Compra tu Tesla Model S de ocasión en AutoScout24

Tesla Model S

Tesla Model S

Tesla lanzó al mercado su primer coche en 2009, se trataba del deportivo Tesla Roadster

El Tesla Model S es una berlina 100% eléctrica que empezó a comercializarse en 2012. Destaca por su gran autonomía (hasta 475 km) y su potencia (hasta 421 CV). Es un vehículo rápido, amplio y con una gran capacidad de carga. El Model S tiene una carrocería de 5 puertas y 5 plazas. Mide 4,97 m de longitud, 1,96 m de anchura y 1,45 m de altura. Más

Encuentra el coche de tus sueños

Más de 2.4 millones de vehículos a lo largo de toda Europa

Autonomía y potencia en la berlina eléctrica por excelencia

El sueño utópico de Elon Musk va tomando forma año tras año a través de Tesla Motors, su firma de automóviles. Esta Model S, que entregó sus primeras unidades en Estados Unidos en el año 2012, llegó a Europa el pasado 2014, sometiéndose a un restyling tan solo dos años después. Se trata de una berlina de lujo, con aspecto coupé, que destaca sobre cualquier otro vehículo del segmento por contar con una batería eléctrica que le proporciona una autonomía alrededor de los 500 km. Pero esto no es todo, ya que aunque carece de un motor de combustión, sus motores eléctricos consiguen entregar potencias que se mueven entre los 287 y los 612 CV. Destacar sobre todo su interior, de marcada vocación minimalista y presidido por una enorme pantalla de 17 pulgadas desde la que se maneja absolutamente todo, sus grupos ópticos adaptativos en LED, así como la función AutoPilot, con el que poder conducir el vehículo de manera casi autónoma.

Asentándose en el mercado europeo

Esta berlina premium y eléctrica se presentó en Europa en el año 2012, con motivo del Salón del Automóvil de Ginebra, año en el que comenzó a funcionar su Centro de Distribución Europeo, ubicado en la localidad holandesa de Tilburg. Actualmente, en nuestro país, ya contamos con centros especializados en ciudades como Madrid y Barcelona, aunque los mercados más importantes para el fabricante están situados en Alemania, Suiza y Noruega.

Esta maravilla de la ingeniería puede equipar diferentes tipos de batería, atendiendo a su capacidad de carga, que ofrecen por tanto diferentes autonomías. Así mismo, puede configurarse tanto en tracción trasera como total, siendo esta de motor dual controlada digitalmente.

El lanzamiento del Tesla Model S propició el desembarco de nuevos modelos del fabricante, como son el Tesla Model 3 o el Model X.

Puntos fuertes y debilidades presentes en el Tesla Model S

  • El Tesla Model S destaca por un cuidado diseño que en ningún caso esconde su espíritu coupé. Una berlina de corte deportivo que, en su último restyling, ha prescindido de elementos como la parrilla delantera para ganar todavía más en aerodinámica.

  • Pasando a su interior, sorprende lo minimalista de su configuración, que prescinde de la mayoría de botones e incluye una enorme pantalla de 17 pulgadas que, con un funcionamiento que nada tiene que envidiar al de las mejores tablets, aglutina las principales funciones del vehículo.

  • En lo que respecta a la habitabilidad interior, pese a contar con espacio para hasta 5 ocupantes (4 si se busca maximizar el confort), sus líneas coupé hacen que la altura al techo sea algo baja, teniendo en cuenta sobre todo el tamaño del vehículo.

  • De todos modos, esta carencia se ve compensada debido a que el Model S ofrece la posibilidad de montar una tercera fila de asientos trasera, colocada en el sentido contrario a la marcha, muy útil para llevar a dos niños.

  • Otra de las más importantes virtudes en este Tesla es que, debido a que no necesita montar un motor de carburante, todo ese espacio que queda libre en el capó frontal se aprovecha en un maletero de 150 litros. A este hay que sumarle además el trasero, que con 755 litros de capacidad se sitúa como uno de los más grandes del segmento.

  • Las sensaciones en carretera son realmente envidiables, con una potencia y una aceleración propias del mejor deportivo, así como una respuesta y un confort características de las mejores berlinas premium del mercado.

  • Sus motores eléctricos ofrecen una autonomía que sobrepasa los 500 km, algo que les permite competir con vehículos de similares características pero con motor de combustión.

  • Atendiendo a su precio, el Tesla Model S implica un desembolso importante, aunque a la larga esa inversión se ve compensada por el ahorro en combustible que supone.

Esta berlina encuentra competencia en dos vertientes diferenciadas: vehículos eléctricos y berlinas deportivas de lujo. Entre ellos destacan opciones como el BMW i3, el Jaguar I-Pace, el Nissan LEAF o el Hyundai IONIQ Electric.

