Compra tu BMW i3 de ocasión en AutoScout24

BMW i3

BMW i3

El primer vehículo de la firma bávara 100% libre de emisiones

El BMW i3 es un vehículo eléctrico con cuerpo de monovolumen de 5 puertas y 4 plazas fabricado por la marca Alemana BMW desde el año 2013. La marca bávara con sede en Munich (Alemania) desde 1916, fabrica automóviles y motocicletas de gama alta, sus siglas en alemán BMW significan Bayerische Motoren Werke, lo que se traduce al español como fábricas bávaras de motores. Más

Encuentra el coche de tus sueños

Más de 2.4 millones de vehículos a lo largo de toda Europa

El BMW i3 no es únicamente el primer vehículo eléctrico producido en serie de la marca alemana, sino también el primero que acredita 0 emisiones. Esta nueva versión viene a sustituir a la previa, que data del año 2013, y como principal novedad trae una nueva versión algo más grande y deportiva, el BMW i3s. Se trata del primer vehículo eléctrico fabricado en fibra de carbono resistente, así como con materiales reciclados. Su motor eléctrico entrega potencias de 170 y 184 CV respectivamente, con una autonomía de unos 200 km (300 km si se equipa el sistema REX). Trae de serie un cable de carga estándar con el que poder recargar su batería tanto en casa como en cualquiera de los puntos de carga rápida de la marca en un tiempo mínimo de 3 horas. Añade en esta nueva versión nuevos grupos ópticos en LED, sistema de conectividad BMW Coneected o Connected+, con pantalla de alta definición, así como las últimas novedades en materia de asistencia a la conducción, como su indicador dinámico de autonomía.

El compacto eléctrico más exitoso del mercado

Hay que remontarse al año 2011, concretamente al Salón del Automóvil de Frankfurt, para descubrir los primeros detalles del BMW i3, en aquella época apenas un concept car que presentó su primer prototipo real en el año 2012, con motivo de los Juegos Olímpicos de Londres.

Se trata de un vehículo 100% eléctrico, con configuración de monovolumen compacto, en cuya producción se busca un desarrollo sostenible, y es que para su fabricación se utilizan fuentes de energía renovables. Tanto es así que la fábrica de BMW en Leipzig utiliza energía eólica para la producción de su i3 y su i3s. Pero esto no es todo, y es que además de la fibra de carbono, también utiliza materias primas renovables o recicladas, como madera de eucalipto u hojas de olivo.

Esto, además de contribuir a un desarrollo sostenible, otorga al BMW i3 un peso más ligero que la gran mayoría de vehículos eléctricos de la competencia, algo muy importante debido a los elevados pesos de las baterías de iones de litio que monta. Del mismo modo, estas van montadas en la parte inferior del vehículo, otorgando un centro de gravedad más bajo.

Principales puntos fuertes y debilidades del BMW i3

  • La nueva versión del BMW i3 sigue una línea bastante continuista si se compara con su predecesor. Hay que fijarse muy bien para descubrir los cambios, entre los que destacan nuevos grupos ópticos en LED, nuevos colores de carrocería y renovadas opciones de llantas. También cabe destacar su habitáculo, construido por primera vez en un vehículo eléctrico en fibra de carbono, cuyas puertas se abren de manera opuesta y no cuentan con montante central.

  • En su interior, y como no podía ser de otro modo tratándose de un BMW, el i3 despliega una calidad increíble, utilizando para ello materias primas recicladas y renovables, manteniendo una apuesta global por la preservación del medio ambiente. Destacar por otra parte el diseño de su salpicadero, nada sobrecargado, y presidido esta vez por una pantalla de 10.25 pulgadas. Además, su interior se puede configurar en 4 diseños diferenciados.

  • La peculiar forma de apertura de sus puertas, unido al hecho de que el i3 no cuenta con un montante central para separarlas, ofrece una sensación de espacio bastante amplia. Pese a esto, si se va a realizar un uso habitual de las plazas traseras, el acceso a las mismas no está resuelto de la mejor manera, y compromete de algún modo el confort.

  • La capacidad del maletero del nuevo BMW i3, considerado como un monovolumen compacto urbano, es suficiente para cumplir con su cometido, contando con unas cotas de 260 litros que pueden llegar hasta los 1.100 si se abaten los asientos traseros.

  • El BMW i3 acelera de 0 a 100 km/h en tan solo 7,3 segundos (6,9 si se trata del i3s), y lo más interesante es que lo hace de manera ininterrumpida, sin necesidad de cambiar de marcha, ya que entrega su máxima potencia desde el principio. El pedal del acelerador funciona a su vez como freno, ya que al retirar el pie del mismo, comienza a frenar recuperando al mismo tiempo energía cinética.

