Saltar al contenido principal

Nuevos colores, las funciones de siempre

Descubre ya el nuevo diseño que estamos implementando paso a paso en todo nuestro portal.

Compra tu Rolls-Royce Silver Shadow de ocasión en AutoScout24

Rolls-Royce Silver Shadow

Rolls-Royce Silver Shadow

Rolls-Royce Silver Shadow, lujo y personalidad para un coche único

El Rolls-Royce Silver Shadow es el vehículo de la firma inglesa Rolls-Royce que presenta un mayor volumen de ventas a lo largo de toda la historia, algo que da buena prueba de la revolución que supuso la aparición de estos coches de segunda mano que se fabricaron ininterrumpidamente entre 1965 y 1980. Más

Encuentra el coche de tus sueños

Más de 2.4 millones de vehículos a lo largo de toda Europa

Color de la carrocería

Contando con una de las siluetas más reconocibles del mundo del automóvil, el Rolls-Royce Silver Shadow es un coche usado en el que destacan sus faros delanteros dobles, su clásica parrilla cromada de grandes dimensiones y unas líneas amplias y atractivas propias de los mejores coches de lujo. Además, el Rolls-Royce Silver Shadow es el primer vehículo de esta firma en contar con chasis monocasco, un adelanto para la época que se sumó a otros en un intento de ofrecer un coche lleno de prestaciones, pero sin olvidar la sofisticación y exclusividad que diferencian a los coches usados de esta firma.

Carrocería y equipo

Pese a que en su fabricación pueden distinguirse dos modelos, el original y el Rolls-Royce Silver Shadow II montado a partir de 1977, las características de estos coches de segunda mano variaron muy poco, y es que la apuesta de la firma fue la de mantener unas líneas de diseño que guardasen la tradición de los mejores coches clásicos. Sin embargo, el Rolls-Royce Silver Shadow presenta diferentes tipos de carrocería como, por ejemplo, una de dos puertas estilo cupé y otra también de dos puertas, pero de diseño cabriolé. Pese a ello, la más clásica es la sedán de 4 puertas, una carrocería de amplias dimensiones y líneas rectas que se convirtió en todo un icono de la compañía. En el interior del Rolls-Royce Silver Shadow destacan las incrustaciones de madera a lo largo de todo el salpicadero, el cuero de los asientos y una amplitud que garantiza el confort de todos los pasajeros. Por otro lado, el Rolls-Royce Silver Shadow fue la apuesta de la compañía para renovar su tecnología, por lo que es el primer vehículo en contar con detalles como un circuito dual de freno, una suspensión autoniveladora hidráulica y, en la segunda versión, una dirección de cremallera que mejora las prestaciones y la maniobrabilidad de este vehículo.

Motores llenos de potencia

Los Rolls-Royce Silver Shadow, independientemente del modelo, son coches de grandes dimensiones, por lo que necesitan motores adecuados para lograr el mejor rendimiento en todo momento. De esta forma, dependiendo del año en que se fabricara el vehículo, la compañía apostó por dos propulsores con grandes cilindradas que se unían a sistemas de transmisión automática de 3 o 4 velocidades. El primer motor usado fue el que se montó en los Rolls-Royce Silver Shadow fabricados entre 1965 y 1970 y se trata de un propulsor V8 de 6230 cc. que alcanza una potencia máxima de 172 CV. Posteriormente, en el periodo comprendido entre 1970 y 1980, el motor anteriormente citado se sustituyó por otro V8 en el que la cilindrada pasa a ser de 6750 cc. para conseguir una potencia máxima de 189 CV, especificaciones que hacen que los Rolls-Royce Silver Shadow se comporten excelentemente en cuanto a rendimiento y potencia se refiere.