Compra tu BMW 135 de ocasión en AutoScout24

BMW 135

BMW 135, el más potente de los compactos

La firma alemana BMW viene fabricando ininterrumpidamente desde 2003 su conocida Serie 1, una gama de vehículos compactos con carrocería de estilo hatchback de 3 o 5 puertas pensada para rivalizar con otros coches como el Audi A3 o el Mercedes-Benz Clase A. Dentro de todos los coches de segunda mano que pueden encontrarse de esta serie, los BMW 135 son los que presentan una mayor potencia bajo el capó y un equipamiento más completo, por lo que estos coches usados, cuya motorización comenzó a emplearse en el año 2007, resultan ser el tope de la gama de compactos de la compañía alemana. En su diseño, que comparten con todos los modelos de la Serie 1, el BMW 135 destaca por unas formas suaves y redondeadas donde su alargado frontal y una parrilla doble cromada son las principales señas de identidad de un vehículo urbano que combina un excelente rendimiento deportivo.

Seguridad y equipamiento

Los BMW 135 son coches de segunda mano que pueden presumir de un equipamiento excelente en todas las facetas que definen a un vehículo, por lo que sus accesorios para conseguir comodidad, rendimiento y seguridad son muy extensos. De este modo, lo primero que resalta del BMW 135 es su espacioso habitáculo, una zona que cuenta con un salpicadero de líneas robustas y muy personales y que, además, monta asientos de estilo deportivo gracias al paquete M con los que estos coches usados son equipados de serie. Por otro lado, el exterior de los BMW 135, vehículos que por su carácter deportivo presentan solo una carrocería de 3 puertas, está también embellecido con elementos del paquete M como, por ejemplo, las llantas de aleación ligera de 17 pulgadas, el tubo de escape cromado y unos faldones especiales de corte deportivo. Para finalizar, los BMW 135 cuentan con un extenso equipo de seguridad en el que destacan sus frenos de alto rendimiento, luces autoadaptables y un eficiente sistema de aviso de salida del trayecto que se activa a partir de los 70 km/h, todo para conseguir que el BMW 135 sea un coche usado de gran rendimiento deportivo pero sin olvidarse de la seguridad necesaria en todo momento.

Motor y rendimiento mecánico

El verdadero secreto de la potencia de los BMW 135 se esconde bajo su capó, una parte del coche que alberga un motor de gasolina BMW M Performance TwinPower Turbo, un propulsor de seis cilindros en línea y 24 válvulas que ofrece un gran rendimiento para estos coches usados. Así, con un cubicaje de 2979 cc. y una potencia de 320 CV, el motor de los BMW 135 es capaz de acelerar de 0 a 100 km/h en 5,1 segundos y alcanzar una velocidad máxima de 250 km/h. Junto a este propulsor, potenciado con tecnología de turbocompresor, los BMW 135 montan una caja de cambios manual de 6 velocidades y, opcionalmente, un sistema de tracción integral, cualidades que aseguran la deportividad y una emocionante conducción en unos compactos que, por otro lado, tienen un consumo medio de tan solo 8 litros cada 100 kilómetros.