Cómo quitar el olor a humedad del coche

La humedad en el automóvil

El coche es un habitáculo cerrado donde los pasajeros permanecen durante ciertos periodos de tiempo, ya sea por trabajo o como medio de transporte para el traslado de un lugar a otro.

Por ello, los pasajeros deberían disponer de un ambiente confortable en todo momento. El mal olor es uno de los problemas que caracterizan los espacios interiores de los automóviles, siendo uno de los más desagradables el olor a humedad, que suele darse por diferentes circunstancias. Cuando esto ocurre, el remedio que responde a la pregunta sobre cómo quitar el olor a humedad del coche se convierte en algo imprescindible.

¿Por qué hay humedad en el coche?

Cómo quitar el olor a humedad del coche es una cuestión que tiene fácil respuesta, si antes se averiguan las causas de ese inconveniente. Normalmente, el olor a humedad se origina porque la tapicería del vehículo no se ha secado correctamente tras haberse mojado por diferentes razones. Asimismo, el hecho de que se empañen los cristales por culpa de la humedad, además de ser peligroso a la hora de conducir, suele ser una consecuencia de que los filtros del aire no funcionen correctamente.

Recursos para evitar la humedad dentro del coche

Las soluciones a cómo quitar el olor a humedad del coche pasan por estrategias como utilizar el calor, ya sea dejando al sol el automóvil durante un tiempo o encendiendo la calefacción para subir la temperatura interior. El procedimiento o tratamiento con calor se ha de llevar a cabo con las puertas del coche cerradas y las ventanillas totalmente subidas; de esta forma se alcanzará una temperatura adecuada para absorber humedad del coche. Otra de las razones de humedad en el vehículo se da cuando los conductos del aire acondicionado están sucios. La solución a cómo quitar la humedad del coche por esta causa es sencilla, simplemente se tendrán que eliminar del conducto las bacterias que ocasionan el mal olor. En el mercado pueden encontrarse fácilmente diferentes productos para este fin.

Otras soluciones a tener en cuenta

Si el olor se resiste a desaparecer, se puede optar por la vía química y utilizar un producto que absorba la humedad. Actualmente existen varios desecantes en el mercado que no son perjudiciales para la salud si no son ingeridos. Para un espacio cerrado del tamaño de un vehículo, uno de los desecantes más recomendados es el cloruro de calcio. El procedimiento consiste en colocar los gránulos de la sustancias en recipientes plásticos que posteriormente se dispondrán destapados bajo los asientos del automóvil. La sustancia absorberá la humedad, depositando el líquido resultante en los recipientes.

Compartir el artículo

WhatsAppEmailFacebookCopiar link

Todos los artículos

Cómo limpiar el coche por dentro

Cómo medir el aceite de una moto

Cómo reparar parabrisas

Mostrar más