Saltar al contenido principal
En estos momentos, los servicios que ofrece AutoScout24 están limitados por trabajos de mantenimiento. Esto afecta a algunas funciones, como el contacto con los vendedores, el inicio de sesión o la gestión de los vehículos para la venta.

Trucos para ahorrar combustible en verano

Inmersos ya en plena época veraniega es momento de recordar algunos consejos para que el consumo del coche no se dispare, más aún con el litro de combustible por las nubes.

Seguro que si ya te has echado a la carretera te has dado cuenta y si no, lo harás en los próximos días. Llenar el depósito de combustible es casi un 50% más caro que en veranos anteriores. La pena, que parece que nos tendremos que ir acostumbrando a ver cómo el litro tanto de la gasolina o el diésel se mueve en el entorno de los 2 euros. De hecho, sus máximos históricos fueron de 2,15 €/l para la Sin Plomo 95, 2,31 €/l para la Sin Plomo 98 y 2,10 para el diésel.

De esta forma, un depósito de 50 litros (la media de la mayoría) te costaba hace un año unos 68 euros (el litro costaba 1,36 euros a las puertas del verano) para uno de gasolina y 61 euros para uno diésel (1,22 €/l) en los meses estivales en los que nos encontramos ascienden, respectivamente, hasta los 102,5 y 99,5 euros. De ahí que el presupuesto de la mayoría de los conductores haya variado en esta temporada para destinar buena parte del mismo al llenado de los depósitos.

hand-car-wheel-automobile-retro-travel-518528-pxhere.com

Las altas temperaturas, el exceso de equipaje, un mal mantenimiento, la escasa planificación…, son factores que no ayudan al ahorro de combustible no solo en verano, sino en cualquier época del año. Por eso de la mano de los expertos de Alquiber vamos a darte una serie de consejos para que tardes lo más posible en llenar el depósito de combustible en este verano y así puedas gastarte el dinero extra en cosas más ociosas.

Presión de los neumáticos

Siempre lo repetimos y nunca nos cansaremos de decirlo. Los neumáticos son el único elemento del vehículo en constante contacto con el asfalto. Por eso no solo es adecuado un correcto mantenimiento sino en este caso una presión idónea. Aunque los neumáticos siempre deben ir hinchados a la presión indicada por el fabricante, las condiciones climatológicas también deben tenerse en cuenta (con mucho frío el neumático necesita un poco más de presión). Conducir usando neumáticos con una presión de 0,5 bares por debajo de la recomendación hace que el consumo aumente hasta un 2% en áreas urbanas y un 4% en las interurbanas, por lo que puede considerarse uno de los elementos que influyen directamente en el consumo de combustible. No hay que olvidar que la presión de los neumáticos es clave también para la seguridad, ya que son el único punto de contacto del vehículo con la carretera.

Lleva lo justo

Aunque lo ideal es hacer limpieza y dejar lo imprescindible en el maletero, en los trayectos más largos es inevitable llevar más peso. Sin embargo, siempre se pueden evitar algunos kilos dejando objetos que no se van a utilizar, como por ejemplo las cadenas de invierno. Con esta medida y con la colocación adecuada del equipaje (las piezas más pesadas deberán ir en el maletero, en la parte de abajo y pegadas a los asientos traseros, mientras que las ligeras deben ir encima de éstas, asegurando siempre una buena visibilidad por la luna trasera) se puede conseguir que un coche de tamaño medio ahorre hasta un 6% de combustible. Cada 100 kg de peso de más, el consumo de gasolina a los 100 km aumenta, de media, medio litro. No utilizar el coche como almacén es una forma fácil y práctica de ahorrar unos euros a final de mes.

El AC, en óptimas condiciones

En relación al punto anterior está también la aerodinámica ya que esta se ve especialmente comprometida especialmente en estos meses donde los conductores suelen recurrir a elementos como la baca o los remolques. Todo ello provoca que aumente hasta un 10% el consumo de combustible y aunque los cofres son una solución mejor, siguen siendo un elemento que resta aerodinámica al vehículo y suma peso, por lo que, si no se van a utilizar, es mejor quitarlos y guardarlos. Bajar las ventanillas para combatir el calor hace que el viento entre en el vehículo, produciendo una mayor resistencia al aire. De este modo, su apertura o clausura deberá adaptarse a cada trayecto, ya sea en ciudad o por carretera. En una autovía, a gran velocidad, se consume más combustible con las ventanillas bajadas que con el aire acondicionado, que deberá estar siempre a una temperatura entre 21 y 23 grados, que garantiza confortabilidad y eficiencia energética.

Gasolinera-low-cost-1

Sé un conductor eficiente

Mantener un ritmo relajado y constante, sin forzar grandes velocidades y evitando movimientos bruscos, también es importante a la hora de ahorrar combustible, ya que, en los viajes veraniegos, con el aumento de peso debido al equipaje y los pasajeros, el factor velocidad puede disparar su consumo. Hay que buscar fluidez en la circulación, evitando frenar, acelerar y cambiar de marcha si no es necesario: circulando a más de 20 km/h con una marcha insertada y sin pisar el acelerador, el consumo de carburante es prácticamente nulo. Además, es importante arrancar el motor del coche sin pisar el acelerador – en los motores de gasolina se puede iniciar la marcha inmediatamente después del arranque, mientras que en los motores diésel es recomendable esperar unos segundos –; usar la primera marcha solo para iniciar el movimiento, cambiando a segunda a los dos segundos o tras aproximadamente seis metros de trayecto; y apagar el motor cuando se pueda: al ralentí, el coche consume entre 0,5 y 0,7 litros/hora.

Planifica el viaje

Revisar el vehículo regularmente garantiza seguridad y ahorro, especialmente antes de enfrentarse a un viaje largo en el que pueden surgir multitud de imprevistos. Planificar cada trayecto suele traducirse en una llegada al destino más rápida, fácil y segura, y ahorrando combustible. Si un viaje de una hora nos lleva diez minutos más de lo necesario, puede producirse un aumento del consumo en gasolina o gasoil de hasta un 14%. Eso sí, es importante no obsesionarse con minimizar el tiempo de llegada: respeta siempre los límites de velocidad y conduce de forma tranquila, lo realmente importante es llegar a tu destino.

Compartir el artículo

WhatsAppEmailFacebookCopiar link

Todos los artículos

¿Qué ocurre si tenemos el filtro antipolen sucio?

Asesor · Mantenimiento vehículos

Cómo arreglar el pinchazo de un coche

Asesor · Mantenimiento vehículos

Rascador de hielo para el coche: ¿cómo lo uso?

Asesor · Mantenimiento vehículos
Mostrar más