Compra tu Chevrolet Captiva de ocasión en AutoScout24

Chevrolet Captiva

Chevrolet Captiva

El Chevrolet Captiva como proyecto conjunto de GM y Daewoo

Sport Utility Vehicles (SUV) procedentes de Corea del Sur. Ésta era realmente la especialidad del fabricante Hyundai, que ya a principios de los años 90, y a través de su filial Kia, había presentado todoterrenos como el Galloper y el Sportage para un uso tanto en ciudad como en zonas poco transitadas. Más

Encuentra el coche de tus sueños

Más de 2.4 millones de vehículos a lo largo de toda Europa

Chevrolet Captiva - Ofertas destacadas

Por el contrario, el fabricante surcoreano Daewoo se había centrado más bien en el ámbito de los utilitarios y los vehículos compactos, así como en la construcción de berlinas de clase media. Después de que en el año 2002 el consorcio norteamericano General Motors (GM) se hiciera con una participación mayoritaria en Daewoo, los norteamericanos decidieron desarrollar un nuevo modelo en colaboración con los surcoreanos para el próspero mercado de los SUV.

El Chevrolet Captiva y el Opel Antara tienen antecedentes comunes

Los constructores tomaron como base un concept car que GM había presentado como estudio en el año 2004 bajo el paraguas de Chevrolet. La plataforma constructiva también está basada en un desarrollo de GM. En 2006, GM Daewoo da luz verde al inicio de la producción del nuevo SUV tanto en Corea del Sur como en la fábrica rusa de GM. En Asia este todocamino compacto se presenta con el nombre de Daewoo Winstorm. En Europa, el modelo llega a los concesionarios con la denominación Chevrolet Captiva. Al mismo tiempo, GM Daewoo también fabricaba un SUV compacto basado en el Captiva, y comercializado en Europa como Opel Antara, con un diseño ligeramente modificado tanto en lo que respecta a la carrocería como al espacio interior.

El Chevrolet Captiva se comercializa en versiones de cinco y siete plazas

En Chevrolet Captiva de casi 4,64 metros de longitud y 1,72 metros de altura se fabricaba con dos equipamientos interiores diferentes en una versión de cinco plazas y otra de siete plazas con una tercera fila de asientos. Los compradores podían elegir entre tracción integral conectable o tracción delantera. Según la versión, el Captiva estaba equipado con un cambio manual de cinco velocidades o con un cambio automático con un número idéntico de marchas. El sistema electrónico de estabilidad (ESC), así como el ABS se encontraban entre los componentes montados de serie en el Chevrolet Captiva, así como los airbags delanteros y laterales. En las pruebas de choque de Euro NCAP el SUV consiguió nada más y nada menos que cuatro de las cinco estrellas posibles. Los modelos con tracción integral contaban con un asistente de ayuda a la frenada, un sistema de control de velocidad en descenso y un sistema de control de tracción que permitían al Chevrolet Captiva realizar incursiones en cualquier terreno.

El Chevrolet Captiva está disponible con dos motores de gasolina

El Chevrolet Captiva se comercializó con tres motorizaciones diferentes en versión gasolina y diésel. El modelo más alto de gama disponía de un propulsor de gasolina de 3,2 litros suministrado por la filial australiana de GM Holden. El motor desarrollaba 169 kW (230 CV) y en su versión siete plazas sólo se comercializaba con un cambio automático en combinación con una tracción integral. La velocidad máxima ascendía a 204 km/h, mientras que el tiempo de aceleración del Captiva con esta motorización era de 8,8 segundos. Según el fabricante, el consumo medio de este modelo era de 11,5 litros con unas emisiones de CO2 de 264 g/km. En el modelo de acceso con tracción delantera GM Daewoo montaba un motor de 4 cilindros, 2,4 litros de cilindrada y 100 kW (136 CV) de potencia con el que el Captiva alcanzaba una velocidad máxima de 185 km/h. El consumo medio de estos motores que cumplían la normativa Euro4 era de 8,9 litros (217 g/km de CO2). Con esta motorización, el SUV también estaba disponible con una pequeña modificación que permitía su propulsión con AutoGas, lo que lograba reducir las emisiones de CO2 a 192 g/km.

Tracción delantera y tracción integral combinables con el motor diésel

La versión diésel del Chevrolet Captiva estaba disponible con un motor common rail de 2,0 litros que, dependiendo del equipamiento, se podía combinar con la tracción delantera o con una tracción integral. En su versión básica, el propulsor turbo de 110 kW (150 CV) de potencia tenía un consumo medio de 7,2 litros de combustible diésel (191 g/km de CO2). Su velocidad máxima era de 184 km/h. La versión diésel con tracción delantera precisaba 10,8 segundos para alcanzar los 100 km/h, mientras que en el caso de la versión con tracción integral esta cifra aumentaba hasta los 12,2 segundos. Los modelos diésel no se comercializaban con filtro de partículas de hollín de serie.

Opiniones sobre vehículos Chevrolet Captiva

37 Valoraciones

4,5

Datos técnicos del Chevrolet Captiva

Resumen de los datos técnicos como el consumo, CV (caballos de potencia), dimensiones, peso y longitud

Mostrar datos técnicos