Compra tu Mercedes-Benz 560 de ocasión en AutoScout24

Mercedes-Benz 560

Mercedes-Benz 560

Así es el automóvil que consolidó a AMG como preparador de Mercedes

En el año 1989 la gloriosa plataforma W126 de Mercedes estaba agotando su vida comercial, pues ya llevaba más de una década en el mercado. Uno de los más importantes en incorporar esta caja W126 fue el Mercedes 560, un tope de gama fue supuso la consolidación entre Mercedes y AMG, un preparador que por aquel entonces todavía no era propiedad de la firma de la estrella.Más

Encuentra el coche de tus sueños

Más de 2.4 millones de vehículos a lo largo de toda Europa

Un modelo único capaz de entregar 385 CV

El 560 es uno de los vehículos más exclusivos creados jamás por la compañía localizada en Stuttgart. Fabricado en Affalterbach, llevaba un motor 5.6 de inyección y culata multiválvulas con 6 litros de cilindrada y retoques especiales tanto en la admisión como en los escapes y otros componentes internos. Equipaba además unas culatas producidas por AMG que supusieron el mayor cambio respecto al propulsor original, de tal manera que el par del motor era realmente contundente.

La mecánica era capaz de entregar 385 CV de potencia, es decir, 100 CV más que el motor original. Supo además mantener su carácter GT porque conservó acertadamente el cambio automático de cinco relaciones, que era también más ágil y suave que el del vehículo original. El interior y el exterior fueron igualmente retocados de acuerdo al estilo del momento.

Las llantas que equipaba eran de 16 pulgadas, y la carrocería era puramente años 80, ensanchada en los pasos de rueda de forma que en la actualidad parece realmente exagerado. La zaga era discreta para el nivel de atrevimiento general del coche, un vehículo que, no olvidemos, alcanzaba sin grandes problemas los 270 km/h. El volante era deportivo de cuatro radios y no contaba con airbag.

Principales ventajas y desventajas

  • Diseño exterior muy llamativo, propio de la época, con un ensanchamiento exagerado en los pasos de rueda.

  • Diseño interior sobrio pero elegante, con claro predominio del cuero.

  • Se trata de un coupé enorme cuyo habitáculo es muy espacioso en todas las plazas que alberga su interior.

  • Maletero muy amplio dado su larga carrocería. Líneas angulosas que permiten aprovecharlo al máximo.

  • Motor de grandes prestaciones y sobrada potencia: 6.0 V8 de 385 CV.

  • Precio muy elevado (nunca por debajo de 100.000 euros, dado que es un coche caro de fabricar).

Cabría compararlo con el 750iL de BMW, otro coche de alta gama perteneciente a las berlinas de lujo. Ambos son casi idénticos en lo que a potencia, peso, tamaño, capacidad de aceleración, transmisión, silencio de marcha y lujo en el equipamiento se refiere. También ofrecen consumos muy similares, aunque la capacidad del depósito en el vehículo de BMW es claramente superior: 102 litros frente 90, lo que le garantiza una mayor autonomía dado que, además, consume algo menos que el vehículo de Mercedes. También es mejor su coeficiente aerodinámico

Motores y precios del Mercedes 560

Equipaba dos motores V8 de 4,2 y 5,6 litros de cilindrada, respectivamente. La gama se dividía en SE (batalla estándar), SEL (batalla larga), SEC (Coupé) y SD/SDL (diésel). Capaces de entregar entre 300 y 385 CV de potencia.

Equipamiento y acabados disponibles

El interior del Mercedes 560 estaba dominado por el cuero y los revestimientos de madera. A nivel de equipo contaba con aire acondicionado, asientos calefactados de cuero, que también eran regulables electrónicamente, control de velocidades, retrovisores eléctricos, techo solar, radio y llantas de aleación (opcional). A nivel de sistemas de seguridad y de ayuda a la conducción contaba con ABS, alarma, cierre centralizado, dirección asistida y faros antiniebla.

¿Por qué comprar un Mercedes-Benz 560?

Se trata de un modelo realmente exclusivo que muy pocos usuarios han podido disfrutar, una suerte de modificación especial para los verdaderos amantes de los coches únicos. De serie producía 296 CV pero se modificó el motor, la culata y los sistema de admisión y de escape, así como la caja de cambios automática para acoplarlo a un motor que rendía a 385 CV y superaba los 270 km/h. Igualmente se le rebajó y endureció la suspensión, algo que le otorgaba una fiabilidad y una absorción de irregularidades impropias para la época. Los frenos fueron, a su vez, sobredimensionado, para adaptarlos a la nueva potencia y a las prestaciones. Se le incorporaron unas llantas de garganta de 16 pulgadas y unos neumáticos de sección ancha que aseguraban una gran adherencia. Todo ello dio como resultado un vehículo único del que se fabricaron muy pocas unidades debido a su elevado coste. Un deportivo capaz de competir con los biplazas de la época sin renunciar a sus prestaciones de sedán y a la esencia de la firma de la estrella. Un vehículo realmente atractivo para el que pueda pagar su exclusividad: se calcular que su precio actual oscila entre los 100.000 y los 150.000 dólares.

Opiniones sobre vehículos Mercedes-Benz 560

2 Valoraciones

4,3