Compra tu BMW Serie 1 blanco de ocasión en AutoScout24

BMW Serie 1 blanco

BMW Serie 1 blanco, un compacto para los que buscan deportividad

BMW es una compañía alemana fundada en 1916 que siempre se ha destacado por la fabricación de vehículos de lujo y de grandes dimensiones, algo que la ha llevado a posicionarse como una firma líder en ventas a nivel mundial y que ha situado sus coches de segunda mano como opciones preferenciales para todos los usuarios que buscan la fiabilidad y la potencia de sus creaciones. Así, con toda la experiencia acumulada gracias al desarrollo de lujosas y potentes berlinas, el BMW Serie 1 blanco es un compacto fabricado por esta compañía desde el 2004 para ofrecer una opción de menor volumen que se adapte a los entornos más urbanos, características que no impiden que cualquier BMW Serie 1 blanco cuente con los accesorios y el confort de las mejores berlinas de esta firma alemana. Debido a sus peculiaridades, el BMW Serie 1 blanco se presenta como una opción ideal para aquellos usuarios que desean un coche urbano y utilitario pero no quieren dejar de lado la potencia, dos aspectos que la compañía ha sabido integrar perfectamente en estos coches usados.

BMW Serie 1 blanco, la versatilidad de los mejores compactos

Las características exteriores del BMW Serie 1 blanco hacen ideal la unión de este color con las carrocerías de estilo cupé o hatchback de estos coches de segunda mano, ya que el diseño de las líneas de este vehículo hacen destacar un pronunciado frontal rematado con una elegante parrilla doble, un elemento lleno de personalidad y muy vistoso que combina perfectamente con las tonalidades más sólidas y claras. De igual modo, el estilo compacto y urbano del BMW Serie 1 blanco se ve potenciado por este color, una cualidad que combina con la eficiencia y con el rendimiento de un automóvil muy potente y elegante, razones que hacen de cualquier modelo de BMW Serie 1 blanco la opción ideal para los que buscan modelos urbanos, pero que permitan disfrutar de la conducción más deportiva.

Motores, rendimiento y usos

Los motores de menor cubicaje que puede presentar cualquier BMW Serie 1 blanco son los de gasolina con 4 cilindros en línea, una categoría donde sobresalen un eficiente propulsor de 1598 cc. capaz de alcanzar en algunos modelos hasta los 170 CV y un potente motor de 1997 cc. con un rendimiento de hasta 218 CV. Para completar la gama de propulsores de gasolina, el BMW Serie 1 blanco puede contar también en las versiones más potentes con un motor de 6 cilindros y 2979 cc. capaz de alcanzar una potencia máxima de 320 CV, cifras que hacen de este compacto uno de los más potentes de su categoría. En lo que respecta a los propulsores alimentados con diésel, los BMW Serie 1 en blanco presentan motores de 4 cilindros entre los que destacan uno de magnífica eficiencia, gracias a sus 1598 cc. y a sus 116 CV, y otro de mayor potencia con 1995 cc. que puede alcanzar una potencia máxima de 184 CV en los modelos superiores, motores todos ellos capaces de sacar un magnífico rendimiento al BMW Serie 1 blanco. Dadas las características de estos coches, su desarrollo tanto en ciudad como en carretera es excepcional, algo que permite que su uso combinado mantenga siempre un equilibrio perfecto entre potencia y consumo, por lo que satisfarán a todos los que deseen rendimiento deportivo y carácter urbano.