Compra tu Jeep Wrangler de ocasión en AutoScout24

Jeep Wrangler

Jeep Wrangler

Así es la última renovación del todoterreno norteamericano

Debido a la enorme demanda del mercado civil de coches, American Motors Corporation (AMC), por aquel entonces propietario de la marca Jeep, decidió lanzar al mercado el Jeep Wrangler en 1987. Fue el sucesor directo de los Jeeps "Willys" y "CJ", simbolizando como ningún otro vehículo las necesidades de los propietarios en lo que respectaba a libertad, diversión y vitalidad. Más

Encuentra el coche de tus sueños

Más de 2.4 millones de vehículos a lo largo de toda Europa

Jeep Wrangler - Carrocería

Jeep Wrangler - Color de la carrocería

74 años después del primero, Jeep pone a la venta un nuevo todoterreno que no reniega de sus raíces, de sus orígenes, manteniendo los chasis de largueros. Tampoco rehúye de la carrocería de dos y cuatro puertas (denominada Unlimited), aunque presenta, eso sí, una mayor distancia entre ejes que el anterior modelo. Pese al aumento de casi todo el equipamiento, el peso es 91 kilogramos menor, gracias en parte al empleo del aluminio de la carrocería y del magnesio en el portón trasero. Es también más rígido estructuralmente, y se ha mejorado la visibilidad, uno de los aspectos en los que más flaqueaba el anterior modelo. Dispone además de un parabrisas más alto, entregando mayor cantidad de vidrio y, por tanto, de luminosidad en su interior cuando se cubre la capota. Crece de tamaño respecto a su antecesor en el modelo de dos puertas (71 milímetros más largo hasta alcanzar los 4,23 metros de longitud) y en el de cuatro (96 milímetros más largo, hasta llegar a los 4,78 metros). Los paragolpes frontales sufren modificaciones, se han modernizado y son más elegantes, y los faros redondos se curvan en los extremos de la parrilla. El logo se ha cambiado de lugar: ya no está en la rejilla si no en el guardabarros delantero. La principal novedad mecánica es que el propulsor del motor de gasolina se combina con una batería de 48 voltios y un generador que puede actuar tanto como motor de arranque como impulsor. Una alternativa híbrida que equipa exclusivamente la transmisión automática de 8 velocidades.

Jeep Wrangler 2018: misma fiabilidad off-road, mucho mejor comportamiento en carretera

Fue en el Salón de Los Ángeles de 2017, celebrado el pasado 29 de noviembre, donde se mostraron las primeras imágenes del Jeep Wrangler, uno de los pocos todoterrenos puros que quedan en el mercado. Un vehículo que además de haber mejorado sus prestaciones en carretera ha aumentado, y mucho, en seguridad. El interior sigue apostando por la simpleza y la practicidad, especialmente la carrocería que no tiene puertas. El salpicadero lo preside una consola central que ha sido rediseñada y que incorpora una pantalla digital.

Cuenta además con un botón de arranque, una instrumentación mixta, un volante con modificaciones en su diseño y toques cromados, mejoras en los materiales y en los acabados, cámara de visión trasera, volante y asientos delanteros calefactables y una pantalla táctil (desde 7 hasta 8,4 pulgadas) que se sincroniza a través del sistema multimedia Uconnect.

Fabricado en la factoría Toledo Complex que la firma tiene en Ohio, Estados Unidos, el Jeep Wrangler no verá la luz en nuestro país hasta el próximo otoño. Como ya ocurriera con el Wrangler de 2011, el chasis de doble viga es de acero, muy resistente, pero ahora la suspensión tiene un nuevo ajuste que confiere un excelente comportamiento fuera de carretera, pero que sobre todo mejora su agilidad en terrenos asfaltados, algo que no ocurría en anteriores versiones.

Principales ventajas y desventajas del Jeep Wrangler

  • Su capacidad off-road, como buen todoterreno que es, está lejos de toda duda. Ofrece una versatilidad, para prácticamente todo tipo de terreno, realmente incomparable. Además, permite que el techo y el pilar C, amén de las puertas y las ventanas, sean retiradas de la carrocería, lo que facilita la limpieza y le da un aspecto más aventurero al vehículo.

  • Los ingenieros se han afanado en reducir el peso para mejorar el comportamiento y las emisiones del coche. El resultado son 90 kilogramos menos que su anterior versión, debido a las medidas inferiores de su carrocería y al empleo del aluminio y otros materiales ligeros.

  • Incorpora tres tipos de techo que se pueden configurar en función de los gustos y necesidades del usuario. La principal virtud en este apartado es que ahora se puede montar y desmontar el techo de forma mucho más rápida y sencilla, sin cremalleras ni velcros, y plegar el parabrisas supone simplemente destornillar 4 tornillos (antes eran 28).

  • La mayor distancia entre ejes, la mayor rigidez, las mejoras en la suspensión y la reducción de peso aumentan notablemente su comportamiento en carretera, algo que le achacaron muchos usuarios al anterior modelo. Además, la nueva dirección asistida, que es ahora electrohidráulica, mejora la maniobrabilidad a pesar de que el radio de giro sea menor que en la anterior versión.

