Compra tu Citroen jumpy combi de ocasión en AutoScout24

Citroen jumpy combi

Varios motores para un mismo vehículo

Desde el año 1994 está disponible la furgoneta Citroën Jumpy, un modelo que ha protagonizado dos generaciones y que se ha transformado en una opción muy recomendable para todo tipo de profesionales. Presentado como un vehículo comercial de calidad, esta furgoneta proporciona una amplia serie de opciones de personalización.

El Citroen Jumpy combi, producido por el equipo de especialistas de Sevel Nord, ha llegado a tener varias versiones y diseños disponibles ahora usados. Un año después de su comercialización original estuvo de nuevo a la venta con el nombre de Peugeot Expert y posteriormente también se pudo adquirir como el Fiat Scudo. En todos los casos se respeta un diseño interno similar, con componentes que realizan variaciones a nivel de motor. En última instancia también recibió el nombre de Toyota ProAce.

La furgoneta cuenta con un tracción delantera y motor delantero transversal con distintos modelos. Dispuso de motores diésel y de gasolina, teniendo a su vez opciones de inyección directa Common rail y de inyección indirecta.

La segunda generación de coches usados Citroën Jumpy

Uno de los principales cambios que se introducen en la segunda generación de la furgoneta se encuentra en que este modelo dispone de más espacio de carga. Se respetan algunos de los rasgos más identificables, consiguiendo ser un vehículo que proporciona una amplia serie de opciones. Cuenta con puertas traseras que se baten con un rango de apertura de 180 grados, pero también puertas situadas en el lateral con apertura corredera. Los combi Citroen Jumpy usados proporcionan de esta forma una gran comodidad a los conductores, que pueden cargar y descargar con facilidad.

Los conductores que estén buscando coches usados que destaquen por emitir un nivel de CO2 reducido encontrarán en el Citroën Jumpy una propuesta que se consolida gracias a un nivel de 168 gramos por cada kilómetro recorrido. El vehículo también mejora la experiencia de los conductores a través de una palanca de cambios bien situada y con un sistema que ayuda, en las pendientes, al arranque.

Personalizando el Citroen Jumpy combi

Los conductores encuentran en esta furgoneta distintas opciones de configuración para encajar en las necesidades de cada ocasión. Las variantes se encuentran centralizadas en el formato de furgón, de piso cabina, multispace y multispace mixto, disponiendo cada una de las versiones de sus propios rasgos. Todas las configuraciones apuestan por transmitir un confort adicional a los conductores, gracias a funciones como el regulador y limitador de velocidad que asegura no tener que preocuparse de superar los niveles adecuados que hayan sido elegidos anteriormente por el propio conductor.

Como es habitual en las furgonetas de Citroën, la adquisición del vehículo se puede combinar con la instalación de accesorios que proporcionan un mejor rendimiento a la experiencia de conducción. Por ejemplo, un sistema de navegación portátil o fundas antideslizantes que benefician el tiempo que los pasajeros ocupan dentro del vehículo. También se pueden personalizar los tapacubos y las fundas, a fin de dar respuesta a cada exigencia que tenga el conductor para personalizar su vehículo.