Compra tu Volkswagen Multivan de ocasión en AutoScout24

Volkswagen Multivan

Volkswagen Multivan

De una caravana de fabricación casera al Volkswagen Multivan

Después de que en 1950 el Grupo Volkswagen diera luz verde a la producción en serie del primer Volkswagen Transporter T1, los compradores no tardaron en darse cuenta de que este pequeño minibús, conocido popularmente como «Bulli», servía para mucho más para transportar grandes bultos y un total de hasta nueve pasajeros. Más

Encuentra el coche de tus sueños

Más de 2.4 millones de vehículos a lo largo de toda Europa

Con los asientos extraídos y un colchón colocado en su lugar, el T1 se convertía sin mucho esfuerzo, y sin ningún tipo de modificación especial por parte de la empresa alemana Westfalia, en un vehículo de fabricación propia ideal para ir de camping. A mediados de los años 80 Volkswagen transformó este enfoque multifuncional de automóvil orientado a un uso lúdico en un concepto automovilístico propio que aunaba las prestaciones de una furgoneta, un familiar y un automóvil de ocio. Así surgió, sobre la base del Volkswagen T3, el primer Volkswagen Multivan, presentado por primera vez al público en la Feria IAA de Fráncfort y cuya producción en serie comenzó un año más tarde.  Sus características eran un banco trasero dividido en tres partes que se podía plegar para conseguir una superficie de descanso, un asiento del conductor giratorio y, detrás de él, un asiento individual montado en sentido contrario a la marcha, así como una mesa plegable.

Desarrollo del Volkswagen Multivan hasta convertirse en un turismo de gran volumen

Por lo visto, el concepto del Volkswagen Multivan acertó de lleno con las expectativas de los clientes. Este vehículo, capaz de solventar fácilmente tareas cotidianas y transformarse, en caso de necesidad, en un cómodo habitáculo para pernoctar o en una furgoneta con casi cuatro metros cuadrados de superficie de carga, alcanzó unas cifras de ventas de más de 10.000 unidades al año, lo que le convirtió en el automóvil para fines recreativos con mayor éxito de su segmento. Con modelos especiales, como el Volkswagen Multivan Magnum, Blue y White Star, Volkswagen convirtió el otrora más bien rústico Volkswagen Multivan en un elegante automóvil pensado para las actividades de ocio con nevera integrada y algunas características estéticas llamativas, como las llantas de aleación ligera, un chasis rebajado en altura y unas gomas más anchas. Los últimos Volkswagen Multivan diseñados sobre la base de los modelos Volkswagen T3 de motor posterior se convirtieron en 1992 en el Bulli moderno gracias a su «Limited Last Edition». Con la introducción del Volkswagen T4 de tracción delantera, los de Wolfsburgo ampliaron la serie de los Multivan en un intento por convertirlos en turismos de gran volumen y grandes prestaciones con diferentes variantes de equipamiento, desde el modelo especial Volkswagen Multivan Atlantis, de características más dinámicas, hasta el Volkswagen Multivan Business que más bien parecía una sala de conferencias sobre ruedas.

Los modelos del Volkswagen Multivan

Los Volkswagen Multivan fabricados a partir de 1992 contaban en su equipamiento básico con un revestimiento interior completo, asientos individuales con reposabrazos en la fila central  montados en sentido contrario a la marcha y, de forma opcional, cortinas abotonadas, una segunda batería y una nevera integrada en el asiento. Con los Volkswagen Multivan Allstar y Classic presentados en 1993 se lanzó al mercado un producto de siete plazas con un equipamiento orientado al confort y que incluía aire acondicionado, cuentarrevoluciones, elevalunas eléctrico delantero y cristal térmico. A partir de 1995, los Volkswagen Multivan disponían de dirección asistida de serie. En 1999 se presentó la siguiente serie del Volkswagen Multivan diseñada sobre la base del Volkswagen T5. Esta vez, Volkswagen comercializaba el Volkswagen Multivan como turismo de gran volumen con asientos centrales montados sobre raíles que también se podían anclar en el sentido de la marcha. El modelo de acceso, con un equipamiento de serie reducido, era el Volkswagen Multivan Starline. Las versiones Comfortline y Highline contaban con un equipamiento de mayor calidad. El Volkswagen Multivan United disponía de un chasis deportivo, mientras que la versión con tracción integral se denominaba Volkswagen Multivan PanAmericana. Éste último fue el sustituto del Volkswagen Multivan Syncro. En el Volkswagen Multivan Business los de Wolfsburgo integraron incluso una oficina móvil con modernos dispositivos de comunicación. Desde 2007 el Volkswagen Multivan también se fabrica con dos batallas diferentes de 2,95 metros y 3,32 metros, así como una versión más larga con una capacidad de hasta ocho plazas.

Las motorizaciones del Volkswagen Multivan

Los primeros Volkswagen Multivan diseñados sobre la base del Volkswagen T3 y fabricados entre 1985 y 1990 contaban con motores gasolina de 37 kW (50 CV), motores bóxer de 92 CV con refrigeración por agua, así como con motores turbodiésel de 51 kW (70 CV). En 1996, Volkswagen incorporó por primera vez motores TDI con una potencia de entre 65 kW (88 CV) y 111 kW (151 CV). Los nuevos motores diésel con 1,9 litros de cilindrada desarrollaban 62 kW (84 CV) y 75 kW (102 CV), mientras que los propulsores más grandes de 2,5 litros desarrollaban 96 kW (131 CV) y 128 kW (174 CV). Desde finales de 2006 los Volkswagen Multivan se podían encargar con filtro de partículas de hollín. En cuanto a las mecánicas gasolina, en 1996 se incorporó un motor V6 de 150 kW (204 CV), que en la serie Volkswagen T5 fue sustituido a partir de 2003 por un propulsor aún más potente de 173 kW (235 CV) acoplado a un cambio automático de seis velocidades. El motor de gasolina más pequeño de 85 kW (116 CV) estaba disponible con un cambio manual de cinco velocidades. Según el propulsor, el consumo de un Volkswagen Multivan oscila entre los 13,3 litros (316 g/km CO2) del gasolina de tracción integral y los 8 litros (199 g/km de CO2) del diésel más pequeño.