Compra tu Audi SQ7 de ocasión en AutoScout24

Audi SQ7

Audi SQ7

Todos los detalles del SUV diésel más potente del mercado

El diésel está más vivo que nunca. Eso parece querer decir Audi con su nueva propuesta. La firma alemana presenta un crossover llamado a eliminar etiquetas, a unir conceptos aparentemente irreconciliables, a tender puentes y a romper barreras creando un modelo realmente único.Más

Encuentra el coche de tus sueños

Más de 2.4 millones de vehículos a lo largo de toda Europa

Un diésel de 435 CV de potencia y un motor temible, ya que cuenta con un par de 91,8 kilogramos y un v8 turbo. Una carrocería de más de 5,07 metros de largo que lo convierte prácticamente en el coche más versátil del mercado: puede actuar como utilitario, como SUV multifuncional y como vehículo de carga capaz de albergar hasta a siete ocupantes gracias a la posibilidad de acoplar una fila extra en su interior. Ofrece además una manejabilidad sorprendente en asfalto y fuera de él y una fiabilidad inaudita que hacen del vehículo de la firma de los cuatro anillos un todocamino y deportivo a la vez gratamente sorprendente.

El rediseño de la firma alemana: del Audi Q7 al Audi SQ7

Comercializado desde el verano del 2016 y fabricado en la planta de Bratislava, capital de Eslovaquia, este rediseño del Q7 abre un nuevo abanico de posibilidades en un terreno nunca antes explorado por ninguna marca: un vehículo a medio camino entre el todoterreno y el utilitario que aúna lo mejor de cada modelo para convertir un experimento en todo un acierto con multitud de novedades.

Una de ellas es la incorporación de un compresor accionado electrónicamente (lleva por nombre EPC) que optimiza el uso de los dos turbocompresores a revoluciones bajas. Todo ello está alimentado por un sistema eléctrico de 48 voltios que hace de este vehículo uno de los más eficientes del mercado pese a su potencia desmedida. Su antecesor natural sería el Q7, aunque no exactamente. Sus 333 CV de potencia quedan muy por debajo de los de este SUV con acabados y prestaciones únicas, compresor eléctrico (inédito en el mercado) y el motor diésel más potente del mundo de la automoción.

Además de su sobrada potencia, ya mencionada, conducirlo es un placer a todos los niveles. Si bien su dirección eléctrica ofrece menos garantías de las deseadas, la suspensión neumática se adapta a la perfección a cualquier tipo de superficie, la tracción Quattro es un seguro de vida en circunstancias adversas y la estabilidad general es impecable.

Cabe además la posibilidad de activar la amortiguación en modo off-road para, de esta manera, elevar la altura del vehículo y ganar en fiabilidad cuando se abandone el asfalto. Dispone asimismo de un sistema antibalanceo electromecánico (denominado eAWS) que estabiliza al máximo la carrocería cuando el vehículo se enfrenta a curvas pronunciadas. Su elevado precio (más de 110.000€) queda ampliamente justificado por sus faros LED, su volante deportivo con levas para un cambio de marcha más deportivo, su amplia capacidad de combustible (hasta 85 litros), sistema de navegación incorporado y los asientos deportivos de Alcantara,

Principales competidores del Audi SQ7

BMW X5 M50d: dispone de una potencia muy inferior (381 CV), un consumo similar (6,6l/ 100Km) y un precio ligeramente inferior (104. 250€). Su maniobrabilidad y su tacto deportivo son lo mejor de uno de los pocos crossover que podrían llegar a acercarse a la propuesta de Audi.

Mercedes GLS 500: Es un vehículo más potente (455CV) pero también más grande. Su consumo se dispara hasta los 10,9 litros cada 100 kilómetros y su precio de serie es también mayor que el del SQ7 (115.000€). En elementos deportivos no tiene comparación con el coche de Audi.

Volvo XC90 T8: dispone de una potencia ligeramente inferior a la del SQ7 (408 CV) y un consumo muy reducido (2,1 litros cada 100 kilómetros) cuando el motor eléctrico complementario está activo. Su precio, por debajo de 80.000€, y su motor híbrido lo convierten en una opción atractiva pero muy lejos de las prestaciones del crossover de la firma germana.

El precio básico es de 110.970€, unos 35.000€ más que su antecesor, el Q7 3.0 TFSI de 333 CV. El consumo varía en función de la carga del coche y de las llantas que lleve incorporados, pero según datos oficiales tiene un consumo medio cada 100 km de entre 7,2 y 7,5 litros. La marca ha asegurado que en el mercado no hay ningún modelo homologado con un consumo menor y una aceleración tan elevada.

Equipamiento básico y opcional del Audi SQ7

Además del sistema antirrobo, los ajustes eléctricos en los asientos, las llantas de 20 pulgadas, los acabados de aluminio y de fibra de carbono, el sistema Audi Connect Safety y el Smartphone Interface de serie, existe un paquete complementario con varios módulos tecnológicos, eje trasero direccional que aporta dirección a las cuatro ruedas y un sistema exclusivo antibalanceo que otorga una mayor fiabilidad en carretera. Se le puede añadir, por último, asientos sport o sport plus, con una sujeción al cuerpo extra.

¿Por qué elegir el Audi SQ7?

En primer lugar por el contraste entre consumo y potencia. Este modelo es literalmente único en ese aspecto. Su caja de cambios de ocho velocidades responde de forma sobresaliente al acelerar. El sonido de su motor hará las delicias de los mayores amantes de los motores de gasolina. Su conducción es suntuosa, suave y elegante, sin apenas balanceo y con una sensación de seguridad de la que muy pocos vehículos de este segmento puede presumir. Su precio se justifica perfectamente por unas prestaciones que rozan la excelencia, pudiéndole añadir un control de estabilidad y de dirección a las ruedas traseras para aumentar la seguridad de los ocupantes. Las 5 plazas, extensibles a 7, se antojan más que suficientes para los usuarios más exigentes. Su sistema multimedia funciona a su vez como cuadro de instrumentos y goza de los mayores avances tecnológicos del Grupo Volkswagen. La amplitud de su interior y la categoría de sus acabados, amén de su potente motorización y su avanzada aerodinámica lo convierten en un modelo realmente único.