Cambiar las gomas de la puerta del coche

Cambiar las gomas de la puerta del coche es una medida de mantenimiento que, cada cierto tiempo, resulta indispensable, ya que asegura la estanqueidad del habitáculo. También es conveniente, con este propósito, arreglar el óxido de la chapa del coche.

También es conveniente, con este propósito, arreglar el óxido de la chapa del coche.

Cómo cambiar las gomas de la puerta del coche

Multitud de propietarios de automóviles no saben cómo cambiar las gomas de la puerta del coche, pero la realidad es que todo se reduce a un proceso francamente sencillo. En este sentido, lo primero que hay que hacer es retirar las antiguas, para lo cual basta con utilizar un cúter y tirar con las manos, puesto que se encuentran pegadas con silicona. Después, es necesario aplicar alcohol con un pañuelo sobre la superficie metálica para eliminar cualquier resto del pegamento. Una vez hecho esto, es necesario dejar que se seque por completo.

El siguiente paso para cambiar las gomas de las puertas del coche consiste en aplicar un pegamento especial, el cual puede comprarse en cualquier ferretería, que se adhiera tanto al metal como a la goma y que sea capaz de soportar las vibraciones y los cambios de temperatura. Posteriormente, es necesario proceder a colocar con cuidado las nuevas juntas de estanqueidad en el canal de las puertas, ejerciendo una ligera presión con los dedos. Si no se ajustan bien, es recomendable emplear grapas de fijación. Con este proceso tan sencillo, ya estarán listas.

Cómo reparar la carrocería oxidada

Reparar óxido del coche también es vital para garantizar la estanqueidad del habitáculo y, de paso, preservar su buena apariencia. En este sentido, cuando se trata de manchas de pequeño tamaño que aún no han causado daños importantes, suele bastar con aplicar algún producto específico contra el óxido de los que se comercializan en talleres y tiendas especializadas. De hecho, con un poco de papel de aluminio y refresco de cola con gas puede bastar.

En cambio, en otros casos, reparar óxido de la chapa del coche puede resultar no tan fácil. Si la zona está muy afectada, lo mejor es, con una lijadora eléctrica y un disco especial, actuar sobre la mancha hasta eliminarla por completo. Después, es necesario aplicar pintura para coches del mismo tono, la cual suele comercializarse en los talleres oficiales de la marca que lo haya fabricado. Hay que tener cuidado de eliminar todo el óxido para que no vuelva a surgir, ya que este proceso no puede efectuarse un número ilimitado de veces.

Compartir el artículo

WhatsAppEmailFacebookCopiar link

Todos los artículos

Cómo quitar el olor a humedad del coche

Cómo limpiar el coche por dentro

Cómo medir el aceite de una moto

Mostrar más