Saltar al contenido principal
Mensaje

Descubre las ventajas de estar logueado con AutoScout24.

  • Sincroniza tus favoritos
  • Guardar búsquedas
  • Inserta tu anuncio

Cómo mantener una capota de lona

La pieza más importante en un descapotable es precisamente aquella que lo convierte en tal. Aquí te contamos cómo cuidar la capota de lona de tu descapotable.

Con la primavera casi a la vuelta de la esquina y las temperaturas subiendo en los últimos días del invierno, los descapotables se convierten probablemente en la opción más jugosa para disfrutar de los rayos del sol y aumentar las reservas de vitamina D. Sin embargo, muchos son los conductores que han dejado reservado su descapotable en la calle o en el garaje, descuidando el que es uno de sus puntos más fundamentales: la capota.

Un elemento que debemos mimar al máximo para mantenerlo casi como el primer día. Con el invierno atizando en su tejido todo el frío de esos tres meses, el mismo que ha comenzado a hacer acto de presencia en el final del otoño. Pero ojo, no solo las bajas temperaturas le afectan, el calor extremo del verano tampoco es un compañero de fatigas muy acertado para este techo.

Capota (3)

Nótese el apunte de que hablamos del cuidado de una capota de lona, lógicamente, dejando de lado a los techos duros retráctiles que se pusieron de moda a principios de este siglo, convirtiéndose en un elemento mucho más práctico pero perdiendo la esencia de este tipo de modelos. Entramos ya en materia y te aportamos algunos consejos para su cuidado.

Ábrela y ciérrala: es esencial para mantener el buen estado de todas las piezas. Intenta escoger un día en el que no llueva, claro, y realiza la acción de capotado y descapotado. Ya sabes que como mucho te llevarán 40 segundos en total pero eso le asegurará una mayor vida. Es recomendable que lo hagas un par de veces al mes.

Lubrica la zona: en consonancia con el punto anterior, es igualmente recomendable que aplicar algo de grasa en las rótulas del varillaje para mantener el sistema como el primer día.

Lavado manual: aunque pueda parecer un rollo, es aconsejable que realices un lavado manual del mismo o mediante pistola a presión que meter el coche en un túnel. Si prefieres optar por esta última opción y lo haces de manera esporádica, no hay mayor problema, pero si lo realizas repetidas veces la estructura de la capota puede ceder ante la fuerza de los rodillos y acabar por deformarse.

capota (1)

Buenos productos: seguimos con la cadena de lavado y acondicionado. En este caso no hay mejor manera de mantener el brillo que aplicando productos de manera manual. Escoge bien el producto porque cada capota tiene un tipo de tejido diferente (sobre todo los de corte más Premium). El kit básico para tener un resultado espectacular incluye agua abundante y un champú específico para cada tipo de cubierta, libre de agentes agresivos, como abrillantadores, alcohol o detergentes. Para secar la superficie una vez esté limpia, se recomienda utilizar bayetas de microfibra que absorben bien la humedad y no dejan ralladuras.

Impermeabilízala: con el paso de tiempo, la acción de la lluvia, el sol y los continuos lavados, la lona pierde su tratamiento de impermeabilización que recibe antes de salir de la fábrica. Esto provoca filtraciones de agua dentro del habitáculo y deja la capota vulnerable frente a líquidos, excrementos de aves, resina de árboles y otros tipos de suciedad que producen manchas difíciles de quitar. Para prevenirlo de forma eficaz es necesario al menos una vez al año aplicar un tratamiento hidrofugo para impermeabilizar la lona y protegerla frente a los agentes externos. Para un mejor resultado se recomienda aplicar dos capas del producto, dejando que se seque bien entre capa y capa.

Pintar una capota descolorida: una vez limpia e impermeabilizada la capota, si sufre de decoloración, puedes igualmente aplicar un tinte especial para tal fin. Algunos usuarios utilizan tintes para zapatos, que además incluyen un aplicador muy cómodo, pero ninguno de ellos puede competir con productos específicos en lo que al resultado final se refiere. En capotas muy descoloridas se recomienda aplicar dos capas de tinte para obtener una mayor profundidad de color. Es importante no pintar la capota bajo el sol directo y permitir que el tinte se seque del todo entre capa y capa.

Compartir el artículo

WhatsAppEmailFacebookCopiar link

Todos los artículos

Neumáticos de invierno en verano

Asesor · Mantenimiento vehículos

Problemas del arranque en frío

Asesor · Mantenimiento vehículos

Cómo descongelar el parabrisas tras una helada

Asesor · Mantenimiento vehículos
Mostrar más