Compra tu Maserati Biturbo de ocasión en AutoScout24

Maserati Biturbo

Maserati Biturbo, todo un clásico de lujo italiano

El tridente señero de la marca Maserati nos da pistas sobre el origen de la empresa, ya que fue fundada en Bolonia en 1914, de la mano de Alfieri Maserati, y una emblemática estatua de Neptuno con su tridente adorna la Plaza Mayor de dicha ciudad. El Maserati Biturbo es un automóvil de lujo producido entre los años 1981 y 1994. De hecho, entre los años 1990 y 1994 la marca solo fabricó Biturbo. Actualmente, por tanto, pueden adquirirse tan solo como coches de segunda mano. El original era un sedán cupé de cuatro plazas y dos puertas diseñado por Pierangelo Andreani, inspirado en cierto modo en el Quattroporte III y equipado con un motor V6 con dos turbocompresores.

Historia del Maserati Biturbo

Cuando Alejandro de Tomaso se puso al frente de Maserati en 1976 tenía claro que debía aprovechar el prestigio y tecnología de la casa y, al mismo tiempo, hacer más asequibles sus vehículos para alcanzar a un mayor target. Se había acabado la época de los superdeportivos como el Khamsin o el Bora. Para alguien que quiera adquirir un Maserati Biturbo usado, quizá le sea más atractivo buscar versiones posteriores a 1987, cuando comenzaron las mejoras del modelo. En primer lugar se suavizaron las líneas para hacerlo más atractivo y aerodinámico. Se aplicaron llantas de 15 pulgadas y existía la posibilidad de adquirirlo con faros antiniebla. En 1989 se le aplica un motor de 225 caballos para Estados Unidos y de 250 CV para Europa. No contentos con esos cambios, en 1991 Marcello Gandini hace una segunda reforma del Maserati Biturbo en que incluye un alerón exclusivo, se mejoran los faros y las llantas de algunos modelos suben a las 16 pulgadas. Se trata de un coche con el que las críticas especializadas nunca fueron amables y cuya producción acabó en 1994. Los sucesores del Maserati Biturbo fueron el Ghibli y el Quattroporte IV.

Distintas versiones que podemos encontrar del Maserati Biturbo

Existen 11 modelos diferentes del Maserati Biturbo, todos ellos equipados con un motor V6. La V se encuentra en el nombre de cada uno de los modelos. La versión más rara de todos ellos fue la 4.18V, del que se construyeron menos de 100 unidades solo para venderse en Italia. Existe una versión Racing, el 2.24V, tipo 331, con 230 copias comercializadas, dotado con un motor de 283 CV, inducción refrigerada por agua y dos intercoolers aire-aire, que alcanzaba una velocidad máxima de 256 km/h. No fue hasta 1983, con la introducción del 425, que el Maserati Biturbo se presentó con 4 puertas. En 1990 surge la subfamilia de los Maserati Biturbo que usaban la "meccanica attiva" en la suspensión, y que mantuvieron su producción hasta 1992, un año más tarde de que hubiese comenzado la fabricación del Spyder III, con una estética espectacular y motores de 2,8 litros y 24 válvulas. El Maserati Biturbo más rápido y exclusivo de toda la familia fue el Karif.