Saltar al contenido principal

Compra tu Rolls-Royce Corniche de ocasión en AutoScout24

Rolls-Royce Corniche

Rolls-Royce Corniche

Rolls-Royce Corniche, un clásico muy actual

El Rolls-Royce Corniche, fabricado entre 1971 y 1995, es un coche usado que destaca por una apariencia extremadamente elegante y por la potencia que esconde bajo el capó, cualidades que lo han convertido en todo un clásico dentro de los coches de segunda mano con rendimiento de un vehiculo deportivo. Más

Encuentra el coche de tus sueños

Más de 2.4 millones de vehículos a lo largo de toda Europa

En el exterior del Rolls-Royce Corniche sobresalen las líneas que siempre han definido a las creaciones de la exclusiva firma inglesa Rolls-Royce, por lo que un frontal dotado de faros dobles redondeados y una elegante rejilla metálica central son las principales señas de identidad de este coche usado. Además, las formas suaves y redondeadas se combinan en el Rolls-Royce Corniche con carrocerías de estilo cupé y descapotable, modificaciones que siempre presentan dos puertas y que confieren el carácter necesario a este elegante vehículo recreativo.

Diferentes versiones a lo largo de la historia

En un periodo de producción tan amplio como el del Rolls-Royce Corniche siempre deben existir modificaciones, y en el caso de estos coches de segunda mano se pueden citar cinco generaciones distintas. La primera de ellas, a la que corresponden los vehículos fabricados entre 1971 y 1977, presenta ya las credenciales que harán clásicos a estos modelos, y es que su elegante carrocería se une a adelantos como los frenos de disco en las cuatro ruedas para crear un coche usado muy exclusivo. La segunda generación del Rolls-Royce Corniche se desarrolló entre 1977 y 1989 y se caracteriza por unas líneas ligeramente más suaves y por la incorporación de elementos como la dirección de piñón, un radiador de aluminio y un sistema de aire acondicionado de dos potencias. La nueva generación del Rolls-Royce Corniche, la tercera, se fabricó entre 1989 y 1993, presentando novedades como las llantas de aleación y algunos retoques interiores tanto en la consola de mandos como en los asientos. Desde 1992 hasta 1995 se fabricó la cuarta generación del Rolls-Royce Corniche, un coche que comparte la estética de sus predecesores, pero que incluye accesorios como los airbags para piloto y pasajeros y una atractiva ventana trasera de cristal. Por último, de forma aislada, en el año 2000 se crearon nuevos modelos del Rolls-Royce Corniche siendo, igual que todos los anteriores, un vehículo lujoso y muy exclusivo que destaca por su diseño clásico.

Motor y características técnicas

A lo largo de todo su recorrido, el Rolls-Royce Corniche se equipó con un único motor de gasolina que se combinaba con diferentes sistemas de transmisión y que, además, fue incluyendo mejoras en su desarrollo que hicieron que la potencia de este propulsor aumentara significativamente. De este modo, el motor montado en estos coches usados es un V8 con un cubicaje de 6750 cc. Este propulsor se une a una transmisión automática de tres velocidades, un sistema que fue incluyendo mejoras y que se sustituyó por otro de cuatro secuencias en los modelos de la cuarta generación del Rolls-Royce Corniche. En cuanto a las mejoras en el motor, la segunda generación de este vehículo empezó a usar ya un sistema de inyección del carburante y la tecnología turbo, cambios que hacen que su potencia, rendimiento y consumo mejoren y se adapte a las necesidades de un coche lleno de exclusividad.

Datos técnicos del Rolls-Royce Corniche

Resumen de los datos técnicos como el consumo, CV (caballos de potencia), dimensiones, peso y longitud

Mostrar datos técnicos