Compra tu Tesla Model X en AutoScout24.es

Encuentra el coche ideal

Ofertas para tu búsqueda

Ofertas para tu búsqueda

Tras la presentación de los modelos Tesla Roadster y la berlina Tesla Model S, la empresa Tesla se adentra en otro segmento automovilístico con el fin de hacer llegar su tecnología eléctrica al más amplio número de potenciales compradores. El Model X (presentado en el año 2013) es un todoterreno con cinco puertas orientado a la familia por sus pretensiones de monovolumen.

Por sus dimensiones, algo más de 5 metros de largo, 1,80 de alto y casi 2 metros de ancho, es competidor directo del Audi Q7 y el BMW X6. Sin embargo, gracias a la tecnología de Tesla, el Model X ofrece hasta un 40% más de capacidad frente al Q7; esto le permite tener 7 plazas divididas en tres filas de asientos, con la última especialmente diseñada para niños.

Diseño y tecnología

La parte más llamativa de este coche se encuentra en las puertas, concretamente en su forma de apertura de las traseras de tipo "gaviota”. Este tipo de apertura hacia arriba garantiza, según la marca, un mejor acceso a las plazas traseras en comparación con sus competidores. Su salpicadero es muy parecido al del Model S: predomina su pantalla táctil de 17 pulgadas en la consola central, desde la que se controlan todas las funciones del coche. Además, el volante permite acceder a algunas de ellas de manera más directa.

En el cuadro central hay una pantalla principal LCD de 12,3 pulgadas, encargada de mostrar la velocidad, consumo, autonomía, navegación, radio y otras funciones configurables. Utiliza la misma plataforma que su hermano Model S, con la única diferencia de que la distancia entre ejes es algo mayor, y para su bastidor y carrocería se utiliza aluminio (una aleación especial de alta resistencia).

Motor y autonomía

Hay opción de elegirlo con 1 o 2 motores eléctricos, lo que da lugar a tres modelos diferentes: propulsión trasera, tracción integral con dos motores y el denominado Performance, que otorgará mayor potencia y prestaciones. Las baterías cuentan con un peso superior a los 500 kg, algo que no influye negativamente en su comportamiento, ya que el centro de gravedad es bajo por la colocación de estas en la base del coche. De la misma manera, las baterías suponen un incremento en la rigidez torsional del bastidor y su disposición ayuda a mejorar la resistencia ante impactos.

La marca da la posibilidad de elegir entre dos baterías diferentes, una de 60 kWh y la otra de 85 kWh, lo que en ambos casos le permite alcanzar una autonomía superior a los 300 km. La disposición del motor (o motores) y las baterías permite que cuente con dos amplios maleteros. Esto le otorga una ventaja competitiva respecto al resto de vehículos del mercado, los cuales pierden mucho espacio por las dimensiones del motor.