Limpiar la tapicería del coche

lackpflege

El aspecto general de un automóvil suele ser toda una carta de presentación que dice mucho acerca de su propietario. Sin embargo, cuando es costumbre consumir alimentos y bebidas dentro del coche, se incrementan las probabilidades de provocar percances que pueden dañar la tapicería.

Compartir

Sin embargo, cuando es costumbre consumir alimentos y bebidas dentro del coche, se incrementan las probabilidades de provocar percances que pueden dañar la tapicería.

Cómo limpiar la tapicería del coche

Por las razones anteriormente expuestas, es recomendable tener buenos hábitos de higiene mientras se viaja, además de realizar la limpieza de la tapicería del coche cada tres o seis meses, pues el polvo, la suciedad de los zapatos y hasta el mismo sudor corporal se acumulan en los asientos y las alfombras, pudiendo deteriorar estas estructuras con el paso del tiempo. Es relevante indicar que la siguiente rutina es exclusiva para tapicería de tela, ya que si se tratase de una de cuero, esta necesita cuidados especiales distintos a los que se mencionarán a continuación.

Antes de comenzar a limpiar la tapicería del coche, es crucial tomarse unos minutos para recoger la basura que se haya podido acumular en el interior del vehículo. En caso de que se quiera ahorrar tiempo y energía con respecto a este paso, es recomendable asegurarse constantemente de que todos los pasajeros ubiquen cualquier desecho dentro de una bolsa (preferiblemente con cierre hermético) y reponerla cuando esta se encuentre llena, de esa manera se evita que los residuos queden regados por doquier.

Al tener todo despejado, es idóneo ubicar el automóvil en un sitio con buena ventilación para que no se concentre el olor de los productos químicos a utilizar. Si no se dispone de un garaje con estas condiciones, el lugar perfecto para ponerse manos a la obra es una gasolinera, donde casi siempre alquilan aspiradoras potentes y muy útiles para poner en marcha el siguiente paso, que consiste en usar dicho artefacto para retirar la suciedad superficial. Para mejores resultados se debe iniciar con los asientos, deslizando la aspiradora de adentro hacia afuera, sin olvidar repasar el respaldo y los pliegues difíciles.

Una vez hecho esto, se procede a retirar las alfombras y a pasar la aspiradora por el piso del coche y por toda la superficie de las alfombras que fueron retiradas previamente. Después, justo antes de recurrir al agua y al jabón, es imprescindible intentar eliminar las posibles manchas que se hayan quedado incrustadas a la tela de los asientos o a la alfombra del suelo, utilizando cualquier artículo quitamanchas para tapicería de coches, siguiendo las instrucciones del producto para removerlas de forma adecuada. En caso de que quede alguna mancha persistente que no haya salido con las soluciones ya empleadas, se puede probar con espuma seca para tapicería.

Al terminar con las manchas, se impregna una esponja con agua y una cantidad razonable de algún jabón específico para esta tarea, luego se frota suavemente la tela con movimientos firmes de adentro hacia afuera, tal como se hizo con la aspiradora. Para finalizar, se retira la espuma con una bayeta o con una toalla de microfibra, pudiendo usar una aspiradora de líquidos para las zonas más complejas, y por último no se debe pasar por alto dejar las puertas abiertas durante un tiempo prudencial, para que se seque lo antes posible y se disipe el fuerte olor de los químicos.

Soluciones para manchas específicas

Para que una mancha no perdure en el tiempo y eliminarla no se convierta en una verdadera pesadilla en el futuro, es preferible resolver el percance con rapidez y no esperar semanas para limpiarla. Por esta razón, lo ideal es tener un kit básico en el maletero para pulimentar la tapicería del coche, el cual ha de contener al menos solución jabonosa o quitamanchas, una esponja y toallas de papel absorbente o de tela.

He aquí la solución a las manchas más comunes que se pueden dejar en los asientos de un coche. Si se trata de café, existen varias opciones para hacer desaparecer esta mancha, pues se puede optar por la clásica mezcla de agua fría y jabón, así como también es posible utilizar limpiacristales, el cual cumple con su función limpiadora y no deja residuos jabonosos. En caso de que una persona no se sienta bien y vomite en el coche, es trascendental quitar tal mancha de inmediato, pues el olor es bastante penetrante y puede perdurar días, si no se limpia adecuadamente, para ello es ventajoso emplear una solución carbonatada o simplemente agua con bicarbonato para neutralizar el olor y eliminar la suciedad. En cuanto a la grasa de alimentos consumidos dentro del coche, basta con utilizar un desengrasante y frotar con una toalla humedecida.

Cómo limpiar el tapizado del coche con asientos de cuero

Al igual que en el procedimiento descrito para tapicerías de tela, es vital retirar los desechos que pueda haber dentro del vehículo, y en lo que respecta al polvo y a pequeños residuos que se acumulan en la superficie de los asientos, con un cepillo de cerdas medianamente duras se barren esas molestas partículas desde el centro hacia la periferia. Posteriormente, se aplica un producto específico para la limpieza de tapicería de cuero, el cual aparte de dejar todo pulcro posee propiedades nutritivas que no deterioran la piel.

Por lo general, esta capa de producto se debe aclarar con una toalla ligeramente humedecida para luego pasar al acondicionador, cuyo exceso también se ha de quitar con la ayuda de una bayeta o una toalla de microfibra seca. De esa forma se evita que la ropa de los pasajeros se ensucie cuando se acomoden dentro del coche. Como recomendación extra para limpiar la tapicería del coche, solo añadir que el cuero responde mejor a una limpieza que se lleve a cabo en un ambiente de temperatura cálida, por lo cual si es verano, se puede realizar esta rutina sin ninguna complicación, por el contrario, si es invierno, lo mejor es encender un rato la calefacción mientras se le practican estos cuidados al vehículo.