  • Si su comportamiento en ciudad no tiene apenas rival, es en carretera cuando sus aptitudes empeoran notablemente, y es que al poner al i3 a 120 km/h en una autovía, sus cifras de autonomía bajan considerablemente. Este es uno de los motivos que sugieren que el BMW i3 sea más bien utilizado como segundo vehículo.

  • El precio de salida del BMW i3 supone un desembolso importante, sobre todo si se tiene intención de utilizarlo como segundo vehículo. De todos modos, su precio está compensado por las prestaciones que acredita, así como unos acabados premium, seña de identidad de BMW.

El auge de los vehículos eléctricos comienza a ser una realidad. Pese a que el BMW i3 es uno de los pioneros en este sentido, se pueden encontrar otras alternativas en el mercado, como pueden ser el Volkswagen e-Golf, el Hyundai IONIQ eléctrico o el Nissan LEAF.

Características del motor y precios disponibles

La nueva versión del BMW i3 mantiene su gama de motorización, un propulsor 100% eléctrico con tecnología eDrive, con un rendimiento de 125 kW en un par de 250 Nm que entrega una potencia total de 170 CV para su versión clásica, llegando hasta los 184 CV en la recién introducida versión i3s. El BMW i3 monta en su parte inferior una batería de 22 kWh de iones de litio, que pesa 204 kg, bajando de esta forma su centro de gravedad. La velocidad máxima que puede alcanzar el BMW i3 en modo 100% eléctrico es de 150km/h, con cero emisiones.

La firma bávara asegura una autonomía cercana a los 200 km para ambas versiones de su i3, aunque también ofrece un extensor de autonomía conocido como Range Extender (REX). Este extensor, con una capacidad de 9 litros de combustible, consiste en un motor de gasolina Kymco que únicamente se activa cuando la energía eléctrica se agota, funcionando como generador para volver a alimentar al motor eléctrico hasta que el usuario encuentre un nuevo punto de carga o gasolinera. De esta forma, la autonomía total del i3 llega hasta los 300 km.

El BMW i3 puede cargarse cómodamente tanto en una red eléctrica particular dentro de casa como en alguno de los más de 30.000 puntos de carga públicos ChargeNow que BMW tiene ubicados alrededor de todo el mundo. Si se opta por la primera opción, un equipo de BMW se encargará de la instalación.

En lo que respecta a los precios disponibles para los BMW i3 y BMW i3s, se puede adquirir el primero desde los 32.700 euros, mientras que la versión más potente tiene un precio de salida de 41.850 euros. Por encima de estos, las versiones REX, con precios de 42.900 y 46.550 euros respectivamente:

  • i3 94Ah 170 CV por 32.700 euros
  • i3s 94Ah 184 CV por 41.850 euros
  • i3 94Ah REX 170 CV por 42.900 euros
  • i3s 94Ah REX 184 CV por 46.550 euros

Niveles de acabado interior y equipamiento de serie

El BMW i3 cuenta con un solo nivel de equipamiento, aunque se puede configurar en hasta cuatro distintas gamas de diseño interior, que se corresponden con los acabados Atelier, Loft, Lodge y Suite, todos ellos con diferentes opciones de tapicería, asientos, volante, etc.

En lo que respecta al equipamiento de serie del BMW i3, este es realmente interesante, ya que cuenta desde el inicio con llantas de 19 o 20 pulgadas, grupos ópticos en LED, pantalla táctil de alta resolución y 10,25 pulgadas, compatible con Apple CarPlay, volante multifunción, climatizador sensores de luz y de lluvia y sistema de conectividad ConnectedDrive.

En cuanto a sistemas de ayuda a la conducción, cuenta con programador de velocidad activo, sistema semi automático de estacionamiento, sistema de mantenimiento de carril, freno de emergencia con detección de peatones y control de crucero adaptativo.

Como opción, existe la posibilidad de equipar cinturones de seguridad en color azul.

¿Por qué comprar un BMW i3?

Ambas versiones del BMW i3 se posicionan como vehículos muy satisfactorios para su utilización en el día a día en la ciudad, ya que su tamaño compacto, sus prestaciones y su autonomía se adaptan de manera perfecta a las necesidades de cualquier usuario. Como contrapunto, no es tan recomendable si se necesita realizar largos desplazamientos en carretera, precisamente porque a velocidades más altas, la autonomía es menor. La peculiar apertura de sus puertas, unidas a un habitáculo rompedor que prescinde de montante central, ofrece una impresión de habitabilidad muy satisfactoria. Además, los materiales utilizados por BMW confieren a este vehículo de una gran ligereza, pese al elevado peso de sus baterías. Todo esto unido a una calidad de acabados seña de identidad de BMW y una tecnología vanguardista.