Motorización, capacidad de las baterías y prestaciones

El Tesla Model S destaca frente a cualquier otro vehículo eléctrico por sus baterías, que cuentan con capacidades de 60 kWh, 75 kWh, 90 kWh ó 100 kWh dependiendo de la versión, y que le otorgan unas autonomías realmente increíbles, pudiendo competir por fin con vehículos de motor de combustión.

Desde la versión de acceso, la correspondiente al Tesla Model S 60, esta berlina eléctrica entrega una potencia de 387 CV, consiguiendo una velocidad máxima de 210 km/h y una autonomía de 338 km sin recargar. Por su parte, el modelo 60D, que se diferencia del anterior por contar con tracción integral, amplía su potencia hasta los 524 CV y consigue una autonomía de 350 km, aunque su velocidad máxima sigue siendo la misma.

La batería de 75 kWh va montada en el Tesla Model S 75, que con la misma potencia que en el de la versión de acceso, consigue una velocidad punta mayor, llegando hasta los 225 km/h, del mismo modo que ve aumentada su autonomía, pudiendo rodar unos 396 km sin carga. La versión de tracción integral tiene los mismos caballos de potencia que el 60D, pero aumenta su autonomía hasta los 406 km.

Un escalón por encima se encuentra el Tesla Model S 90D, sólo disponible con tracción total, que con la misma potencia que la versión 75D alcanza ya los 250 km/h con una autonomía de 473 km, algo similar a la opción 100D, que amplía su autonomía hasta los 539 km con la misma velocidad máxima.

El tope de gama corresponde al Tesla Model S P100D, que además de equipar una batería de 100 kWh entrega una potencia de 612 CV, la mayor de toda la gama, aunque su autonomía se ve algo reducida en comparación con su otra versión menos potente.

La firma norteamericana ha afirmado que, del mismo modo que sucede en Estados Unidos, va a construir en Europa una red de Superchargers, puntos de cargado rápido en los que en unos 20 minutos se consigue energía suficiente para conducir hasta 300 km.

Relación completa de precios:

Tesla Model S 60: 387 CV, 338 km de autonomía y velocidad máxima de 210 km/h por 64.300 euros.

Tesla Model S 75: 387 CV, 396 km de autonomía y velocidad máxima de 225 km/h por 72.200 euros.

Tesla Model S 60D: 524 CV, 350 km de autonomía y velocidad máxima de 210 km/h por 69.000 euros.

Tesla Model S 75D: 524 CV, 406 km de autonomía y velocidad máxima de 225 km/h por 77.340 euros.

Tesla Model S 90D: 524 CV, 473 km de autonomía y velocidad máxima de 250 km/h por 86.340 euros.

Tesla Model S 100D: 524 CV, 539 km de autonomía y velocidad máxima de 250 km/h por 97.840 euros.

Tesla Model S P100D: 612 CV, 507 km de autonomía y velocidad máxima de 250 km/h por 128.140 euros.

Packs de equipamiento en el Model S

Las diferentes versiones del Model S se completan gracias a la posibilidad de equipar hasta cinco tipos de packs con los que conseguir una configuración mucho más personal y una sensación de conducción más satisfactoria.

En primer lugar, el Pack de Invierno, que se centra en cualidades de confort para la estación fría como calefacción en los limpiaparabrisas, asientos calefactables tanto en plazas delanteras como traseras y climatización para las baterías.

Por su parte, el Pack de Seguridad suma sistemas de prevención de robo o intrusión, alarmas, así como un sensor que advierte de cualquier tipo de problema que pueda surgir en las baterías.

También se puede añadir el Pack de Aparcamiento, que suma una cámara trasera de asistencia al estacionamiento, complementado además con sensores delanteros para medir la distancia frente a posibles obstáculos.

Para los amantes de la conducción más ágil, el Model S permite equipar el Pack Performance Plus, con el que la respuesta es más rápida, además de contar con renovadas suspensiones.

Por último, el Pack de Iluminación incluye, tanto en la parte interior como exterior del vehículo, una serie de mejoras en materia de luz, presentes tanto en ambos maleteros, como en los paneles de las puertas y zonas de pie.

¿Por qué comprar un Tesla Model S?

Como se comentaba anteriormente, el Tesla Model S no es únicamente la mejor berlina electrónica del mercado, sino que también compite cara a cara con las mejores propuestas fuera de este tipo de motorización del mercado. Se trata de un vehículo sin competencia en materia de autonomía, con una potencia y una aceleración dignas de los mejores deportivos, así como una apuesta tecnológica que encuentra su máxima representación tanto en su pantalla central como en su función de conducción autónoma AutoPilot. Supone un desembolso importante, pero está más que justificado gracias a unas prestaciones y una calidad de acabados excelente. Además, el Tesla S cuenta con un sinfín de gadgets (como los tiradores de puerta retráctiles o el acceso y arranque sin llave) que conquistarán a los más geek.