navegación e infoentretenimiento presididas por una pantalla táctil de hasta 8 pulgadas, al estilo de los modelos más modernos en su segmento. Se posiciona pues como una muy buena alternativa a los grandes deportivos europeos, aunque quizá no sea la mejor opción para el día a día.

Opiniones sobre vehículos Chevrolet Camaro

10 Valoraciones

4,8