Saltar al contenido principal
Mensaje

Descubre las ventajas de estar logueado con AutoScout24.

  • Sincroniza tus favoritos
  • Guardar búsquedas
  • Inserta tu anuncio

Pontiac Fiero

El Pontiac Fiero es un deportivo biplaza de 2 puertas americano –un coche valorado entre los modelos americanos usados de los años 80- fabricado por la marca del grupo automovilístico GM, General Motors, entre 1984 y 1988.

El Pontiac Fiero incluye tecnología innovadora y radical para un coche de su época

El Fiero, cuyo nombre significa orgullo en italiano y salvaje o feroz en español, tuvo entre sus posibles denominaciones Sprint, P3000, Pegasus, Fiamma, Sunfire y XP Firebird. Se trata del primer biplaza de Pontiac desde los coupés que produce entre 1926 y 1938, los primeros producidos en serie con motor de coche deportivo por un fabricante de Estados Unidos.

Muchas de las tecnologías presentes en su diseño como los paneles de la carrocería de plástico son revolucionarias en su época, lo que lo convierte en un coche de segunda mano valorado. Con un marco separado de acero y recubierto con paneles de fibra de vidrio, el Pontiac Fiero fue un acierto para la marca.

Tanto es así que mantiene el récord de ventas más rápido: 370.168 unidades en 5 años. En 1984 el Fiero es el coche de seguridad de las 500 Millas de Indianápolis, dejando de lado al Chevrolet Corvette de ese año.

Mecánicas que evolucionan con el Pontiac Fiero a lo largo de su comercialización

El Pontiac fiero se presenta en septiembre de 1983. Su primera versión supone una revolución en el mercado americano gracias a su mecánica de 4 cilindros en línea, en configuración central –último modelo de la marca con este tipo mecánica- y transversal, y 2.4 litros que rinde 92 CV de potencia y alcanza 180 km/h de velocidad máxima. Prestaciones considerables a pesar de su contenida caballería y de asociarse a un cambio manual de 4 velocidades o automático de 3 marchas.

En 1985 la marca americana busca aumentar la imagen deportiva del Fiero con el lanzamiento de un bloque V6 de 2.8 litros que mejora, levemente, las prestaciones del conjunto por culpa de un incremento total del peso en 100 kg. Esta mecánica de 140 CV de potencia anuncia una velocidad punta de 200 km/h. Estéticamente se diferencia del anterior por un alerón en la zaga.

En 1987 recibe un restyling y una revisión de sus mecánicas, este V6 de 2.8 litros reduce su potencia en 3 CV. En 2009 la marca empieza la debacle de Pontiac, junto con Buick y Chevrolet, que elimina gradualmente sus modelos del mercado.