  • Respecto a la antigua generación ofrece mejores ángulos todoterreno, mayor eficiencia y equipamiento mucho más moderno que la versión anterior.

  • La pantalla digital que incorpora sigue incluyendo demasiados botones, algo que le resta empaque al acabado moderno del interior del vehículo.

Motorizaciones disponibles y precios del Jeep Wrangler

Aún no se sabe con certeza cuáles son los motores con los que contará en España. En Estados Unidos se ha empezado a comercializar con dos motores de gasolina, uno 2.0 con turbocompresor de doble entrada y 270 CV, y el otro V6 de 3,6 litros de 260 CV de potencia. El único motor diésel será de 3.0 litros y entregará 260 CV. Los cambios serán manuales de 6 velocidades o automáticos de 8. Hasta otoño de 2018 no se conocerán los precios del modelo de 2018, pero sirvan de guía los del modelo del año anterior:

Jeep Wrangler 2.8 CRD 200 CV AWD Sport de 200 CV de potencia por 39.745 euros

Jeep Wrangler Unlimited 2.8 CRD 200 CV de potencia AWD Rubicon desde 51.445 euros.

Jeep Wrangler Unlimited 3.6 Pentastar V6 284 CV de potencia AWD Sahara a partir de 48.195 euros.

Jeep Wrangler Unlimited 2.8 CRD 200 CV AWD Sáhara por 48.245 euros.

Jeep Wrangler Unlimited 2.8 CRD 200 CV de potencia AWD Sport desde 42.747 euros.

Jeep Wrangler 3.6 Pentastar V6 284 CV de potencia AWD Rubicon desde 48.495 euros.

Jeep Wrangler 2.8 CRD 200 CV de potencia AWD Rubicon por 48.495 euros.

Jeep Wrangler 3.6 Pentastar V6 284 CV de potencia AWD Sahara por 45.195 euros.

Jeep Wrangler 2.8 CRD 200 CV de potencia AWD Sahara por 45.245 euros.

Jeep Wrangler Unlimited 3.6 Pentastar V6 284 CV de potencia AWD Rubicon a partir de 51.445 euros.

Equipamiento y acabados del Jeep Wrangler

Los niveles de equipamiento varían entre la carrocería de dos puertas (Sport, Sport S y Rubicon) y la de cuatro puertas (Sport, Sport S, Rubicon y Sahara).

El acabado Sport y Sahara equipan el sistema de tracción Command-Trac, con reductora que proporciona 2,72 a 1 y un diferencial posterior con relación 3,45 a 1. Además se le puede equipar, igual que al resto de acabados, un diferencial de deslizamiento limitado para el eje trasero que lleva por nombre Track-Lok.

El acabado Rubicon incorpora, por su parte, una tracción denominada Rock-Trac, una reductora con mayor desmultiplicación (4,0 a 1) y un eje trasero que confiere una relación de 4,1 a 1. Incorpora, de la misma manera, un sistema con el que el usuario puede bloquear el diferencial del eje delantero y trasero. Se llama Tru-Lock. Además, equipa unos ejes de mayor grosos (Dana 44 delante y en la parte posterior) y una barra estabilizadora delantera que se puede desconectar. Con ello se consigue un mayor recorrido de la suspensión para que la rueda no quede sin tracción en terrenos con gran desnivel o muy irregulares.

¿Por qué comprar este modelo?

Si ya era un vehículo fiable en terrenos irregulares, la nueva suspensión del Wrangler hace que su comportamiento mejore notablemente al circular en carretera. Los ingenieros de Jeep han conseguido rebajar su peso 91 kilogramos por lo que la eficiencia y la agilidad de los motores no solo se mantiene intacta, sino que mejora notablemente. Además, se ha aumentado la practicidad de una carrocería que ahora se podrá desmontar (cristales frontales, lona del techo y ventanas) de una forma mucho más rápida y sencilla. Jeep ha sabido, además mantener la esencia de sus antecesores, manteniendo una línea continuista con el espíritu todoterreno y aventurero, pero actualizando la tecnología y la conectividad de su interior. En el aspecto estético no se ha renovado demasiado: conserva la parrilla, igual que lo grandes faros, indiscutible seña de identidad del todoterreno norteamericano. Los acabados son de mejor calidad que los de su antecesor y los cromados se han aumentado hasta incluir también a los faros antiniebla. El apartado aerodinámico también influye en la aerodinámica al estar más inclinado y ser más pequeño. Sigue contando con una amplia gama de motores que cubren sobradamente las necesidades de todo tipo de usuarios, además cuenta con carrocería de 2 y 4 puertas, como ya hiciera el modelo anterior, que data de 2011. En resumen, se trata de un modelo único, que aún conserva ese estilo clásico que siempre le ha caracterizado pero que ha sabido renovarse con avanzada tecnología y con innovación a nivel de equipamiento para seguir siendo uno de los todoterrenos más interesantes y atractivos del mercado.

Opiniones sobre vehículos Jeep Wrangler

25 Valoraciones

4,7