Saltar al contenido principal
Mensaje

Descubre las ventajas de estar logueado con AutoScout24.

  • Sincroniza tus favoritos
  • Guardar búsquedas
  • Inserta tu anuncio

Cómo lavar el motor del coche

Un vano motor sucio, además de crear un aspecto descuidado del coche, hace que se más difícil detectar fugas y problemas. Te damos unos consejos para mantenerlo limpio.

Con el paso del tiempo, el vano motor de nuestro coche se va llenando de suciedad. Salpicaduras de la carretera, el polvo de caminos o zonas en obras por las que circulemos, las inevitables fugas y vertidos que se producen, ya sea por averías o simplemente durante los cambios de aceite, hacen que se cree una capa de suciedad en el motor.

Esta suciedad no es mala en sí misma, salvo aquella que esté provocada por posibles fugas de aceite y que se acumulen en zonas de altas temperaturas como el colector de escape, que puede acabar provocando un incendio. Sin embargo, un motor sucio hace que nuestro coche parezca descuidado y mal mantenido y, además, hace que sea más complicado detectar posibles averías, por ejemplo, fugas o tomas de aire.

Tanto si te gusta mantener el coche con un aspecto impecable como si lo vas a vender, puede ser una buena idea realizar un lavado del vano motor. Si no tienes conocimientos, lo mejor es que se lo encargues a un taller especializado, donde harán la limpieza sin exponer a riesgos elementos como la instalación eléctrica del coche.

Te puede interesar: cómo lavar la moto

Si tienes algunos conocimientos, incluso puedes hacerlo tú mismo, como hemos hecho nosotros y puedes ver en las imágenes, la diferencia entre el motor de este Subaru Impreza antes y después.

Cómo lavar el motor del coche

Motor lavado

Si el motor no está demasiado sucio, lo mejor es armarnos de paciencia, trapos, productos desengrasantes y un compresor para soplar. Con el motor frío, empezaremos soplando el motor para retirar el polvo y la suciedad menos incrustada.

Después, con el trapo y algún producto desengrasante (no uses disolventes, pues pueden atacar a las gomas y a los cables) iremos retirando poco a poco la suciedad de las distintas partes. Existen en el mercado multitud de productos para el detallado del motor.

Si hay bastante suciedad, como en el caso del motor del Impreza de nuestro ejemplo, lo mejor es usar una manguera de agua caliente a presión y tener cuidado de no dirigir el chorro directamente en partes delicadas como el alternador, el sistema de encendido, la entrada del filtro de aire o las cajas de fusibles y relés de la instalación eléctrica que pueda haber en el vano motor.

Con el motor frío pulverizaremos un producto desincrustante de la grasa y encenderemos el motor para que se caliente un poco mientras dejamos que actúe. El cambio de temperatura y el propio desengrasante desincrustarán bastante la suciedad. No debemos dejar actuar estos desincrustantes demasiado tiempo, ya que suelen ser productos muy agresivos. En general, unos 5 minutos es suficiente.

Tras ese tiempo, con el motor encendido (de ese modo al estar girando partes como el alternador, es más difícil que entre agua en ellos) aclararemos el desengrasante con agua caliente a presión.

Cuando hayamos terminado, dejaremos el capó abierto con el motor en marcha para que se seque con el calor.

El resultado suele ser el que ves en las imágenes. El uso de productos que añaden brillo a los plásticos no es recomendable. Suelen ser aceites que luego hacen que se pegue más la suciedad posteriormente y, además, algunos pueden atacar determinados componentes.

Insistimos en que es algo que puede hacer uno mismo sólo si tiene un mínimo de conocimientos técnicos. Si no es así, lo mejor es llevar el coche a profesionales que lo dejarán perfecto por apenas 25 euros.

Compartir el artículo

WhatsAppEmailFacebookCopiar link

Todos los artículos

Cómo mantener una capota de lona

Asesor · Mantenimiento vehículos

Cuál es el mejor aceite para tu motor

Asesor · Mantenimiento vehículos

Neumáticos de invierno en verano

Asesor · Mantenimiento vehículos
Mostrar más