Compra un Jaguar segunda mano al mejor precio en AutoScout24.es

Encuentra el coche ideal

Ofertas para tu búsqueda

Ofertas para tu búsqueda

Jaguar representa el prototipo de estilo de vida inglés y de conducción deportiva

El fabricante de automóviles de lujo británico Jaguar es un raro ejemplo de cómo una marca de automóviles es capaz de consolidarse en todo el mundo gracias al diseño de sus productos, sin disponer en un principio de una tecnología de motor propia. El fundador William Lyons (1901-1985) comenzó como diseñador de sidecars para motocicletas y carrocerías para Austin y Fiat. Esto fue antes de que en 1931 lanzara al mercado su primer automóvil propio con la denominación Coupé S.S.I. Sin embargo, los motores procedían del fabricante británico Standard que durante muchos años fue el proveedor de motores de Jaguar. El estilo de Williams Lyons era inconfundible. Desde el principio, sus automóviles se caracterizaron por capós extralargos y carrocerías de diseño plano y elegante, aspectos que más tarde se convertirían en las señas de identidad de la marca Jaguar. En 1935, Lyons utilizó por primera vez el nombre de Jaguar para la serie de modelos del S.S.100. Este nombre dio lugar en 1945 a la denominación comercial de su empresa, la cual pasó a llamarse Jaguar Cars Ltd.

Modelos deportivos para la calle inspirados por los éxitos de las carreras (p.ej. Jaguar E-Type) como la fabricación de las berlinas de lujo de las series XJ y SK y la adquisición de la marca de lujo Daimler fueron algunos de los pasos que permitieron a Jaguar convertirse en los años 60 en sinónimo del estilo de vida británico y de conducción deportiva en todo el mundo.

Los deportivos de Jaguar en versión coupé y cabrio

El primer deportivo en serie presentado con el nombre de marca Jaguar en 1948 fue el XK120 de 119 kW (160 CV) que se fabricó hasta 1954 en las versiones roadster biplaza, coupé y cabrio de techo blando. El Jaguar E-Type, fabricado entre 1961 y 1975 en versiones coupé y cabrio, se convirtió en todo un clásico de las series deportivas. Estos modelos estaban equipados con motores V6 y V12 de 202 kW (275 CV), y con el tiempo se convirtieron en objetos de coleccionismo. De su sucesor, el Jaguar XJ-S, se fabricaron entre 1976 y 1996 más de 100.000 unidades con motores de 147 kW (198 CV) y hasta un propulsor V12 de 243 kW (330 CV). Se trata, por lo tanto, del deportivo de Jaguar más exitoso de la historia. El superdeportivo Jaguar XJ220, fabricado entre 1992 y 1994 en serie pequeña con un motor de 399 kW (542 CV) y una velocidad máxima de 341 km/h, ostentó durante mucho tiempo el título de automóvil de fabricación en serie más rápido del mundo. En el marco de la serie XK, Jaguar comercializó a partir de 1996 coupés y cabrios con motores V8 y una potencia de hasta 306 kW (416 CV). En el Jaguar XKR-S también se utilizó por primera vez un motor sobrealimentado que alcanzaba una velocidad máxima de 280 km/h. A partir de 2005, los modelos de la serie XK se presentaban con una carrocería fabricada casi completamente en aluminio.

Las berlinas de Jaguar también con compresores y motores diésel

Tras las berlinas Jaguar Mark, cuyos modelos estuvieron en el mercado entre 1948 y 1969, y que hoy en día se venden como clásicos a precios de aficionados, Jaguar presentó su berlina de clase superior, el Jaguar XJ. En las tres generaciones construidas entre 1969 y 1992, el Jaguar XJ Mark se equipó con motores de 2,8 litros, 3,4 litros y 4,2 litros que desarrollaban hasta 151 kW (205 CV). En 1972, la gama de motorizaciones se amplió para dar la bienvenida a un motor V12 de 186 kW (253 CV). En 1986, el fabricante lanzó al mercado el XJ40, un modelo nuevo en todos sus componentes. Éste se fabricó hasta 1994 y se vendió en versión de superlujo con el nombre de Jaguar Sovereign. Las versiones posteriores del Jaguar XJ se presentaron por primera vez en 1994 con motores sobrealimentados de 235 kW (320 CV) y, al cabo de poco tiempo, con un motor 2.7 V6 twin turbodiésel.

Bajo la dirección de Ford, Jaguar se lanza a la conquista de la clase media

A mediados de los años 60 Jaguar comenzó a operar en asociación con Rover y bajo el paraguas estatal de la British Leyland. En 1989, el fabricante de automóviles norteamericano Ford se hizo con la participación mayoritaria en Jaguar. Más tarde, Ford se deshizo del fabricante británico al vendérselo al consorcio indio Tata en 2008. Bajo el escudo de Ford, Jaguar amplió su oferta de vehículos a partir de 1999 con el Jaguar S-Type. Se trataba de una berlina deportiva de clase media superior cuyas líneas redondeadas recordaban a los modelos Mark de los años 60. El Jaguar S-Type se comercializó entre los años 1999 y 2007 con distintos motores de gasolina y una mecánica diésel de 152 kW (207 CV). El S-Type fue reemplazado por el Jaguar XF, cuyo diseño estaba orientado en las elegantes y estilosas líneas del Jaguar XK Coupé de la clase superior. En 2001, Jaguar introdujo en su gama de vehículos el Jaguar X-Type, el primer vehículo de clase media de su historia. El X-Type se fabricaba en versión berlina y, de forma novedosa en Jaguar, también como modelo familiar.