Saltar al contenido principal
Mensaje

Descubre las ventajas de estar logueado con AutoScout24.

  • Sincroniza tus favoritos
  • Guardar búsquedas
  • Inserta tu anuncio

Problemas del arranque en frío

Es habitual que a los coches que pasan las frías noches invernales en la calle o a los que llevan mucho tiempo parado les cueste arrancar... ¿Qué es el arranque en frío? ¿Cómo se debe poner en marcha un coche en frío? Te lo contamos.

El arranque en frío es uno de los momentos más críticos en el funcionamiento de un motor de combustión, ya sea diésel o gasolina. Este proceso, que puede llegar a dar más de un quebradero de cabeza a los conductores, es aún más frecuente en invierno cuando las bajas temperaturas exteriores afectan más de lo habitual a los componentes mecánicos del motor. Cobijar nuestro vehículo en un garaje alejándolo de la lluvia, el viento o la nieve puede mitigar las dificultades de arrancar un coche en frío y acelerar así su calentamiento, pero... ¿qué otras formas hay de evitar problemas de arranque en frío?

En este reportaje de Autocasión te explicamos cómo debes arrancar el coche en frío.

Otros factores que causan problemas de arranque en frío

Una batería de más de 3 años no tiene suficiente capacidad para guardar la energía durante la noche, lo cual puede agravar el problema de encendido por las mañanas. En este caso, la mejor solución es cambiarla por otra nueva y olvidarse de problemas al arrancar el coche por unos años.

Otra causa por la que un motor no arranca en frío son las bajas temperaturas ambientales: una batería fría tiene la capacidad de arranque muy inferior a la de una más caliente. Para evitar que la batería se enfríe demasiado en época invernal hay que envolverla en una funda térmica o una manta con lámina aislante para guardar calor y dejarla cubierta durante toda la noche. Eso sí, por la mañana es importante no olvidar retirar la manta antes de arrancar el coche. Otra opción factible es desconectar la batería y guardarla en un lugar cálido durante las horas nocturnas.

Viscosidad de aceite y arranque en frío

Un aceite de motor con alto índice de viscosidad también puede causar problemas de arranque en frío. Este comportamiento se acusa sobre todo invierno, ya que a más bajas temperaturas más viscoso se vuelve el lubricante. En el mercado actual existen diferentes tipos de aceites para épocas del frío, cuyo grado de viscosidad es óptimo para un buen funcionamiento del motor a muy bajas temperaturas.

Estos lubricantes están marcados por una letra W (de la palabra winter que en inglés significa "invierno") y un número que indica la viscosidad de aceite a determinada temperatura bajo cero (por ejemplo, el aceite 0W facilita arranque en frío a -35 °C). Sin embargo, antes de optar por este tipo de aceites hay que comprobar si el fabricante del coche aprueba su uso (ver instrucciones del fabricante).

Más consejos útiles para facilitar el arranque en frío

Para encender el motor de un coche diésel se recomienda accionar los calentadores un par de veces. En este caso, aunque se abuse un poco de la batería, el motor de arranque tendrá una mejor respuesta a la hora de encenderlo en frío. A su vez, los motores de gasolina ofrecen un buen comportamiento en época invernal si se cuidan bien sus bujías.

Otra excelente medida para no tener problemas de arranque en frío es cambiar de forma periódica los filtros de combustible y filtros de aire.

Compartir el artículo

WhatsAppEmailFacebookCopiar link

Todos los artículos

¿Cuáles son las mejores cadenas para la nieve?

Asesor · Mantenimiento vehículos

Cómo pulir los faros de plástico

Asesor · Mantenimiento vehículos

Cómo lavar la moto

Asesor · Mantenimiento vehículos
Mostrar más