Prueba: Audi RS4 Avant – Probamos el familiar de los 450 CV

Si hablar de deportividad dentro de Audi es hacer referencia a su sigla “S”, añadirle la R no hace sino aumentar el grado al de radical. Tras la renovación de la gama A4, ahora, la marca de los cuatro aros presenta su variante más potente: el RS4 Avant.

Texto: Karam el Shenawy. Su nombre completo es RS4 Avant… y sí, es un familiar de 450 CV y la versión más potente y radical del A4. No es la primera vez que Audi usa esta denominación: la anterior generación del A4 ya contó con un modelo similar que, a diferencia del actual, se ofrecía con carrocería berlina, familiar y descapotable. Sin embargo, en Audi aseguran que el renovado RS4 sólo se venderá en ‘formato ranchera’, tanto por el crecimiento en ventas de estos modelos… como porque es un homenaje al pionero entre los familiares -rácing: el Audi RS2 del año 94.

Respecto a cualquier otro A4, el nuevo RS4 se diferencia exteriormente por tener un paragolpes específico, difusor con doble salida de escape, aletas más anchas o retrovisores en color aluminio; mientras que en el habitáculo predominan las molduras en fibra de carbono, con detalles en plata, se pueden montar en opción los asientos tipo bacquet y se integra una pantalla con dos funciones específicas como son la temperatura del aceite y un contador de tiempos por vuelta –para saber cuánto se tarda en llegar al trabajo o a casa porque a no ser que se meta en circuito, su función queda muy limitada-. Por supuesto, el comprador puede configurar todo al detalle dentro del programa Exclusive de Audi.

Lea más en Autofácil

¿Preparado para lo siguiente?

Compartir el artículo

WhatsAppEmailFacebookCopiar link

Todos los artículos

Prueba: Audi Q8 50 TDI – Abanderado de lujo

Prueba: Audi A6 50 TDI – Virtuoso

Prueba: Audi A7 Sportback 50 TFSI – Elegancia innata

Mostrar más