Saltar al contenido principal
En estos momentos, los servicios que ofrece AutoScout24 están limitados por trabajos de mantenimiento. Esto afecta a algunas funciones, como el contacto con los vendedores, el inicio de sesión o la gestión de los vehículos para la venta.

Limpiar el cuero del coche

Limpiar el cuero del coche es fácil, aunque laborioso. Además de la limpieza, lo ideal es aplicar también una crema hidratante para conservarlo.

Aunque no lo parezca, las tapicerías de cuero son más fáciles de limpiar que las textiles. El proceso de limpieza y tratamiento de los asientos de piel es sencillo, aunque bastante laborioso, así que escoge un día en el que no tenga nada que hacer y te apetezca pasar un rato entretenido en frotar y limpiar, porque te va a llevar varias horas, aunque sea más fácil que limpiar la tapicería normal.

Algunas leyendas y trucos urbanos aseguran que el mejor cuidado de este material se realiza aplicando cosméticos humanos, vaselinas, cremas de mano, betunes o grasas de caballo recicladas de los usos cotidianos. No es cierto. Ni el cuero de los asientos es la piel humana ni debe ser tratado como el cuero del calzado.

La tapicería de cuero en los coches es una opción cara y que le da un toque sofisticado y lujoso. También es un material natural y muy resistente, pero necesita tratamientos periódicos y algunos cuidados. Limpiar el cuero del coche es importantísimo para evitar que se estropee, se agriete… y pierda esa gracia y belleza exterior tan seductoras.

Limpiar el cuero del coche: etapas

Tres son los procesos que es preciso llevar a cabo a la hora de tratar los asientos de cuero de un vehículo. Se trata de limpiar, hidratar (o acondicionar) y tintar. Los dos primeros son imprescindibles, al menos, cada seis meses, mientras que el tercer paso depende del estado de conservación real de los asientos.

Los asientos, por su función, están expuestos permanentemente a muchísimo movimiento e infinidad de roces que exigen una limpieza y nutrición adecuadas para mantenerlos en un estado óptimo. Al plantearse cómo limpiar asientos de cuero de un coche, conviene tener presente que no todos los productos sirven. En función del estado, el tipo, el color y las características del cuero de cada coche se deben aplicar unos u otros productos y procedimientos, teniendo siempre claro que se trate de los más indicados. Por ello, el asesoramiento de profesionales experimentados nunca está de más.

A la pregunta sobre cómo limpiar el cuero del coche, lo ideal es seguir estos pasos, un par de veces al año, para conseguir un estado óptimo, cuidado y sin demasiado esfuerzo. Para empezar, es preciso aspirar su superficie con un equipo de mano para eliminar la primera capa de polvo y los restos de suciedad existentes.

A continuación se frota suavemente los asientos con toallitas húmedas de microfibra para quitar las manchas más leves y se secan las zonas con un paño.

El tercer paso consiste en aplicar un limpiador específico de cuero, después de haberse asegurado de que se trata del idóneo: mediante movimientos circulares y muy suaves, utilizando una gamuza, se extiende el material por todo el cuero.

Seguidamente, es necesario utilizar un cepillo de cerdas suaves para tratar las manchas más incrustadas y, por último, retirar el producto limpiador con más toallitas de microfibra como paso previo a la aplicación de un nuevo acondicionador, el cual se debe dejar actuar unos diez minutos antes de retirarlo.

De este modo el cuero del vehículo lucirá en unas condiciones excepcionales durante toda su vida útil, la cual se elevará, además, exponencialmente. Y es que, cuando se sabe limpiar el cuero del coche y se lleva a cabo esta labor con perseverancia y eficacia, los resultados son incontestables.

Compartir el artículo

WhatsAppEmailFacebookCopiar link

Todos los artículos

¿Qué ocurre si tenemos el filtro antipolen sucio?

Asesor · Mantenimiento vehículos

Cómo arreglar el pinchazo de un coche

Asesor · Mantenimiento vehículos

Rascador de hielo para el coche: ¿cómo lo uso?

Asesor · Mantenimiento vehículos
Mostrar más