Compra tu BMW Serie 4 de ocasión en AutoScout24

BMW Serie 4

Cambios en la cúpula directiva de diseño BMW precede un cambio en el lenguaje estético de la marca desde el año 2011

El BMW Serie 4 es la versión con carrocería del anterior deportivo Serie 3, que la empresa Bávara lanzó al mercado en el año 2013 y del que comparte buena parte de la mecánica e interior con su predecesor, aunque con un diseño muy distinto. Y aunque la casa de Múnich mantiene la decisión tomada hace años de convertirse en referencia de segmentos que le eran ajenos, como el de los todoterrenos, compactos, coches eléctricos e híbridos y monovolúmenes, destaca el proceso de diversificación de carrocerías que ha llevado a cabo en los modelos serie 3 y 4 con sus berlinas medias de corte deportivo.

Con casi 90 años de experiencia en la fabricación de vehículos, resulta curioso conocer cómo las empresa alemana ha ido evolucionando a lo largo de los años, con la fabricación de motores de aviones en un principio, para pasar a fabricar motocicletas y, finalmente, terminar como fabricante de automóviles, convertidos muchos de estos, en hitos del motor: con el histórico BMW 328, la firma consiguió alzarse con más de 120 carreras en los años comprendidos entre 1936 y 1940.

El BMW serie 4 se presentó al público por primera vez en un prototipo en el Salón del Automóvil de Detroit en 2013, para estrenarse su versión de producción en Frankfurt durante el mismo año. Tiene motor delantero longitudinal, tracción trasera o a las cuatro ruedas, y carrocerías cupé, descapotable y liftback. El Serie 4 se fabricó para competir con alguno de sus principales rivales, entre los que se encuentran el Mercedes-Benz Clase C, el Audi A5 y el Infiniti Q60. El BMW Serie 4 se puede encontrar tanto en versión Diesel, de 184 a 313 CV, como en gasolina, de 184 a 431 CV, y cuya variante de 413 CV se denomina M4.

Las berlinas de la casa alemana han experimentado diferentes cambios en el concepto estético de la marca desde que en el año 2011, se plasmaran las ideas del nuevo diseñador Adrian Van Hooydonk, debido a un cambio en la cúpula del departamento. De hecho, la firma alemana ofrece la posibilidad de elegir entre tres elegantes paquetes de diseño diferentes en el BMW Serie 4 con las líneas Sport, Luxury o Modern, así como el paquete deportivo M, con el objetivo de crear un auténtico coche personalizado y a medida. Además, incluyen un sistema Air Breather con que se reduce el consumo de combustibles y las emisiones de CO2.

Motores TwinPower Turbo para un mejor rendimiento y con mayor valor medioambiental

El BMW Serie 4 es un deportivo cómodo, que en todas sus variantes ofrece motores turboalimentados que incrementan el rendimiento reduciendo emisiones contaminantes y ajustando el consumo de combustible. El Serie 4 se ofrece con caja de cambios manual de seis marchas o automática de ocho marchas. Si se conduce con suavidad, no necesita mucho carburante para funcionar a tenor de la potencia disponible. Sin embargo el consumo medio es tirando a alto, entorno a los 10 L/100 km, quizá debido al dispositivo xDrive de tracción total con el que, sin embargo, se gana en seguridad de reacciones. Hay que tener en cuenta que a una velocidad moderada y constante, el consumo se puede reducir.

El BMW Serie 4 Cupé tiene cuatro plazas aprovechables por adultos que resultan más cómodos en relación a un BMW Serie 6 Cupé. Sin embargo, el punto desfavorable es la altura que ofrecen dichas plazas. Con un volumen del maletero de 445L, el Serie 4 presenta muchos elementos comunes en relación a su predecesor el Serie 3, al que reemplaza, sobre todo a nivel mecánico e interior, pese a que el modelo actual gana en estabilidad y control en el paso de la curva. Sin duda, la principal diferencia con el Serie 3 se encuentra en su carrocería, que presenta un gran cambio en relación a la línea de carrocerías pasadas.

Sistema Driving Experience y cursos de formación para conducir con seguridad sobre cualquier tipo de terreno

La última generación del Serie 3 berlina ha ido dando lugar al Serie 3 Touring, cinco puertas y carrocería familiar, al Serie 3 GT, Gran Turismo, nuevo modelo más largo, alto y contundente que los dos anteriores, y a los Serie 4 Cupé y Serie 4 Cabrio, hasta llegar a la última variante en hacer su debut: el Serie 4 Gran Cupé.

El Serie 4 ofrece una correcta distribución del peso entre ejes, tracción trasera, dirección deportiva variable para las curvas, y un sistema Driving Experience Control. También se puede incluir una suspensión adaptativa M, con la que se refuerza el dinamismo, así como, un paquete M Performance, que incluye la posibilidad de incrementar la potencia de los motores. Como curiosidad señalar que BMW imparte desde 1977 cursos de conducción a cargo de instructores profesionales por todo el mundo, con el objetivo de conseguir la máxima seguridad sobre cualquier tipo de terreno y situación meteorológica. El sistema Driving Experience Control nace con este objetivo.