Saltar al contenido principal
En estos momentos, los servicios que ofrece AutoScout24 están limitados por trabajos de mantenimiento. Esto afecta a algunas funciones, como el contacto con los vendedores, el inicio de sesión o la gestión de los vehículos para la venta.

Rolls-Royce Ghost

Considerado el hermano pequeño del Rolls Royce Phantom

El Rolls-Royce Ghost es una berlina de superlujo, de cuatro puertas y uno de los mejores coches del mundo. Esto se debe, sobre todo, a la constante inversión del grupo alemán (antes inglés) en calidad y tecnología. Se trata de uno de los coches más caros que existen por lo que su venta en el mercado de segunda mano es muy importante, ya que, dependiendo del modelo y la versión puede llegar a abaratarse hasta en un 50%. Más

Modelos alternativos

Sus principales rivales en el mercado son las berlinas de mayor tamaño de Audi (el A8 L), (BMW Serie 7L) y Mercedes-Benz (Clase S), aunque todas ellas son mucho más cortas que el Ghost. Está disponible en dos carrocerías que tienen como principal diferencia la longitud: un de 5,4 y, la otra, extralarga, que llega a alcanzar los 5,57. No obstante, se trata de un coche muy pesado y su motor es un V12 de 6,6 litros con 571 CV.

El Rolls Royce Ghost salió a la venta en 2009. Es un modelo algo inferior al Phantom, aunque lo supera en cifras de ventas. Incorpora unas llantas de 19 pulgadas aunque pueden llegar a alcanzar las 21 y, la suspensión ha sido mejorada en sus versiones posteriores, gracias a la labor de los ingenieros de la marca. Otro de los detalles en los que queda patente que se trata de un modelo para élites es que las puertas traseras se abren al contrario, para conseguir así que el acceso al interior resulte más cómodo y sus tiradores son cromados. En su habitáculo están presentes los materiales de las mejores calidades; así, sus cuatro asientos son calefactables, con ventilación y todos disponen de función masaje.

Elegancia para el cuadro de mandos

La misma elegancia del interior preside el cuadro de mandos, que cuenta con tres relojes con un fondo blanco y la parte central en la que se impone una enorme pantalla. A través de ella se controla el navegador, los ajustes del automóvil y las configuraciones diferentes. Otro de los detalles es el techo panorámico que ayuda a ofrecer una sensación de espacio del interior mayor.

Motor de 6,6 litros para conseguir ligereza

El Rolls Royce Ghost tiene un motor V12 de 6,6 litros de cilindrada que entrega 571 CV de potencia, inyección directa y dos turbocompresores. Además, la caja de cambios es automática de ocho velocidades y consigue acelerar de 0 a 100 en 4,9 segundos, por lo que alcanza una gran rapidez en vías de gran longitud como las autovías. Precisamente emplea un propulsor similar al del BMW 760i. Todas estas características hacen de él un vehículo de enorme calidad, pero, también muy codiciado entre los compradores de segunda mano.